23 de octubre de 2019, 1:53:49
Sociedad

BARCELONA


Macrorredada en el Raval: más de 1.000 policías registran 35 narcopisos

EL IMPARCIAL/Agencias

La operación se ha saldado con al menos 50 detenidos y se ha incautado cocaína, heroína, drogas sintéticas, armas blancas y dinero en efectivo.


Los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Urbana de Barcelona han detenido este jueves al menos a cincuenta personas en una operación contra una red de lateros que se había especializado en la venta de drogas en el barrio del Raval, aprovechando el vacío que dejó la desaparición de los narcopisos.

Más de mil agentes de los tres cuerpos han participado esta tarde en un amplio dispositivo en el barrio del Raval de Barcelona, donde se han registrado 35 domicilios, almacenes y locales, entre ellos algún restaurante, en los que se ha intervenido heroína, cocaína, drogas sintéticas, dinero en efectivo y armas blancas, según ha destacado el jefe de los Mossos en Ciutat Vella, Antoni Sànchez.

En la operación, que sigue abierta y bajo secreto judicial, los cuerpos policiales han practicado hasta el momento veinte detenciones, que se suman a los treinta arrestos de supuestos miembros de la red en el último año en Barcelona en dispositivos conjuntos de Mossos y Urbana contra quince pisos en los que se vendía droga.

Alguno de los pisos registrados hoy eran utilizados por la red como punto de venta para el consumo de heroína, según las fuentes.

Esta red está integrada principalmente por ciudadanos de origen pakistaní que se dedican a la venta ambulante de bebidas, conocidos popularmente como lateros, y que según los investigadores han aprovechado la desaparición de los narcopisos del barrio del Raval, tras la Operación Bacart de octubre del pasado año, para convertirse en uno de los principales grupos que vende droga en el paseo Marítimo y zonas de ocio de Ciutat Vella.

Los detenidos aprovechaban supuestamente su labor como lateros para entrar en contacto con turistas especialmente, a los que ofrecían droga, por lo que los mandos policiales han destacado la oportunidad de haber llevado a cabo este operativo a las puertas del verano y la consiguiente llegada masiva de turistas a Barcelona.

Según el jefe de los Mossos en Ciutat Vella, la investigación contra esta red de "lateros" que se dedica también al narcotráfico se inició hace un año, bajo el nombre Suricat, tras descubrir que vendían droga de todo tipo, coincidiendo en el tiempo con la progresiva desaparición de los narcopisos.

De hecho, desde 2017 las fuerzas de seguridad han logrado desmantelar 182 narcopisos en Barcelona y practicar 245 detenciones, por lo que este fenómeno, controlado por una clan de origen dominicano, ha pasado a "mejor vida" y ya es "residual", según Sànchez.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es