14 de diciembre de 2019, 4:46:56
Deportes

21:00 | MOVISTAR


Derbi. La ilusión del Atlético y las dudas del Real Madrid se examinan

M. Jones

El primer enfrentamiento entre los colosos capitalinos les encuadra en los primeros puestos de LaLiga y con sensaciones contrapuestas.


La capacidad de un derbi para descontextualizar la inercia de los dos contendientes sólo es comparable a las grades rivalidades deportivas o a las finales por un título. Sólo desde este prisma se comprende su esencia. Del de las cuentas pendientes y la enemistad íntima, que cuando el Real Madrid estaba construyendo su primacía continental perdía los duelos ante los rojiblancos, y que ahora que el Atlético se ha armado para aspirar a todo todavía no haya podido vencer a los de Chamartín, más dudosos que nunca, en su nuevo estadio. No obstante, los madridistas son el último visitante en ganar en el Metropolitano (el 9 de febrero por 1-3, en plena crisis de Solari) y uno de los únicos cuatro equipos que lo han logrado. LaLiga, por tanto, vivirá este sábado (21:00 | Movistar Liga) un capítulo más de la historia del balompié madrileño, devenida en protagonista internacional.

La curiosidad ha querido que se midan en el verde el líder del campeonato liguero y el tercer clasificado, con mejores sensaciones para este último y menos convicción en el bloque que comanda la tabla clasificatoria. Desde la cúpula merengue se vive en una sensación continuada de urgencia que, precisamente, prendió en el 3-7 encajado ante los colchoneros en pretemporada. A partir de ahí renacieron los fantasmas del terrible curso pretérito y la goleada cedida en París, en el estreno de la Liga de Campeones, lo ha certificado. Con probaturas tácticas de todos los colores. En el entretanto, el plan de los atléticos parecería seguir su curso según lo previsto, a la espera de que vaya cuajando la adaptación de los nuevos.

Pero, como se ha dicho, el derbi actual no entiende de circunstancias ni de pronósticos. A pesar de los pesares, los dos emblemas capitalinos han navegado como nadie entre los resbalones que ha planteado el calendario. Unas trampas que han colocado a la Real Sociedad en la segunda plaza y al Granada peleando por el cuarto puesto. Así las cosas, este evento entre Atlético y Madrid emerge como la primera cima del año futbolístico. Con poco más en juego que el orgullo y la posibilidad propulsar la autoestima en juego, pues están separados por un punto.

Diego Pablo Simeone, salvo sorpresa, es el entrenador que cuenta con menos dificultades para reproducir su idea de juego mixta. Una matiz filosófico que le está llevando a sacrificar solidez defensiva para ganar control. En este sentido, se presume el refuerzo del equilibrio en la medular con la aparición de Thomas, al lado de los interiores Saúl y Koke. Thomas Lemar batallaría por el puesto con un 'Vitolo' legitimado como revulsivo. Y en punta se repetiría la sociedad conformada por Diego Costa y Joao Félix. El debut de la perla lusa en semejante exigencia es una de las interesantes incógnitas. También la reacción de un Eden Hazard ya apremiado por la crítica.

Savic y Giménez resguardarían a Jan Oblak desde el centro de la zaga, en el preludio de una de las claves de la confrontación: los carrileros. Y las ayudas a éstos. Kieran Trippier y Renan Lodi no tienen nada que envidiar, ni defensiva ni ofensivamente, a los homólogos que dispongan los visitantes. En ningún caso. Por ello, Zinedine Zidane ha de pensar bien si fuerza la reaparición de Marcelo -con Mendy lesionado y Nacho como solución improvisada-. La titularidad de un Dani Carvajal guadianesco, en cambio, no está en duda. Tampoco la presencia de Sergio Ramos y Varane en el papel de cobertura de Thibaut Courtois. Ambos guardametas representan una de las atracciones del día.

Si el 'Cholo' parece moverse con decisión en el 4-4-2 flexible, a 'Zizou' le está costando dar en la tecla con el esquema. Por eso, únicamente está respaldada la zaga de cuatro peones. Podría recuperar el 4-4-2 en pos de una mayor cohesión entre líneas o doblar la página hacia el 4-3-3 vertical en el que Hazard, Benzema y Bale serían tridente. Si alinea cuatro piezas en el centro del terreno se le abre la puerta al esfuerzo de ida y vuelta de Lucas Vázquez -inteligente ante la potencialidad de asociación de Lodi, Lemar y Vitolo-. Sea como fuere, el faro único e irrenunciable volverá a ser Casemiro. Y Kroos y James apuntan a añadirse como distribuidores.

Mas no le cabe otro parámetro más importante para esta salida al Real Madrid que empatar o superar la intensidad y el rigor táctico rojiblancos si quiere sobrevivir. Durante los 90 minutos. Las ausencias -Morata está sancionado y Modric e Isco llegan muy justos físicamente- no serán excusa en un ajedrez que premiará o desterrará a los técnicos. Desde el advenimiento de la era Simeone los partidos entre estos dos clubes se dictan desde este punto y no será menos el encuentro que puede reportar un espaldarazo decisivo a Zidane o, por el contrario, refrescar los aires precoces de crisis. La consistencia del 'Cholo', en este caso, no está en discusión.

Sobre el tapete ya se conocen de sobra estos escuadrones que pueden alternar presiones altas con modelos de repliegue y contragolpe. Que se saben fuertes corriendo al espacio y no tanto elaborando en estático. Tres victorias consecutivas avalan el repunte de un sistema visitante que parecería haber ajustado los problemas defensivos, a la espalda de Kroos, James y los laterales. Y también la vuelta tras pérdida. El miedo a quedar partido y expuesto es en el Madrid un punzón tan peliagudo como para el Atlético la densidad de su juego cuando ha de mandar. Una vertiente que ha constreñido a la irregularidad a Joao Félix.

Al matiz de las rotaciones masivas madridistas como posible síntoma de la búsqueda de un partido largo, en el que el cansancio también juegue a su favor, se unirá la pretensión local de asfixiar a los contendientes con un ritmo ardoroso. El examen certero e inaugural a la dimensión de ambos proyectos deportivos y planificaciones de plantilla está ya en marcha. Y el Barcelona, que juega primero en Getafe, afila el colmillo en su particular remontada estadística y espiritual.

- Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Savic, Giménez, Lodi; Koke, Thomas, Saúl, Vitolo o Lemar; Joao Félix y Diego Costa.

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Nacho; Casemiro, Kroos, James; Bale, Hazard y Benzema.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es