8 de diciembre de 2019, 15:33:29
Mundo

UNIÓN EUROPEA


Recta final en Europa: Merkel, Macron y Sánchez se reúnen con Tusk

Luis Vera

Berlín pretende colocar a uno de sus 'halcones' al frente del BCE.


Semana clave en las negociaciones para marcar el relevo de poder en las instituciones europeas. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pretende que la cumbre que se celebra este jueves y este viernes sea decisiva para negociar quienes deben sustituir, tras las elecciones europeas de mayo, varios puestos clave en el entramado de la Unión Europea. España se ha mostrado muy activa y maniobra para colocar a varios representantes, entre los que suenan Josep Borrell, Nadia Calviño y Teresa Rivera.

La clave está en el equilibrio. Los socialdemócratas se han acercado desde el primer momento a los liberales para tratar de tomar el liderazgo en el europeísmo, amenazado por los partidos de ultraderecha, y buscar un candidato común que desbanque al Partido Popular europeo de la presidencia, hasta ahora ejercida por Jean Claude Juncker.

El candidato de los populares europeos, y favorito de Angela Merkel, es Manfred Weber. Sin embargo, socialistas y liberales, que escenificaron su alianza con la reunión entre Pedro Sánchez y Emmanuel Macron en el Elíseo justo después de los comicios europeos, pretenden colocar al socialista holandés Frans Timmermanns.

Pero este juego de equilibrios debe tener en cuenta la otra pata del poder europeo, la económica. La presidencia de Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo con sede en Frankfurt se producirá el próximo octubre. Berlín pretende que el hombre que se sitúe al frente del organismo que comanda el euro sea Jens Weidmann, actual presidente del Bundesbank, considerado un ‘halcón’ partidario de políticas monetarias menos acomodaticias (y más favorables para Alemania y el eje nórdico de Europea frente a los países sureños).



Draghi se hizo famoso por su frase mágica, ‘whatever it takes’, cueste lo que cueste, que detuvo la crisis de deuda soberana en la eurozona, tan profunda que amenazaba con disolver la moneda única y la propia Unión. Sus políticas de tipos al cero por ciento y de expansión cuantitativa llegaban tarde con respecto a las de la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra o el Banco de Japón, pero se mostraron efectivas.

En su última reunión de junio, y temiendo que Weidmann u otro ‘halcón’ entendido a la manera teutona se haga con las riendas de la política monetaria, ha dejado blindados los tipos de interés hasta mediados del año 2020.

Si finalmente un socialista con apoyo de los liberales se hace con la presidencia de la Comisión Europea, Berlín querrá colocar a su candidato en el BCE como contrapeso. Además, la vicepresidencia de Luis de Guindos en el organismo, puede favorecer una visión de equilibrio norte-sur, colocando un presidente con una visión más septentrional.

Al margen del éxito que en su día supuso la vicepresidencia de Luis de Guindos en el BCE, tras años sin representación española en su cúpula directiva, España se muestra muy activa en las negociaciones para colocar representantes nacionales en puestos claves de la Unión Europea.

El Gobierno ha comenzado a filtrar los nombres a la prensa. El número uno de la lista socialista al Parlamento Europeo, Josep Borrell, sería uno de los candidatos mejor situados y Madrid lo ve como el candidato a una vicepresidencia de la Comisión Europea. En caso de no conseguirlo, su nombre también suena fuerte como Alto Representante de Política Exterior de la UE, un cargo que hasta ahora ha ejercido la italiana Federica Mogherini.

Nadia Calviño, una veterana en Bruselas, se perfila asimismo como candidata a alguna de las carteras económicas del Ejecutivo europeo. Como titular de la cartera de Economía en España ha defendido las cuentas de Pedro Sánchez, europeísta, frente a las de la euroescéptica Italia de Mateo Salvini.

Y un tercer nombre de relevancia suena para la cúpula europea: Teresa Rivera, ministra de Transición Ecológica, podría alzarse como una representante de relevancia, ya que la Unión Europea ha situado el Cambio Climático como una de sus prioridades para la próxima legislatura.

Merkel, Macron y Sánchez hablan con Tusk antes de la discusión sobre el reparto en la UE

El jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, se han reunido con el presidente del Consejo Europeo, Donal Tusk, antes de la cena en la que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE discutirán el reparto institucional europeo.

Fuentes del Gobierno español confirmaron el encuentro en el que los tres mandatarios, que son los principales líderes de las familias socialista, popular y liberal, y Tusk han mantenido, previo al debate que ahora tendrá el Consejo Europeo.

La cumbre ha comenzado esta tarde con pocos visos de lograr un acuerdo sobre la renovación de los principales cargos de las instituciones comunitarias, como la presidencia de la Comisión o el Consejo europeos, para el nuevo ciclo europeo.

El presidente en funciones del Gobierno español señaló que en su iopinión el candidato especial ("spitz kandidat") no es "aquel que gana las elecciones" -las ganó el PPE con Manfred Weber como candidato, al que siguen apoyando los conservadores-, sino el que se consensúe por parte de todas las familias.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es