21 de noviembre de 2019, 20:03:00
Nacional

COMIENZA LA XIII LEGISLATURA DE LAS CORTES


Los separatistas se burlan del Congreso al prometer por la República

Javier Cámara

Los independentistas y Vox convierten el Hemiciclo en un circo.


Todas las miradas estaban puestas este martes en los cuatro líderes independentistas en prisión preventiva moviéndose a su antojo en el Congreso de los Diputados, en el momento en el que Oriol Junqueras saludaba a Pedro Sánchez en una conversación encontradiza y breve, pero sobre todo, y aquí llegó la polémica, los objetivos afinaron cuando se acató la Constitución con las más inverosímiles y estrambóticas fórmulas. Las Cortes de la nueva Legislatura, la XIII, ya están en marcha y en su primer día, los separatistas han convertido el Hemiciclo en un circo con el consentimiento de su presidenta, Meritxell Batet, que lo consintió todo.

El momento esperado, al final, ha sido el del acatamiento de la Constitución. Se ha escuchado desde el “por España” de los diputados de Vox hasta el tradicional por “imperativo legal” y por “la libertad de los presos y exiliados políticos” que han esgrimido los separatistas.

El diputado de ERC, Gabriel Rufián, ha sido de los más completos: “Por la libertad de los presos y exiliados políticos, por la República Catalana, sí prometo”. Original ha sido también el secretario primero del Congreso, diputado de los comunes, Gerardo Pisarello: “Por unos nuevos tiempos republicanos”. El diputado por Álava de Unidas Podemos, Juanxto López de Uralde, ha prometido: “Por todo el planeta”.

Finalmente, tanto alarde de originalidad ha provocado el encontronazo entre la presidenta del Congreso y el líder de Cs, que ha pedido el uso de la palabra. Albert Rivera, entre los golpes en los escaños de los representantes de Vox, ha denunciado: “Se ha permitido que se hable de presos políticos en una democracia. Aquí no hay presos políticos, hay justicia: le pido que actúe para parar este tipo de actuaciones”.

Momentos antes Oriol Junqueras prometía su cargo “por el compromiso republicano y como preso político, por imperativo legal”. El líder de Ciudadanos entiende que personas que “han pisoteado” la dignidad de España han vuelto con este juramento a “humillar a los españoles” ante la pasividad de la presidenta del Congreso.

Meritxell Batet, pusilánime a la reprimenda, le ha respondido que la fórmula usada por Junqueras, así como la mayoría de las escogidas por los parlamentarios independentistas, han sido respetuosas con el ordenamiento jurídico: “No se ha mermado la esencia del acatamiento, que es el compromiso de respeto a la Constitución, y esta presidencia será ejercida para que en todo momento haya respeto a la Constitución”.

¿Está segura la presidenta de que los diputados nacionalistas, separatistas y populistas, con elogios a la República, han mostrado su compromiso de respeto a la Constitución?

Más críticas a Batet

Por otra parte, la presidenta del Congreso, que ha advertido en su discurso final de que nadie “representa en exclusiva a España, ni a ninguno de sus territorios ni a la voluntad de toda la ciudadanía” y que el ejercicio de la democracia no pueden ser “gritos ni faltas de respeto”, se ha llevado también las críticas de otros miembros de la oposición, que la han calificado de “cómplice” de los independentistas.

Precisamente por las fórmulas de acatamiento elegidas por los diputados separatistas, el líder del PP, Pablo Casado, ha dudado de Batet para hacer cumplir el Reglamento de la Cámara por “blanquear delitos muy graves contra la Constitución”. La diputada Cayetana Álvarez de Toledo se lamentaba en Twitter:

Igualmente, el presidente de Vox ha cuestionado a la presidenta del Congreso por permitir que los independentistas cometan “fraude de ley”. Santiago Abascal considera que se les ha consentido hacer “apología del golpe de Estado del 1 de octubre” en Cataluña.

Pero Casado no se ha referido solo a la presidenta del Congreso. Ha lamentado que “gran parte del arco parlamentario está al servicio de los que han dado un golpe al Estado” y ha contado cómo Junqueras se acercaba al presidente del Gobierno y le decía “tenemos que hablar”, a lo que cree que Sánchez ha contestado “no te preocupes, Oriol”.

Abascal ha criticado la presencia este martes de los diputados electos encarcelados preventivamente: “España no tiene una legislación suficientemente fuerte para defenderse, porque lo deseable es que quienes están siendo juzgados en este momento por atacar a la soberanía nacional no hubieran podido estar presentes hoy en la constitución del Congreso”.

Vox ha solicitado por ello a la Mesa del Congreso que sean suspendidos de sus funciones: “No son diputados”.

Suspender de sus funciones a los presos

Al respecto, la Mesa del Congreso deberá decidir si suspende las funciones o no a los cuatro diputados catalanes. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha recordado a primera hora que, en aplicación del Reglamento del Congreso, los diputados independentistas presos no pueden ejercer su función. Por ello, ha dicho, no es necesario que el Ejecutivo tome ninguna decisión al respecto.

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha pedido a los nuevos presidentes del Congreso y del Senado a que preserven los “derechos políticos” de los diputados presos y que respeten así “la voluntad democrática de las urnas” del 28-A.

Por su parte, el Gobierno Vasco ha subrayado que desde una perspectiva estrictamente política sería un “error” la suspensión en sus funciones de los diputados electos catalanes que se encuentran en prisión preventiva.

Muchos y variados saludos

Los cuatro diputados electos en prisión preventiva por el juicio del procés han aprovechado la sesión constitutiva del Congreso de la XIII Legislatura para moverse con total libertad y saludar a otros diputados. Junqueras lo ha hecho con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y con integrantes de En Comú Podem. Luego, ha saludado expresamente al presidente en funciones, Pedro Sánchez, antes de departir con otros ministros en funciones.

También han saludado al presidente en funciones Jordi Sànchez y Jordi Turull. Por su parte, Josep Rull ha hablado con ministros como Josep Borrell y Dolores Delgado.

Al final, Junqueras, Rull, Turull y Sànchez, de vuelta a la cárcel custodiados por la Policía.

Por su parte, el Rey recibirá este miércoles en el Palacio de la Zarzuela a la nueva presidenta del Congreso, Meritxell Battet, y al del Senado, Manuel Cruz, que le comunicarán oficialmente la constitución de sus respectivas cámaras en la XIII legislatura.

Se inicia así el proceso para que Felipe VI designe un candidato que intente conseguir la mayoría suficiente del Congreso y ser investido presidente del Gobierno.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es