19 de noviembre de 2019, 16:34:38
Sociedad

TRIBUNALES


La prisión permanente revisable se aplica 6 de cada 10 veces que es solicitada

EL IMPARCIAL


Desde su introducción en el Código Penal tras la reforma de 2015, la pena de prisión permanente revisable, a la que se enfrenta Ana Julia Quezada, asesina confesa de Gabriel Cruz en 2018, ha sido aplicada por los tribunales en diez de los diecisiete casos en los que había sido solicitada por alguna de las partes. Es decir, en el 58,8 por ciento de las sentencias dictadas.

De esas diez sentencias, una se dictó en 2017; cuatro en 2018 y las cinco restantes en los primeros meses del año en curso.

Prisión permanente revisable

La pena de prisión permanente revisable está prevista en el artículo 140 del Código Penal para los asesinatos en los que la víctima sea menor de 16 años o se trate de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o discapacidad; cuando el asesinato sea subsiguiente a un delito contra la libertad sexual cometido por el autor sobre la víctima; cuando el autor del crimen pertenezca a un grupo u organización criminal; y cuando el reo de asesinato haya sido condenado por la muerte de más de dos personas.

Los condenados a la pena de prisión permanente revisable en las diez sentencias analizadas son 10 hombres; de las 16 víctimas asesinadas en total, 10 eran mujeres (62,5 por ciento), cinco de ellas niñas; y 6 eran varones, entre ellos dos niños. El número de menores asesinados (7) representa el 43,8 por ciento del total.

"En todos los casos, el tribunal apreció la existencia de alevosía en la comisión del delito y aplicó la agravante de parentesco entre la víctima y el condenado", explica el CGPJ en un comunicado. En dos casos hubo agravante de género y en cinco, la condena incluyó al menos otro delito (en cuatro de esos cinco casos el otro delito era agresión o abuso sexual).

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es