14 de octubre de 2019, 22:19:01
Nacional

ATENTADOS


Los separatistas alimentan la teoría de la conspiración en el aniversario del 17-A

E.I.

Puigdemont pide aclarar los "puntos oscuros" de la investigación.


En el segundo aniversario de los atentados del 17 de agosto, los partidos políticos vuelven a empañar el homenaje a los 16 fallecidos hace dos años en Barcelona y Cambrils.

Representantes de la Generalidad, del Ayuntamiento de Barcelona y del Gobierno han participado este sábado en un acto institucional en Las Ramblas sin discursos, pero con minuto de silencio y ofrenda floral. Entre los asistentes había algunos que lucían camisetas en las que se podía leer "exigimos la verdad".

Pese a que los Mossos se han desmarcado a través de su comisario jefe, Eduard Sallent, de las teorías conspiratorias alentadas por los separatistas sobre la supuesta implicación del CNI en los ataques, los independentistas siguen alimentando dicha versión.

Así lo puso este viernes de manifiesto el exconsejero de Interior Joaquim Forn en una entrevista en Ara. "El Gobierno español ha optado por el oscurantismo", dijo el político preso, que sigue reprochando que no se comunicara a la policía autonómica catalana la relación que mantenía el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty y los servicios secretos, por lo que cree conveniente que el Ejecutivo de Sánchez inicie una investigación. "Son datos importantes que no se pueden quedar en el cajón, están bien fundamentados y requieren una respuesta urgente de los servicios de inteligencia español".

En los mismos términos se ha pronunciado Carles Puigdemont en Twitter. El expresident ha pedido "aclarar todos los puntos oscuros" e investigarlos en sede parlamentaria: "Es una exigencia insoslayable". Según el político huido, "quedan deberes pendientes", por lo que pide que se dediquen "esfuerzos" a permitir que se abra una comisión parlamentaria "donde se hable sin secretos de Estado ni materia reservada". Torra, por su parte, ha tenido palabras de recuerdo para las víctimas, pero también para su predesor en el cargo, así como para Forn o el exmayor de los Mossos Josep Lluis Trapero.

No son los únicos que siguen posicionados en la conspiración. Los CDR han convocado para esta mañana una contramanifestación en las inmediaciones de la Sagrada Familia en apoyo a las víctimas, pero también para exigir "explicaciones", según reza en su convocatoria.

"No tenemos constancia de que se ocultase ninguna información a los Mossos", opina por su parte Sallent, que ha dejado claro en una entrevista en Efe que la colaboración en materia de información y antiterrorismo entre la policía autonómica, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), la Policía Nacional y la Guardia Civil "era, fue y es buena".

Sallent, que cuando se produjeron los atentados ejercía en la Comisaría de Información de los Mossos, ha descartado que hubiese interferencias políticas que dañaran la "buena relación" entre los distintos cuerpos policiales y con el CNI: "No he visto nunca una intervención política en mi trabajo".

"Yo no he tenido nunca personalmente la sensación de que nadie me haya escondido información. Con las reservas que esto pueda tener, cuando yo he mantenido una relación, tanto con el CNI como con la Policía Nacional o la Guardia Civil, siempre ha sido franca y mutua", ha insistido Sallent, que ha dicho que no ha apreciado ningún "oscurantismo".

De las teorías sobre la relación del imán de Ripoll y el CNI en los atentados del 17-A, cometidos a pocas semanas del referéndum del 1-O, Sallent ha insistido en que todas estas "hipótesis" requieren una "constatación factual" y la aportación de "pruebas fehacientes" y que, en sus diligencias y atestados, los Mossos "no han detectado elementos alrededor de esta cuestión".

"Los Mossos tienen claro cómo se produjo el atentando, ya que hemos llevado la investigación. Hemos acumulado pruebas que demuestran que es una célula de Ripoll la que planifica el atentado y ejecuta acciones terroristas como consecuencia de la explosión no esperada en Alcanar (Tarragona)", ha asegurado.

Para Sallent, la responsabilidad en la planificación y ejecución de los atentados recae en los miembros de la célula: "Esto es lo que nosotros tenemos clarísimo. Lo demás son cuestiones que ni quedan acreditadas en la investigación ni nosotros tenemos ningún tipo de conocimiento sobre ello ni creemos que tengamos que entrar en estos debates que tienen un talante más periodístico o institucional, pero que no corresponden a los Mossos", ha agregado.

El secretario general del PPC, Daniel Serrano, ha acusado, por su parte, a Quim Torra, de "alimentar una teoría de la conspiración un tanto paranoica" sobre la supuesta relación entre el CNI y el cerebro de los atentados.

"Desgraciadamente, en los últimos días y semanas, empezando por el presidente Quim Torra y muchos de sus consejeros, esa unidad no se ha visto porque han contribuido a alimentar una teoría de la conspiración un tanto paranoica", ha señalado Serrano.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es