23 de enero de 2020, 16:24:18
Sociedad

CUATRO MUERTOS


El testigo del accidente de Salamanca, familiar de una de las víctimas

E.I.


Cuatro jóvenes, una chica y tres chicos de entre 17 y 20 años, han muerto y dos han resultado heridos de gravedad este domingo en un accidente de tráfico en el municipio salmantino de Galisancho.

Un Renault Megane de cinco plazas ocupado por los seis jóvenes se ha salido de la calzada en un accidente que ha acabado en el acto con la vida de un joven de 17 años y otro de 20. La única chica, de 17, ha fallecido al ser trasladada al hospital, donde ha muerto horas después un cuarto joven de 19 años.

Permanecen ingresados en estado grave los últimos dos ocupantes del coche: un joven de 25 y otro de 29 años, que era quien lo conducía.

Los seis volvían a Alba de Tormes, municipio en el que residían, después de disfrutar de las fiestas de la localidad de Santa Ana

Momentos antes del siniestro, el coche adelantaba a un taxi. Su conductor era testigo de los hechos y fue quien alertó a los servicios de emergencia. En ese momento no conocía que una de los ocupantes del vehículo, en concreto una de las fallecidas, era la hija de sus primos.

Aún se desconocen las causas del accidente, pero se investigará al conductor del vehículo, al que se le imputan cuatro delitos de homicidio imprudente (uno por cada fallecimiento) y por otro de lesiones. Se solicitará incluso autorización judicial para hacerle test de alcohol y drogas.

Según publica el diario El Español, éste acababa de recuperar el carné de conducir pues justo hacía un año que la Guardia Civil se lo había retirado por consumo de alcohol y estupefacientes.

La capilla ardiente ha sido instalada en el pabellón deportivo de Alba de Tormes. Allí, se han decretado tres días de luto y las banderas ya ondean a media asta en el Ayuntamiento.

La localidad acogerá este lunes, 22 de julio, el funeral por las víctimas mortales del fatídico accidente

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es