14 de octubre de 2019, 10:02:27
Deportes

MOTOCICLISMO


MotoGP. Márquez resta importancia a la compañía de Lorenzo antes de correr en Italia

EL IMPARCIAL

El líder de Repsol Honda entiende que no necesita de un compañero de nivel para volver a conquistar el título.


El calendario de MotoGP desembarcará este fin de semana en el Gran Premio de Italia. Allí, Marc Márquez buscará repetir triunfo y ampliar la profundidad de la distancia que mantiene en el liderato del Mundial de pilotos. Viene impulsado por una serie de resultados y sensaciones magníficas que, sumadas al irregular rendimiento del resto de favoritos, ya apuntan hacia el español como el único capacitado para acabar en lo alto del podio este 2019.

En todo caso, Márquez ha firmado el sexto mejor tiempo en una primera jornada de entrenamientos libres en la que pilotos jóvenes, pertenecientes a la nueva hornada que ya ha llegado a la élite, han marcado el paso. Competitivo como siempre, el catalán ha relativizado la importancia de los resultados de este viernes. Le han preguntado por el ritmo que han pautado peones ambiciosos como Bagnaia y Quartararo, que están debutando en la máxima categoría.

"Van rápido porque cuando llegas de Moto2, el paso por curva lo tienes. Pero esto poco a poco lo vas perdiendo y vas ganando otros puntos, que en el global te hace mejor. Yo cuando llegue a MotoGP tenía más paso por curva y poco a poco lo he ido perdiendo, pero en este circuito es mucho de paso por curva", analizó, restando importancia a las aparentes mejorías que podróan presentar en carrera estos 'novatos' en el Autódromo Internacional de Mugello.

Ver esta publicación en Instagram

FP2 - P.6 #ItalianGP

Una publicación compartida de Marc Márquez (@marcmarquez93) el

Y le serían puestos sobre la mesa los problemas que está atravesando Jorge Lorenzo para adaptarse a la Honda. "Está claro que si tu compañero de equipo es rápido, te esfuerzas más porque te aprieta. Pero para localizar los problemas, no hace falta tener un compañero rápido porque tengo más experiencia y sé entender mejor dónde están los problemas. Sé cuáles son mis ambiciones y mis objetivos, y me da igual qué compañero de equipo haya, mi objetivo siempre es ganar", resumió.

Ampliaría las dificultades que está gestionando subrayando que "en este Gran Premio siempre nos ha costado la velocidad punta, no sé por qué, pero no ha sido de los puntos fuertes". "Bien es cierto que en el cambio de rasante, que depende de la línea, de cómo frenas, sacrificas un poco la velocidad punta y frenas un poco más recto. Lógicamente intento frenar lo más lento posible, porque ya tuve un susto en 2013, y prefiero perder un pelín de velocidad punta y frenar recto y constante en cada vuelta", sentenció. Y se marchó reconociendo que desconoce si sus rivales (Valentino Rossi y Andrea Dovizioso) han montado neumático nuevo. "Lorenzo sé que no lo ha puesto, pero de Rossi y Dovizioso no lo sé y por eso es importante entender la forma de trabajar, pero ¿quién está siempre los domingos? Están los ilustres", finalizó.

Por otro lado, Lorenzo está batallando para ver la luz al final del tunel que está constituyendo este inicio de temporada. Acabó vigésimo la primera jornada de entrenamientos Mugello, un resultado que se suma unas cifras muy discretas desde que arrancó el Mundial. Aún así, el balear no admite pesimismos y proclamó su entusiasmo ante el nuevo carenado que podría utilizar en el Gran Premio de Cataluña, en quince días. "En este momento, para guardar energía en las frenadas tengo que llevar manillares muy altos y muy cerca de mí, y eso me limita un poco en otros puntos del circuito. Pero de momento es la mejor solución para intentar cansarme menos en la frenada", se excusó el quíntuple campeón.

Ver esta publicación en Instagram

😁😬🥴😒 #ItalianGP

Una publicación compartida de Jorge Lorenzo (@jorgelorenzo99) el

"Habrá que estar seguro de que es lo que hace falta, por lo que antes de Montmeló posiblemente lo utilicemos y ahí encontraremos la mejor combinación", expuso al hacer referencia a la implementación de ese nuevo carenado, ya que de colocarlo en Montmeló no podrían volver a modificarlo en lo que queda de temporada. Mas, el balear prosigue estudiando cómo mejorar y busca "un poco más de espacio y de anchura y profundidad de las rodillas para tener más apoyo y relajar más los brazos en las frenadas".

Y tuvo que responder a cómo ve él su rendimiento en esta jornada: "Ha sido un día muy malo en cuanto a posición, sobre todo por la mañana, pues por la tarde hemos terminado el veinte porque todavía no vamos rápido. Pero también porque hemos salvado un neumático trasero para tener mañana más oportunidades. No tenía mucho sentido estando mal intentar mejorar y quedarnos fuera de la Q2, por eso es mejor intentar estar mejor mañana y tener dos neumáticos con mejores condiciones y una pista con más agarre". "Si mañana no conseguimos una vuelta explosiva salir de tan atrás dificultará mucho las cosas", remarcó.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es