18 de noviembre de 2019, 2:49:33
Nacional

XIII LEGISLATURA


El socialista catalán Manuel Cruz, nuevo presidente del Senado por 140 votos

E.I.

El político del PSC pide "altura de miras" para convertir el Senado en una "auténtica Cámara territorial influyente".


El nuevo presidente del Senado, Manuel Cruz, ha pedido a los miembros de la Cámara Alta "altura de miras" para convertirla en una "auténtica Cámara territorial influyente" sin esperar siquiera a una futura reforma de su Reglamento y también de la Constitución, de la que él se ha mostrado partidario.

El senador del PSC, que al término de su primer discurso como presidente ha recibido la ovación de los senadores socialistas y de los del PP, ha instado a la nueva Cámara a actuar con "valentía" para "explorar consensos", más allá de la "aritmética parlamentaria", y dar prioridad a los "argumentos" y las "razones".

Cruz ha dejado claro que su apuesta por el Senado es de "futuro" y ha aconsejado abandonar el "uso partidista e interesado" de esta institución, que a su entender puede ser "gran parte de la solución a la situación territorial" por la que atraviesa España, para la cual ha reclamado "confianza y complicidad" a los grupos.

Su alocución, en el antiguo Salón de Plenos de la Cámara Alta, ha estado salpicada de reflexiones sobre la utilidad de la institución y también sobre la defensa de los valores de la "tolerancia y el diálogo" de manera que sirvan para garantizar la convivencia y encontrar acuerdos.

Eso sí, el senador socialista se ha comprometido a luchar por ello bajo el supuesto que "desde la palabra y el respeto al marco constitucional todas las ideas y proyectos políticos son legítimos y merecen ser reconocidos, escuchados y debatidos", algo que constituye, ha enfatizado, "el corazón mismo de la democracia".

Se ha definido Manuel Cruz como un persona "comprometida", no "equidistante" ni "indiferente", convencido de que se abre una oportunidad para recobrar el "funcionamiento normal" de las instituciones y acabar con el "desprestigio" que han sufrido.

Así, el "deber" de estas instituciones debe ser "reforzar su solidez y eficacia", ha recalcado, para dar "certidumbres y esperanzas" a los ciudadanos, algo que en democracia, ha proseguido, se consigue mediante "el diálogo, el debate y finalmente el acuerdo".

Cruz ha recalcado que la España de las Autonomías "ha sido un gran acierto en términos históricos y políticos" y ha abogado por reformar el Reglamento del Senado, e incluso la Constitución, para convertirlo en una Cámara "centrada en el diálogo entre distintas administraciones del país y en la atención y el impulso de la cohesión territorial de España".

Pero también ha dicho que no esperará a estas reformas para hacer del Senado una "auténtica Cámara territorial influyente", una "cuestión insoslayable" a la hora de construir el "futuro" de España, y aportar "soluciones" a asuntos como la despoblación, el reto demográfico o la financiación local y autonómica.

Para lograrlo ha solicitado a los grupos "confianza, complicidad y buena voluntad" para convertir al Senado en "parte de la solución a los desafíos que enfrenta nuestro modelo territorial" y les ha pedido "altura de miras para otear un horizonte lleno de incertidumbres pero también de oportunidades".

Ha apelado a los senadores más jóvenes para que ayuden en esta tarea y ha hecho notar que "nuestra complejidad como país es también nuestra riqueza" para apostillar: "Debemos amar España por lo que es, y no por cuánto se parezca al molde en el que nos gustaría que encajara".

Un país "diverso y plural", ha incidido, lo cual no debería implicar que sea "problemático ni disfuncional territorialmente", gracias a instituciones como un Senado "que no eluda sino que fomente los debates en los que más nos jugamos nuestras certezas, nuestros miedos y nuestros anhelos como país".

Cruz, quien ha defendido que el Senado siga siendo sede de las reuniones periódicas de la Conferencia de Presidentes, ha apuntado que deberá pronunciarse en asuntos como el cambio climático, la construcción europea o la lucha contra la "intolerable" violencia machista.

Y ha asegurado que respetará el "peso" de las fuerzas políticas mayoritarias, compromiso que ha hecho extensivo a las nuevas formaciones que se han incorporado a la Cámara Alta. Tras convocar a todos a iniciar "una nueva etapa que no olvide el pasado que nos constituye pero que mire hacia el futuro", Manuel Cruz ha concluido su primer discurso dando las gracias a todos en catalán, gallego, euskera y castellano.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es