16 de octubre de 2019, 16:11:24
Deportes

MOTOCICLISMO


MotoGP. El fuego prende en el paraíso: Honda y Lorenzo intercambian punzadas

EL IMPARCIAL

El equipo ha deslizado que no contaría con el balear más allá de 2020 y éste ha respondido.


Este martes, Jorge Lorenzo se mostara motivado e ilusionado con la posibilidad de seguir mejorando en la comprensión de la moto que le ha brindado el equipo Repsol Honda. El piloto balear aceptó el reto de subirse a un desafío colosal, el de ser compañero -y rival- de Marc Márquez en el equipo con mejores pilotos de la historia del motociclismo español. Pero un rosario de lesiones le han torpedeado el rendimiento en este 2019 que, de momento, se está mostrando indigesto.

Ante el advenimiento de la carrera en el circuito de Le Mans, Jorge -que es el piloto que más veces ha ganado allí, con cinco triunfos- compartió en una nota de prensa que "el entrenamiento del lunes después de Jerez fue productivo e importante, permitió estar más tiempo sobre la moto y debería ayudarnos a entender más cosas y mejorar". "En temporadas anteriores he ido bien en Francia, pero deberemos ver cómo va este fin de semana", remarcaba.

Y en ese comunicado emanado desde Repsol Honda, Lorenzo reflexionaba lo siguiente: "Después de un duro fin de semana, estoy contento de volver a subir a la Repsol Honda sin demasiado tiempo entre carreras". La actitud del quíntuple campeón mundial asomaba como tenaz, determinada a triunfar en esta nueva vuelta de tuerca asumida en su trayectoria deportiva. En el recorrido, nunca conformista, que le ha visto caer y renacer, una y otra vez.

Ver esta publicación en Instagram

That moment. Before racing. #JL99 😈 #ArgentinaGP

Una publicación compartida de Jorge Lorenzo (@jorgelorenzo99) el

Pero este jueves ha restallado una filtrado de Honda que ha generado una polvareda sensacional. Al parecer, el equipo estaría decepcionado con el rendimiento de Lorenzo -que empeora los resultados cosechados en su estreno con Ducati- hasta el punto de hacer público que estaría planteándose bajar de la moto al mallorquín a las primeras de cambio. Al parecer, y siempre según la información filtrada, Alberto Puig no está por la labor de mantener a un Lorenzo de larga adaptación a la moto y le fulminaría como hizo con Dani Pedrosa.

Tan lejos ha llegado la información deslizada que se cuenta que Honda ya habría comunicado al propio piloto el balance de situación: si no mejora sus resultados no seguirá en 2020. Se ha sabido que le achacan el no haber encontrado la posición perfecta encima de la moto y que no consigue adaptarse a la ergonomía de la RC213V. Su estadística en este curso es más que discreta. Fue decimotercero en Catar, duodécimo en Argentina, se retiró en Texas y concluyó en la undécima plaza en Jerez. Por el medio, compitió con una costilla fisurada y cometió un error crucial al pulsar el limitador de velocidad y caer a la última plaza.

Y, claro, Lorenzo ha respondido con la rebeldía que le caracteriza. Sin complejos ni medias verdades. Defiende que se perdió el test de Sepang en la pretemporada, trascendental a la hora de familiarizarse con su nueva moto, debido a la fractura de escafoides en el brazo izquierdo sufrida en enero. Es decir, arguye que le falta rodaje y que esta circunstancia, imparcial, no es poca cosa. Pero se reivindica, pues su categoría y clase no admiten discusión.

Ver esta publicación en Instagram

How many laps?

Una publicación compartida de Jorge Lorenzo (@jorgelorenzo99) el

"Siempre se pueden escuchar este tipo de rumores cuando la situación o los resultados no son positivos, pero personalmente nunca se me ha dado un ultimátum ni se me ha hablado sobre este tema. Y las dos partes sabemos que la conexión piloto-moto va a ser más complicada para conseguir resultados porque no está siendo una conexión natural", afirmó, remarcando que necesitará más tiempo para sacar todo el jugo de su pilotaje en la moto.

Proseguiría alegando que "no es algo que dependa de mí ni que pueda cambiar la paciencia que pueda tener una escudería. Lo único que sé es que tengo dos años de contrato y es importante que seamos conscientes de que va a ser un proceso largo que no va a ser natural, pero cada pequeño progreso nos va a acercar a nuestro objetivo y hay que valorarlo como si fuera una pequeña victoria. Con tiempo y con kilómetros, iremos a positivo y habrá evoluciones a mejor".

"Cuando me he subido en la moto y he apretado el botón modo carreras, he rendido igual que sin presión o estando tranquilo y no creo que dependa, a estas alturas, de lo que vaya a pasar en la pista. La Repsol Honda es una moto que se tiene que pilotar frenando muy tarde, cruzándola de atrás, inclinando pronto y buscando el ángulo, nunca va a ser una moto natural para mí, como no lo fue la Ducati, así que necesitas más tiempo para adaptarte y lo mismo le puede estar sucediendo a Zarco, por ejemplo, porque cuando subió a la Yamaha se llegó a escapar en la primera carrera y con la KTM está de los últimos", remató.

Ver esta publicación en Instagram

Repsol Honda Team 2019! #25RepsolHonda

Una publicación compartida de Marc Márquez (@marcmarquez93) el

Ante el alcance de la hoguera, también la tomado la palabra Marc Márquez. El catalán, que vive con placidez su liderado en el Mundial de MotoGP, ha comentado lo siguiente: "Yo creo que Honda no haría eso, Jorge no tiraría la toalla y por eso creo que esa no es una posibilidad real, aparte que estamos en la cuarta carrera y queda toda una temporada por delante. Sabemos cómo es Jorge, que es un piloto muy rápido pero que necesita su tiempo de adaptación y ésta es una moto ganadora".

"Al final llegará aquí o en Mugello y lo hará bien y entonces todo el mundo callado. Esto pasa en el deporte, se vive del presente y cuando toca sufrir a veces la gente te hace sufrir más, pero en realidad está en el deportista cómo gestionarlo. El talento de Jorge, lo que ha conseguido y lo que es capaz de hacer encima de una moto, nadie lo duda, porque ya lo ha demostrado, pero sí que es cierto que cuando llegas a un proyecto ganador y a una fábrica como HRC, que la moto está delante, eso quiere decir que tú te tienes que adaptar lo más rápidamente posible y dar el nivel que implica estar en HRC, pero está claro que por esfuerzo seguro que no es y poco a poco va a llegar", subrayó Marc. Los cacareados problemas surgidos de la rivalidad de los pilotos, contra todo pronóstico, no ha resultado el motivo del primer conacto de concflicto en el Dream Team patrio.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es