15 de diciembre de 2019, 4:40:25
Deportes

BALONCESTO


Hitos históricos de la selección ganadora del oro mundial

EL IMPARCIAL/Efe

Marc Gasol y Sergio Scariolo han accedido a lugares históricos dentro del baloncesto con este triunfo.


Marc Gasol y Rudy Fernández son los únicos supervivientes de la selección española que ganó el Mundial de Japón y que repitieron este domingo, trece años después, con su segunda medalla de oro al superar, en la final disputada en Pekín, a Argentina por 75-95. Solo ellos dos permanecen de aquel equipo, lo que les ha permitido ser protagonistas de algunos de los mayores éxitos del baloncesto español en su historia, ya que a sus dos oros mundiales y varios europeos suman dos medallas de plata en los Juegos Olímpicos de Pekín y Londres, que en el caso del alero del Real Madrid son tres, porque también ganó el bronce en Río de Janeiro 2016.

En el caso del pívot catalán, este título sella una temporada de ensueño porque hace apenas tres meses ganó su primer anillo de la NBA con los Toronto Raptors. Una gesta -anillo y oro mundial en un mismo año- sólo hecha antes en la historia de este deporte por el estadounidense Lamar Odom. Pudo haber en el Mundial de China un tercer componente de la plantilla que triunfó en Saitama en 2006, Pau Gasol, pero una inoportuna fractura en el pie izquierdo le impidió formar parte de la lista de Sergio Scariolo para el Mundial de China. Quien tampoco pudo repetir éxito fue Sergio Rodríguez, quien renunció a la selección tras una larga temporada en el CSKA culminada con el título de la Euroliga.

Aunque en la expedición española que regresará este lunes a Madrid en vuelo chárter con la medalla de oro hay un tercer protagonista del primer mundial ganado por España. Se trata de Jorge Garbajosa, quien una vez retirado del deporte profesional ocupa desde julio de 2016 la presidencia de la Federación Española de Baloncesto.

Scariolo, protagonista de una decisión arriesgada pero triunfal


Por otro lado, tres meses y un día después de ganar el anillo de la NBA como entrenador asistente de los Toronto Raptors, Sergio Scariolo completó este domingo su temporada redonda ganando el Mundial al frente de una selección española que, bajo su dirección, no para de coleccionar medallas. El técnico italiano ha dado la razón a los responsables de la Federación Española de Baloncesto que confiaron en él y decidieron mantenerlo en el cargo cuando recibió la oferta para entrenar en la franquicia canadiense, permitiéndole compatibilizar ambas responsabilidades.

Como se esperaba, ha respondido al reto y su traslado a Canadá no ha afectado a una selección que no partía entre las favoritas al triunfo en Pekín pero que, de su mano, ha ido creciendo en el torneo hasta hacerse con el título que faltaba en el palmarés del seleccionador. Porque aunque ya sabe lo que es ganar la Liga en tres países -Estados Unidos, Italia y España-, sus mayores éxitos han llegado en el banquillo español, con el que ha conseguido una plata y un bronce olímpicos -Londres 2012 y Río 2016, respectivamente- y tres medallas de oro y una de bronce en los Europeos de 2009, 2011, 2015 y 2017.

Su primera etapa al frente del combinado español, en el que sustituyó a Aíto García Reneses, duró cuatro años (2009-2012) en los que logró la medalla de Oro en los europeos de Polonia (2009) y Lituania (2011) y la de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 tras perder en una ajustada final frente a Estados Unidos. Anunció su renuncia al cargo de seleccionador en noviembre de 2012, aunque fue de nuevo contratado para el puesto en mayo de 2015. Ese mismo año llevó a España a su tercer campeonato de Europa en la final disputada en Francia y al año siguiente repitió medalla olímpica en los Juegos de Río de Janeiro, donde se colgó el bronce. Con el oro mundialista de Pekín en el bolsillo, su punto de mira está ahora en los Juegos Olímpicos de Pekín, para los que su equipo sacó el billete directo como primer europeo clasificado. Será su próximo reto.

Finalmente, tras ganar el Mundial de baloncesto de China, la selección española tiene previsto celebrar una cena en su hotel de concentración de Pekín para celebrar su segundo título mundial se su historia y regresará a España este lunes. El equipo tomará a primera hora un vuelo chárter de la compañía Iberia que saldrá desde el aeropuerto internacional de la capital china y aterrizará en la Terminal 4 del aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez sobre las 15.50. Ya en Madrid, la Federación Española de Baloncesto ha organizado una cena de celebración por la medalla y despedida de un grupo de jugadores que lleva junto desde finales de julio.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es