18 de octubre de 2019, 15:49:57
Nacional

PACTOS


Ábalos no da ningún gobierno por perdido: "Lo vamos a pelear todo"

EL IMPARCIAL/Efe


La dirección federal del PSOE no da ningún gobierno autonómico o municipal por perdido y está dispuesta a "pelear" para alcanzar acuerdos en todos los territorios en los que han ganado las elecciones, según ha avanzado este lunes el secretario de Organización, José Luis Ábalos.

"El PSOE no da por perdido nada. Lo va a pelear todo y va a intentar que prevalezca la voluntad mayoritaria de los ciudadanos", ha recalcado Ábalos en una rueda de prensa en la que ha abogado por que todos los partidos empiecen a "reconsiderar sus estrategias" una vez terminado el ciclo electoral.

Si Cs levantara su cordón sanitario a los socialistas, estos podrían acceder a las alcaldías de Burgos, Palencia, Cáceres, Badajoz, Guadalajara, Ciudad Real, Jaén, Granada, Huesca y Zaragoza.

También podría gobernar el PSOE con apoyo de Cs en Castilla y León, Aragón y Murcia.

Ábalos ha explicado que en la reunión de la ejecutiva federal que ha analizado los resultados del 26M, a la que no ha asistido el líder del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que se encuentra en París, se ha creado una comisión de seguimiento y evaluación de propuestas de acuerdos para la gobernabilidad autonómica y local.

Integrada por el propio Ábalos, por el secretario de Coordinación Territorial, Santos Cerdán; la de Política Municipal, Susana Sumelzo; y el de Política Federal, Patxi López, dicha comisión estudiará diferentes escenarios, escuchará a las formaciones y será flexible con las circunstancias particulares de cada comunidad.

La disposición de los socialistas es la de encontrar puntos de convergencia con otros partidos sin excluir como "socio político preferente" a Podemos a la hora de "explorar y alcanzar acuerdos programáticos o de gobierno, sin dar por supuesto nada ni excluir nada, siendo humildes, realistas y conscientes de donde nos han situado a cada uno en las urnas".

"El PSOE no renuncia a ejercer la confianza que los ciudadanos les han otorgado y la posición que nos corresponde. Haremos valer y prevalecer nuestra condición de ganadores", ha insistido Ábalos, tras reprochar, en alusión al PP, que "haya perdedores que lo han celebrado con una victoria estimando que van a recibir el apoyo de otros".

Tras advertirles de que "se precipitan", ha hecho hincapié en que todos los partidos deben "resetear sus estrategias pensando en el interés general y la estabilidad política e institucional".

En ese contexto, ha recordado el encuentro de esta noche de Sánchez con el presidente francés Enmanuel Macron, para analizar los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo, intercambiar puntos de vista sobre la renovación de cargos y abordar estrategias para frenar a los partidos extremistas.

Tras reivindicar que España es un ejemplo en Europa por haber puesto coto a la expansión de la extrema derecha -Vox ha perdido la mitad de votos del 28A-, ha defendido que, si Cs se va a integrar en el grupo de los liberales europeos, no debería "insuflar aire a Vox en las instituciones ni convertirse en la llave que dé acceso a Vox a los gobiernos locales y autonómicos".

"Sería terrible que fuera la bisagra que diera entrada a los ultras; no lo podrían entender los liberales europeos", ha advertido.

Se ha referido también al caso concreto de la Comunidad de Madrid, donde ha asegurado que en el PSOE no dan "por hecha la coalición de derechas", y al de Castilla y León, donde ha destacado que Cs tiene la "oportunidad de cambiar un proyecto agotado y de liderazgos cuestionados".

Respecto a Madrid, ha censurado además que la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, haya dicho que quiere utilizar el Ejecutivo regional para confrontar con el de Pedro Sánchez, y lo ha considerado un "despropósito" y una "irresponsabilidad".

Sobre la posibilidad de un Gobierno de coalición con Podemos en España, el número tres del PSOE ha reiterado que la posición del partido sigue siendo la misma que antes y después de las generales del 28 de abril, es decir, que los socialistas están dispuestos a dialogar con todos, pero que su gobierno será "de orientación socialista, abierto a independientes y progresistas comprometidos con el cambio social y los nuevos tiempos y sensibilidades, pero un gobierno socialista".

No obstante, no ha querido descartar que Pablo Iglesias pueda convertirse en ministro de Sánchez, con el argumento de que "le corresponde al presidente del Gobierno" tomar esa decisión.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es