12 de diciembre de 2019, 5:50:32
Deportes

FINAL FOUR


Euroliga. El CSKA remonta al Real Madrid y es finalista | 95-90

M. Jones

Los españoles colapsaron en el último cuarto y De Colo y el 'Chacho' Rodríguez decidieron.


El Real Madrid se presentó en el Fernando Buesa Arena para afrontar el abordaje de la Uncédima Copa de Europa. Lo hizo siendo conocedor de la dificultad de su empresa: se le atravesaba en el camino el todopoderoso CSKA de Moscú. Y, además, conocían el hecho de la clasificación para la final del Anadolu Efes, que en la otra semifinal de esta Final Four doblegó con total rotundidad al favorito Fenerbahce. Por ello, la relajación no estaba permitida. Ni mucho menos.

Y arrancarían los pupilos de Pablo Laso con un mate de Walter Tavares. El pívot caboverdiano era el principal obstáculo sobre el que trabajar para los rusos, más la importancia de esta pieza espigada en la pintura valdría para que los españoles se adelantaran con celeridad hasta un 11-22 esperanzador -cuando restaban dos minutos para la conclusión del primer cuarto-. Superados los nervios iniciales -en los que Taylor fallaría una bandeja y el marcador viajaría apretado-, los merengues volarían según el mandato de Tavares (6 puntos, 7 rebotes, 3 tapones y 15 de valoración en los primeros 10 minutos).

Ver esta publicación en Instagram

You can’t take your eyes off this one 👀

Una publicación compartida de Turkish Airlines EuroLeague (@euroleague) el

Entonces, emergió Sergio 'Chacho Rodriguez para minimizar los daños, cerrando el acto inicial con un 18-22. Avisó de lo venidero, si bien el comienzo del segundo periodo acogió otro intento de escapada del Madrid (18-24 y 20-26). La intensidad de los madrileños maquilló su desacierto en el triple, mas los moscovitas ajustarían sus revoluciones y su labor en el cierre para volver a entrar de lleno en el duelo. En consecuencia, tomarían sus primeras ventajas (29-28 y 34-33). El 'Chacho' -14 puntos al descanso- y Clyburn rendían con todo para que el descanso se decretara con una mínima ventaja merengue (43-45). Causeur y Thompkins habían sido los encargados de alimentar la ambición española hasta este punto.

Poco se vio de la conexión de Sergio Rodríguez con Hines, Higgins y De Colo, y menos se vería en una reanudación protagonizada por el efecto de las palabras de Laso en el camarín. Un mate de Clyburn en la cara de Tavares ejerció de telonero de la explosión de energía madrileña, comandada por Campazzo. El argentino arrancó un 2+1 y la tercera personal del 'Chacho', sembrando un intervalo de dominio total de los líderes de la ACB. Rudy Fernández, Caseur y Anthony rimaron para edificar un colchón que pasó del 50-61 al 51-65. Con 14 puntos de desventaja, De Colo tomaba las riendas de los suyos desde el triple y el base canario volvió a tiempo para sanar a los rusos, que llegaron a los 10 minitos finales con un 65-73 más manejable que la previa brecha de 14 puntos.

La racha de Sergio catapultaría la confianza de los moscovitas. Y apareció Hunter para establecer una pelea de dos contra dos en la que Caseur y Llull aportaban para los españoles. Los parciales se sostenían (67-73 y 69-75), ante el intento de incendio del CSKA y la anestesia merengue. Nada hacía presagiar lo que sobrevendría: un bloqueo total del acierto madridista. Llull marraría tres tiros de tres, Tavares y Campazzo cayeron en problemas de faltas y a Laso le pitaron una técnica muy polémica. Se estaba activando el desplome con De Colo gestionando con clase la ventana de oportunidad.

Del talento del francés y del canario florecería la remontada de un CSKA que se puso 76-78 y 79-80 en el mejor momento para ellos. Se obcecó el Madrid en mejorar su pobre tino desde la larga distancia a falta de cuatro minitos para la finalización y lo amortizaría un conjunto ruso con las ideas más claras. El empate a 80, certificado por un tiro libre de Clyburn -a 3.39 del final-, inauguraba el incierto desenlace. Y Taylor pareció refrescar la confianza española con un tiro de tres (80-83), mas De Colo encadenó cuatro puntos y distanció a los moscovitas (89-85, con 45 segundos por jugar). Finalmente, Llull marraría la ocasión de mandar el enfrentamiento a la prórroga, con 93-90 y 15 segundos, y la aventur continental del vigente campeón llegó a su fin.

Dimitris Itoudis triunfó desde el banquillo. Sin embargo, fueron Nando de Colo (23 puntos anotados y 27 de valoración) y Sergio Rodríguez (23 puntos) los ejecutores de la reacción meritoria de un CSKA reforzado anímicamente. Que se llegó a ver fuera. Los nacionales, por su parte, contaron con Fabian Causeur (18 puntos) a su máximo anotador, pero pagarían cara su falta de puntería, sobre todo en el último cuarto. Viendo cómo se les escapaba de las manos un triunfo que tenían bien encauzado antes de cruzar la frontera de los 10 minutos determinantes. El aroma a Undécima que se respiraba en Vitoria fue borrado en una clausura apretada y dura para Laso y compañía.


- Ficha técnica:

95 - CSKA Moscú (18+25+22+30): De Colo (23), Hackett (3), Kurbanov, Clyburn (18) y Hunter (8) -cinco inicial-; Sergio Rodríguez (23), Higgins (11), Hines (6), Bolomboy y Peters (3).

Entrenador: Dimitris Itoudis (Grecia).

90 - Real Madrid (22+23+28+17): Campazzo (10), Rudy Fernández (10), Taylor (3), Randolph (12) y Tavares (6) -cinco inicial-; Llull (13), Causeur (18), Carroll (5), Thompkins (9), Ayón (2) y Deck (2).

Entrenador: Pablo Laso (España).

Árbitros: Matej Boltauzer (Eslovenia), Borys Ryzhyk (Ucrania) y Anne Panther (Alemania). Eliminado por faltas Campazzo (m.40), Tavares (m.40) y Rudy Fernández (m.40).

Incidencias: segunda semifinal de la Final a Cuatro de la Euroliga de baloncesto 2018-2019, disputada en el Fernando Buesa Arena ante 13.199 espectadores, según datos de la Euroliga.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es