7 de diciembre de 2019, 13:41:07
Sociedad

FAUNA


Una rinoceronte negra se queda embarazada en un zoo de Míchigan

Agencia SINC


Según la Unión Internacional para la conservación de la Naturaleza, el rinoceronte negro (Diceros bicornis) está en peligro de extinción y ya ha desaparecido en muchos países. Por eso, el zoológico de Potter Park en Lansing (Michigan, EEUU), lleva años trabajando en labores de conservación de esta especie.

Ahora, por primera vez tienen una rinoceronte negra embarazada en el zoológico y se prevé que la cría nazca a finales de diciembre o principios de enero de 2020 después de los 15 meses de gestación.

Dos profesoras de la Universidad de Michigan confirmaron el embarazo a través de evaluaciones de ultrasonidos múltiples

La rinoceronte se llama Doppsee y llegó al parque zoológico de Potter Park en 2011. Desde entonces, el parque ha participado activamente en el Plan de Supervivencia de Especies de la Asociación de Zoológicos y Acuarios (AZA).

“La AZA está haciendo un gran trabajo para la conservación del rinoceronte negro”, dijo Ronan Eustace, director de salud animal del Zoológico de Potter Park. “La conservación es una prioridad para los zoológicos acreditados por AZA. En Potter Park Zoo nos sentimos honrados por ser parte de ese trabajo”, añade.

El macho que fecundó a Doppsee, Phineus, es un rinoceronte negro de nueve años al que trasladaron desde Texas (EE UU) a Potter Park en abril de 2017.

La directora del zoo y exalumna de la Universidad de Michigan (MSU, por sus siglas en inglés), Cynthia Wagner, explica que, antes de comenzar la reproducción, el personal del zoológico y los veterinarios se aseguraron de que el proceso fuese seguro para todos los animales y personas involucradas.

Al principio, los cuidadores del zoológico no sabían con certeza si Doppsee estaba preñada porque los signos físicos del embarazo en rinocerontes no siempre son visibles de inmediato. Sin embargo, Eustace y otras dos profesoras de la Facultad de Veterinaria, Julie Strachota y Carla Carleton, lo confirmaron a través de evaluaciones de ultrasonidos múltiples.

Cooperación con estudiantes de veterinaria

Durante el proceso, los veterinarios y estudiantes de veterinaria de la MSU pudieron colaborar a pesar de que no es habitual que trabajen con animales exóticos. Es la primera vez que participan en la preservación de rinocerontes y ayudan a que los futuros embarazos sean exitosos.

Los estudiantes de veterinaria de la MSU pudieron colaborar a pesar de que no es habitual que trabajen con animales exóticos

“Nunca hubiera esperado hacer ultrasonidos transrectales y transabdominales en un rinoceronte negro como parte de mi entrenamiento”, dijo Strachota, instructora clínica del Departamento de Ciencias Clínicas de Grandes Animales y residente del Servicio de Teriogenología de Grandes Animales. “Colaborar con el zoológico de Potter Park es una experiencia educativa maravillosa, no solo para nuestros veterinarios, sino también para nuestros estudiantes”, añade.

La profesora cuenta que, durante una prueba de ultrasonido, uno de los estudiantes de último curso que pudo asistir comentó que era “el mejor día en la escuela de veterinaria”.

La rinoceronte facilitó el proceso

Los trabajadores del zoo se sorprendieron también por la personalidad y actitud que mostró Doppsee durante el proceso. “Ella no es como la mayoría de los rinocerontes. Solo con darle sus comidas favoritas y algún capricho, hemos podido entrenar a Doppsee para realizar ecografías abdominales y rectales, análisis de sangre y exámenes”, aseguró Eustace.

Solo con darle sus comidas favoritas y algún capricho, pudieron entrenar a Doppsee para realizar ecografías abdominales y rectales

Por ejemplo, para que Eustace, Carleton y Strachota pudieran hacer una evaluación ultrasonido a Doppsee, ella debía entrar en un pasillo. Una vez que la rinoceronte estaba dentro, la puerta trasera se cerraba y la puerta principal permanecía abierta, para que los veterinarios y los cuidadores del zoológico trabajaran con seguridad detrás de ella y Doppsee pudiera salir cuando quisiera. Sin embargo, raramente salía cuando estaba siendo examinada.

El equipo explica que la cooperación de Doppsee demuestra que su participación es siempre voluntaria y subraya la importancia de un refuerzo positivo para entrenarla.

“Gracias a la excelente actitud de Doppsee y a la paciencia del personal del zoológico, los veterinarios y los estudiantes de veterinaria hemos podido proporcionar a Doppsee un cuidado que beneficia a ella y a su futura cría”, dijo Eustace.

Los veterinarios y los cuidadores del zoológico continúan monitoreando semanalmente a Doppsee y a su feto, dando la oportunidad a los estudiantes de veterinaria de la MSU para que practiquen exámenes físicos, la extracción de sangre y el análisis de sangre.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es