17 de octubre de 2019, 4:44:29
Nacional

PACTOS


PP y Cs comienzan la negociación para gobernar en Castilla y León

EL IMPARCIAL/Efe

La formación de Rivera considera "esperanzadora" la primera reunión.


La primera reunión formal sobre la gobernabilidad en Castilla y León tras las elecciones del 26 de mayo, desarrollada entre representantes de Cs y PP, ha sido "productiva y esperanzadora", según el secretario de Acción Institucional de Cs a nivel estatal, José María Espejo.

Tras una reunión que ha durado algo más de una hora, celebrada en las Cortes de Castilla y León, tanto el secretario nacional de Acción Institucional de Ciudadanos, José María Espejo, como el secretario general del PP, Teodoro García Egea, han destacado la buena sintonía en torno al decálogo presentado por Cs y se han mostrado convencidos de las posibilidades de llegar a un acuerdo de gobernabilidad.

"Estamos satisfechos con esta primera reunión", ha comenzado por decir Espejo, el primero en comparecer para calificarla de "productiva" y "esperanzadora", al constatar la "voluntad de las dos formaciones de intentar llegar a un acuerdo para mejorar la vida de los ciudadanos". En el mismo sentido, Egea ha afirmado que la reunión ha sido "fructífera" y supone "gran punto de partida" para articular un "nuevo proyecto" para Castilla y León, ya que ha percibido "mucha receptividad" en Ciudadanos.

Tras expresar la satisfacción de Ciudadanos con este primer encuentro, Espejo ha citado la voluntad de las dos partes de llegar a un acuerdo para mejorar la vida de los castellanoleoneses. Ha subrayado que las medidas vinculadas con la regeneración suponen un aspecto "fundamental" y "sustancial" para que Ciudadanos pueda llegar a un acuerdo programático, en el que comienzan a trabajar desde hoy mismo

El representante de Ciudadanos ha puesto el acento en todo momento en que para sacar adelante el acuerdo programático va a ser "fundamental" y "sustancial" que haya avances en materia de regeneración democrática, ya que ha considerado que el PP ha ido "a rastras" en esta materia, hasta el punto de que Espejo ha indicado que "condicionará la continuidad de las negociaciones".

Con este movimiento, Ciudadanos ha primado la negociación con el PP, que fue la segunda fuerza en escaños y en votos el 26-M, en la línea de lo anunciado por el secretario general, José Manuel Villegas; mientras que las negociaciones con el PSOE estarán condicionadas a que no avancen las conversaciones con el PP.

En la misma línea se ha manifestado el secretario general del PP, Teodoro García Egea, quien ha anicipado un pronóstico: "Todo parece indicar que el Partido Popular y Ciudadanos vamos a gobernar juntos en Castilla y León”, ha dicho, tras la reunión.

La sintonía entre ambas formaciones se ha mantenido también en los líderes autonómicos y candidatos a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP) y Francisco Igea (Cs), quienes han introducido algunos matices y detalles a las comparecencias de sus compañeros de partido a nivel nacional.

Igea ha asegurado que "las cosas van a cambiar y los ciudadanos lo van a ver" en las medidas que se acuerden, más allá de las personas que ocupen los cargos, sobre las que se ha negado a hablar de momento, hasta que no haya un acuerdo programático.

"Lo importante está por llegar", ha sentenciado Igea, quien ha concretado que no tienen la intención de "vetar" a personas concretas dentro de esta negociación, pero ha añadido que algunas de las exigencias harán "imposible que estén en el Gobierno", ha dicho en referencia a los investigados formalmente por la Justicia.

Por su parte, Mañueco ha considerado el decálogo de Ciudadanos como un "magnífico punto de partida" por los "muchos puntos de coincidencia" encontrados en él y porque su partido está abierto a tomar medidas como revisar "punto a punto" el funcionamiento de la Administración para mejorar su "eficiencia" y para "mejorar la motivación" de los empleados públicos, entre otras cuestiones, para impulsar un "proyecto de renovación".

El PSOE, con el 35 por ciento de los votos y 35 procuradores, logró vencer en Castilla y León por primera vez en más de tres décadas, mientras que el PP ocupó el segundo lugar al obtener 29 escaños, 13 menos que en la anterior legislatura; mientras que Ciudadanos fue la tercera fuerza, con 12, frente a los 5 de la pasada legislatura.

Esta distribución colocó a Ciudadanos como llave para la formación del próximo Gobierno de Castilla y León, ya que suma mayoría absoluta tanto con el PSOE como con el PP, al que apoyó parlamentariamente durante los últimos cuatro años, pero sin entrar en el Ejecutivo.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es