15 de octubre de 2019, 0:43:02
Editorial

EDITORIAL


Feminismo de pacotilla



El cansino progresismo radical que impera en buena parte de la clase política y en la mayoría de los medios de comunicación todavía no se ha enterado de la popularidad que está adquiriendo el fútbol femenino. Pensarán que es un deporte masculino. En cualquier otro caso, serían tildados de machistas.

Ocurre, sin embargo, que las jugadoras de la selección española juegan al fútbol con la misma furia y calidad que los hombres. La única diferencia radica en la velocidad y la fuerza, una diferencia que hasta las feministas más radicales tendrán que aceptar. Algún día acusarán a la Naturaleza de machista.

La selección española se estrenó en un Campeonato Mundial con una histórica victoria. Nuestras jugadoras tuvieron que remontar un formidable gol de una delantera surafricana que lanzó el balón desde fuera del área y se coló por la escuadra de la portería. Pero las futbolistas españolas, con entusiasmo y coraje, lograron marcar tres goles para llevarse la victoria. Un divertido y emocionante partido.

Paradójicamente, TVE, defensora a ultranza del feminismo más radical, ni se enteró. En la 1ª cadena se emitió una comedia romántica más cursi que su título: “Solo te quiero a ti”. Y la 2 puso un reportaje sobre los samuráis realizado en 2015. Con el partido de la selección de fútbol femenino hubiera triplicado la audiencia. No es de extrañar que se desplome desde que el PSOE asaltó la televisión pública. Entre la burda manipulación de la información y la torpeza en la selección de programas los espectadores huyen en manada. La activista Rosa María Mateo no se entera. Quizás porque sabe que se jubilará al frente de RTVE mientras mantenga la permanente y descarada campaña sobre las andanzas de Pedro Sánchez. Feminista de pacotilla.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es