24 de septiembre de 2021, 17:21:10
Sociedad

ARMADA


Encalla el cazaminas Turia cuando trataba de rescatar el avión del Ejército del Aire

Efe

En el accidente de la aeronave falleció el comandante de la Academia General del Aire Francisco Marín.


El encallamiento de un cazaminas de la Armada por el temporal de este martes ha ralentizado la búsqueda de los restos del avión del Ejército del Aire que se estrelló este lunes en el litoral murciano y cuyo piloto falleció. Con las playas de Monte Blanco y Galúa cerradas al baño para esas tareas por el Ayuntamiento de Cartagena, que ha decretado un día de luto por el fallecimiento del comandante de la Academia General del Aire Francisco Marín por el fuerte impacto contra el agua de la aeronave, el cazaminas Turia ha encallado a las 9:50 horas, lo que ha "paralizado" a los equipos de búsqueda de los restos del avión.

Con esa palabra lo ha definido en rueda de prensa esta tarde el jefe de Estado Mayor de la Fuerza de Acción Marítima, Juan Bautista Pérez, que ha matizado que al ir el tiempo mejorando a lo largo de la tarde se puede avanzar en ambos operativos, aunque no ha dado fecha para culminar el desencallamiento del buque. Respecto al accidente aéreo, la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha dicho en una entrevista en la cadena Ser que el avión estaba en condiciones óptimas "y podía operar perfectamente".

"Todo funcionaba dentro de la normalidad" y "en absoluto" es obsoleto el C-101, cuya renovación como avión de entrenamiento de pilotos militares ya ha sido aprobada en Consejo de Ministros para 2021, ha añadido. "Ningún comandante con la experiencia" de Francisco Marín, cuyo cuerpo no ha podido ser completamente recuperado, "se habría subido al avión si no hubiera estado en condiciones", ha concluido.

En cuanto al accidente del barco, Pérez ha asegurado que el buque superó la "situación más crítica" al lograr ser estabilizado por el buque Mastelero, de Salvamento Marítimo, tras encallar cuando la tripulación intentaba recuperar el robot submarino Pluto, que había tomado imágenes de alta resolución de lo que podría ser una parte importante del avión.

El complicado estado de la mar ha dificultado la tarea de evaluación del estado del casco de fibra de vidrio del barco, que tuvo una pequeña vía de agua durante la colisión que ha ido "aumentando" con el paso de las horas. Al encallar, se ha evacuado a la tripulación no imprescindible para la maniobra de aseguramiento y evaluación de la nave, en la que se encuentran 12 personas. El resto de la dotación ha sido trasladada a los cazaminas Tambre y Sella para apoyar la búsqueda de los restos del avión, mientras que una gabarra extraerá esta tarde las 30 toneladas de combustible del barco, que no han sido derramadas al mar, ha dicho.

Dos equipos de buceadores y el personal del buque de rescate Neptuno, de la Armada, trabajan desde primera hora de la tarde para evaluar los daños y han comprobado que hay varios compartimentos inundados. A bordo también se encuentran buceadores de la Armada que se irán relevando a lo largo de la noche pero no trabajarán en el exterior del buque por las condiciones meteorológicas adversas, aunque se espera que mejoren en las próximas 24 horas.

Ha indicado que lo importante es "no correr más riesgos innecesarios" y que los "daños no vayan a más", de forma que una vez que termine la evaluación de los desperfectos se decida qué alternativa de "rescate" del cazaminas es la más adecuada. Entre ellas, ha mencionado colocar unas fajas exteriores que den flotabilidad al buque, estabilizar el casco y bombear el agua de su interior, tras lo que se remolcaría al puerto de Cartagena para su reparación. En la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados se ha guardado hoy un minuto de silencio por la muerte del piloto del Ejército del Aire.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es