22 de noviembre de 2019, 8:48:25
Editorial

EDITORIAL


Las encuestas menos fiables



Nunca como ahora, las encuestas políticas resultan poco fiables. El trabajo de campo del CIS de Tezanos, sin ir más lejos, está realizado antes de que se produjera la fallida sesión de investidura de Pedro Sánchez. El electorado, por tanto, ha declarado su intención de voto antes de que se escenificara el rotundo fracaso de Pedro Sánchez que solo obtuvo el voto del PRC, el partido de Miguel Ángel Revilla, tras los intentos del PSOE y Podemos de llegar a algún acuerdo para poner en marcha el cacareado Gobierno progresista.

Más aún: las encuestas, como es natural, tampoco recogen la probable repetición de elecciones que se produciría o por la anunciada abstención de Podemos al no lograr entrar en el Consejo de Ministros o por el rechazo de Pedro Sánchez a presentarse en el caso de que no cuente con los votos necesarios para salir elegido presidente del Gobierno ante el terror de salir de nuevo escabechado del Hemiciclo.

Las encuestas, en especial el CIS de Tezanos, no recogen la frustración de los votantes de izquierda que soñaban con ese Gobierno progresista y ahora pueden verse abocados a volver a las urnas. Como han explicado los expertos, la repetición de elecciones provocará la desmovilización del electorado, en especial el del PSOE y Podemos tras contemplar el denigrante espectáculo de los dos partidos en su estéril lucha por el poder. Pedro Sánchez, el único responsable de la repetición de las elecciones, debería ser el mayor damnificado por su incapacidad para lograr los apoyos parlamentarios para ser investido presidente del Gobierno. Pero ese dato, en todo caso, podría conocerse en las encuestas que se realicen a partir de ahora y, sobre todo, en las urnas el 10-N. Por eso, tanto el PSOE como Podemos se empeñan en culpar al otro del fiasco. Y, por eso, la probable campaña electoral, se basará en los ataques entre ambos partidos por no haber logrado formar un Gobierno progresista. El CIS de Tezanos, en fin, no es más que la punta de lanza de Pedro Sánchez para intentar que Pablo Iglesias se rinda ante el riesgo del fracaso de Podemos en las urnas. No es casualidad, que la encuesta se hiciera pública el mismo día en que el Rey convocó una nueva ronda de contactos.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es