18 de septiembre de 2019, 9:05:40
Los Lunes de El Imparcial

Novela


Clara Sánchez: El amante silencioso


Planeta. Barcelona, 2019. 384 páginas. 20,50 €. Libro electrónico: 12,99 €

Por Soledad Garaizábal


El amante silencioso, la última obra de la escritora Clara Sánchez (Guadalajara 1955), se publicita como “una trepidante historia de pasiones e intriga en el corazón de África” y arranca transportándote directamente a la terminal de llegadas del aeropuerto de Nairobi. La editorial Planeta ofrece al público una novela ideal para aquellos a los que las vacaciones de verano se les han quedado definitivamente cortas o quieren encarar septiembre inmersos en la ficción inverosímil. La idea central es la pretensión, que todos tenemos alguna vez, de poder ser otro en otro lugar, de alejarse de lo conocido, olvidar situaciones penosas, curarse del mal de amores o abandonar el nido abriendo las alas a un nuevo mundo. Si es lejano y exótico, mejor.

Los ciudadanos de a pie nos solemos conformar con aplacar la sed de aventuras pasando unos días en el pueblo o bebiendo ron a la luz de la luna. Algunos consiguen billetes baratos a destinos apetecibles, los afortunados contratan unas vacaciones de ensueño y logran cambiar el Mediterráneo por el Caribe, los muy afortunados hasta por el Índico, y fuera de cualquier categoría está Isabel García, la protagonista de esta novela.

Ella, que si se tiñe el pelo de rubio guarda cierto parecido con otra chica llamada Marta, ha sido elegida por un adinerado matrimonio para que sirva de cebo humano y rescate de las garras de una secta en Kenia a su vástago Ezequiel. Ya no será más la joven socióloga madrileña en paro que vive en casa de sus padres y acaba de enterrar a su hermano suicida. Ahora se hace pasar por fotógrafa de National Geographic, tiene los billetes de avión, los hoteles de lujo y todos los gastos pagados, y le dan doscientos mil euros si logra traer al tal Ezequiel de vuelta. Eso sí que es cambiar. Eso sí que es vivir trepidantes aventuras. Esa sí que es la magia de la ficción, para quien logre creérsela.

El chico ha abandonado su carrera de Derecho, el pisazo de papá en el Retiro, las mullidas alfombras y los cuidados que le prodiga mamá Amanda. Hace años que forma parte de la Orden Humanitaria, rinde veneración a un seductor gurú llamado Maína, y lucha “por reiniciarse”, allí en Mombasa.

La estructura de El amante silencioso se basa en la alternancia del relato que, con la técnica del perspectivismo, narran en primera persona los dos personajes principales. Alrededor de ellos, formando una especie de entramado de veinteañeros que recuerda al Gran Hermano televisivo, se van entretejiendo las relaciones entre los demás integrantes de la secta. A las privaciones impuestas por el gurú se une el interés por resultar elegido para compartir su cama, pero el amante no solo es silencioso sino que también es invisible, y a pesar de lo sugerente del título no hay prácticamente escenas de sexo. La trama incluye traiciones, persecuciones, secuestros, tráfico de armas y orgías a puerta cerrada. La juventud de los protagonistas, el uso de un lenguaje coloquial y actual, el ritmo de la narración y lo sorprendente del argumento posibilita que esta novela pueda llegar a tener también gran acogida entre el público juvenil.

Clara Sánchez, dueña de una prosa ágil y clara, atesora importantes y prestigiosos premios literarios en España. Desde que en 1989 saliera a la luz su primera novela, Piedras preciosas, ha jalonado su trayectoria literaria con obras como Últimas tardes en el paraíso (Premio Alfaguara del año 2000), Lo que esconde tu nombre (Premio Nadal en 2010 y Premio Mandarache de Jóvenes Lectores 2013), y El cielo ha vuelto, con la que obtuvo el Premio Planeta en 2013. Su obra ha sido traducida a más de veinte idiomas y sus lectores se cuentan por miles. Parece haber encontrado definitivamente el filón de la literatura que se lee fácil y se vende bien, o viceversa.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es