12 de noviembre de 2019, 12:08:07
Deportes

AMAÑOS DE PARTIDOS


La 'Operación Oikos', el mayor fraude en el fútbol, se retuerce

E.I.

Un futbolista confiesa haber perdido a cambio de dinero y se amplía la sombra nauseabunda en torno al balompié nacional.


Las sospechas de podredumbre en el fútbol español se han tornado reales y explícitas en estos días. Más allá de la red montada por Raúl Bravo y Carlos Aranda para, presuntamente, amañar partidos y ganar dinero en apustas deportivas -que, según las pesquisas, estarían ligadas a procesos de blanqueo de dinero proveniente del narcotráfico-, el fantasma de las primas por perder en los partidos decisivos del calendario ha vuelto para quedarse.

Íñigo López Montaña, futbolista del Deportivo de la Courña, ha sido el encargado de levantar la manta y tirar de ella con rotundidad. Lo ha hecho en una entrevista en la que ha confirmado que en el Huesca-Nástic de la temporada 2017-2018, en la Segunda División, algunos de los jugadores del conjunto aragonés -ya ascendido a Primera- se dejaron ganar para que los catalanes pudieran mantener la categoría. Se trata del partido que inició las investigaciones de la 'Operacivón Oikos'. La sinceridad de sus palabras muestra, incluso, cierta inocencia.

López, jugador del Huesca en aquella época, explicó lo siguiente: "En los últimos partidos se suele mirar el calendario y se habla, porque se conoce a la gente. No es que nos reunamos o se quede en un sitio. Simplemente se dice: 'Oye, no nos fastidiemos, para el que necesite los puntos'. La cosa queda así y no se vuelve a hablar. Cualquiera que haya jugado al fútbol y haya estado en este mundo sabe que esto ha existido desde mucho antes que nosotros. Lo que ocurre es que el asunto de las apuestas lo ha sobredimensionado todo".

En su conversación con el diario El Mundo, el futbolista explica que a la hora de cumplir con lo pactado "bajamos la intensidad, simple y llanamente. No se sale a matar". Y trató de puntualizar que no tiene nada que ver aquel acuerdo fraudulento con el aumento pronunciado del monto de las apuetas que experimentó aquel partido de la segunda categoría del balompié nacional. "Yo he apostado, pero jamás a equipos de mi categoría. Apuesto a partidos de Champions y a otras competiciones", se excusó esta pieza del entramado, que fue detenido y puesto en libertad on cargos. Siempre dentro de la 'Operación Oikos'.

Su rol, según la investigación, habría sido el de intermediario entre los cabecillas de la red y el presidente del Huesca. La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía (UDEV) calcula que el amaño de aquel partido pudo costar en torno a los 200.000 euros. Y, claro, las sospechas se agudizaron al comprobar que las cuotas de una determinada casa de apuestas en favor del Nástic se volvieron del todo inusuales. Aquel duelo inauguró el proceso que estña avergonzando a los profesionales del fútbol español.

Y las reacciones no se han hecho esperar. El Juez de Disciplina Social de LaLiga fue el primero en abrir un "procedimiento de información reservada" por el Huesca-Nástic. En esta pesquisa se tratará de dilucidar la posible responsabilidad de la SD Huesca y del Club Gimnástic de Tarragona en la estafa narrada por el futbolista. Si se comprobara dicha responsabilidad, se darían lugar "a las consecuencias disciplinarias oportunas por posible infracción del artículo 69.2.i) de los Estatutos Sociales de LaLiga". "Se consideran como infracciones muy graves: Las actuaciones dirigidas a predeterminar, determinar o alterar en cualquier tiempo y/o forma, mediante precio, intimidación o simples acuerdos, el resultado de un partido o competición", ha dicho el organismo. La gravedad es nítida: hubo un club que bajó a Segunda B y el Nástic se salvó como consecuencia de un presunto fraude.

Horas antes de la publicación de dicha decisión, Javier Tebas, el jefe de LaLiga, había afirmado que "desde hace mucho tiempo ya se sabía que Carlos Aranda era un pájaro", en referencia al papel prinicial que el exjugador habría, presuntamente, jugado en la red de amaños que investiga la 'Operación Oikos'. "Hay un secreto de sumario y estamos todos esperando que se pueda levantar. Algo sé, pero la verdad real no, porque no he visto el sumario ni las pruebas, pero que Aranda era un pájaro ya lo sabíamos hace mucho tiempo, todo lo que pasara y todo lo que cuentan no me sorprende", recalcó.

Y Tebas quiso defender el derecho a la inocencia de los siete jugadores que habrína sido comprados por Aranda para perder ante el Valencia en la última jornada de Liga, dando a los valencianistas el acceso a la Liga de Campeones, quitándole este estatus al Getafe y provocando el descenso del Girona. Todo en uno. En torno a este brete, el dirigente señaló que hasta ahora sólo ha visto "filtraciones en las que se exageran ciertas conversaciones telefónicas de jugadores". "Son unas conversaciones que ha tenido Aranda por teléfono en el entorno que él dice tú apuesta que hay siete vendidos. Me parece una fanfarronada más de Aranda que un dato real con el que se pueda hablar de siete jugadores del Valladolid ni incluso de uno. Esa es una conversación que mantiene él, no es una conclusión de la policía", zanjó.

Por último, el Comité de Competición de la RFEF suspendió provisionalmente a Íñigo López, a propuesta del instructor, como premio por sus declaraciones relativas al presunto amaño en el partido entre el Huesca y el Nástic. "Ante la gravedad de los comportamientos referidos y las declaraciones del jugador Íñigo López Montaña, y teniendo en cuenta podrían acarrear infracciones disciplinarias, esta mañana la RFEF ha trasladado un informe sobre este tema al Comité de Competición y ha solicitado, de manera urgente y excepcional, medidas cautelares contra el citado jugador, dado que el campeonato de Liga de Segunda División no ha finalizado y el club en el que milita disputa encuentro en el día de hoy", reza el comunicado emitido por el ente federativo.

Además, el Comité ha incoado expediente disciplinario extraordinario al jugador por la presunta comisión de una "infracción disciplinaria muy grave". "Tras analizarla este órgano ha decidido tomar la decisión de suspender provisionalmente al jugador. Desde la RFEF se mantiene el compromiso de tolerancia cero ante cualquier comportamiento que pueda alejarse de transparencia y buen gobierno", ha reseñado la Federación Española de Fútbol. Aunque todo apunta a que la nube nefasta seguirá subiendo con el paso de los días. Con un racimo de clubes clamando justicia al verse muy perjudicados por estos presuntos tejemanjes investigados.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es