13 de diciembre de 2019, 15:25:05
Nacional

DIADA


Violentos choques entre los CDR y los Mossos frente al Parlament

EL IMPARCIAL/Efe


Los actos organizados en Barcelona con motivo de la Diada han terminado con violentos enfrentamientos a las puertas del Parlament. Unos 300 independentistas radicales, algunos de ellos encapuchados, que han empezado a lanzar piedras contra los Mossos d'Esquadra.

Los manifestantes, convocados por CDR a través de las redes sociales, han comenzado a derribar las vallas que se han instalado para proteger el edificio del Parlament, cuya fachada se ha blindado por decenas de agentes antidisturbios, según ha informado la policía catalana.

Durante la concentración, un grupo de manifestantes encapuchados ha empezado a arrojar piedras, botes de humo y agua con jabón contra la línea policial, lo que ha motivado que los Mossos d'Esquadra avisaran reiteradamente por megafonía de que se disponían a cargar si proseguían los incidentes.

En el transcurso de la manifestación, convocados bajo el lema "1 de octubre, ni olvido ni perdón", los manifestantes han prendido fuego a unos carteles con unas letras gigantes que formaban la palabra "botifler" (traidor) ante el edificio de la cámara catalana y han quemado una bandera española.

Asismismo, algunos manifestantes han increpado y lanzado objetos a una reportera de RTVE que retransmitía en directo la manifestación desde el parque de la Ciutadella de Barcelona. A través de sus redes sociales, el ente público ha compartido un vídeo en el que se puede ver cómo varios manifestantes se colocan delante de la cámara y lanzan agua a la periodista para sabotear la grabación. Además, le han lanzado una piedra y han arrojado el trípode al suelo entre insultos.

La tensión ha ido en aumento, hasta el punto de que han derribado las vallas perimetrales que protegían el edificio de la Cámara catalana, lo que ha motivado que los antidisturbios desplazaran la línea policial para acercarse a los concentrados.

Hacia las 20:30 horas, y tras varios avisos de que se iba a proceder a cerrar el parque de la Ciutadella, los agentes antidisturbios se han abierto paso entre los manifestantes y, entre empujones y algún forcejeo, los han ido dispersando hasta lograr que abandonaran el recinto. Posteriormente, el parque ha quedado cerrado, aunque custodiado por furgones de agentes antidisturbios en el interior.

En octubre del año pasado, con motivo del primer aniversario del 1-O, los Mossos d'Esquadra cargaron contra grupos de manifestantes que intentaban acceder al Parlament -una intervención que dejó numerosos heridos-, en una movilización convocada por grupos de CDR bajo el mismo lema.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es