30 de julio de 2021, 0:11:49
Sociedad

COMISIÓN CALIDAD DEL AIRE


Madrid 360: el plan de Almeida para reducir la contaminación

EL IMPARCIAL


La Comisión de Calidad del Aire del Ayuntamiento de Madrid ha desgranado las claves del plan anticontaminación del consistorio, que ha sido bautizado como Madrid 360.

en lo que va de año, tres estaciones de las 24 que componen la red de calidad del aire madrileña han superado el valor límite anual de dióxido de nitrógeno (NO2): Plaza de España, Escuelas Aguirre y Plaza Elíptica. Además, Plaza Elíptica también ha sobrepasado el valor límite horario de NO2. Estos registros suponen que Madrid vuelve a incumplir en 2019 con los límites de emisiones contaminantes establecidos en la Directiva 2008/50/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008.

En lo que concierne a la transformación de la ciudad, se llevará a cabo la peatonalización de Sol y su entorno; la creación del bosque metropolitano, que supondrá la plantación de 100.000 árboles y la construcción de ecoductos (puentes con vegetación) sobre la R-3 y la A-3, y la reforma del Nudo Norte para descongestionar el tráfico en este punto de la capital.

El Ayuntamiento se coordinará con todas las administraciones para la ejecución de Bus-VAO en todas las carreteras de acceso a Madrid. De hecho, esta misma semana tanto la Comunidad de Madrid como el Consejo de Ministros han dado luz verde a la realización del nuevo carril de alta ocupación que se construirá a principios de 2020 en la A-2.

Se ha recordado que también se soterrarán los ocho carriles del Paseo de Extremadura que van desde la avenida de Portugal hasta la avenida de los Poblados, uno de los compromisos electorales de José Luis Martínez-Almeida.

Madrid 360 pondrá en marcha un Plan de Eficiencia y Optimización en Valdemingómez para reducir las emisiones NOx tres veces más que Madrid Central (hasta 300 toneladas NOx anuales menos). Para cumplir con este propósito se va a aumentar la capacidad de producción de biometano que se inyecta a la red de distribución de gas natural y también se mejorará la eficacia del sistema de reducción de emisiones NOx en la Planta de Las Lomas.

La nueva Estrategia para luchar contra las emisiones contaminantes ha señalado en el calendario 2022 para eliminar por completo todas las calderas de carbón que hay en la ciudad. Las de gasóleo, cifradas en unas 4.500, se prevén reducir a la mitad en 2027. Para alcanzar este objetivo, se dispondrá de una línea de ayudas de 50 millones de euros entre 2020 y 2023.

En el ámbito de la movilidad, el Gobierno de José Luis Martínez-Almeida pondrá en funcionamiento, a principios de 2020, la Línea Cero (cero emisiones, cero coste para los viajeros). Se trata de una línea que atraviesa el distrito Centro de forma gratuita de norte a sur y de este a oeste. También funcionará, más adelante, la Línea Perimetral de bajas emisiones alrededor del distrito Centro.

Esta apuesta por el fomento del transporte público más verde va de la mano de la renovación del 100 % de los autobuses de la EMT hacia una flota limpia. En el caso de los vehículos eléctricos, se pasará de los 68 actuales a 200 en 2023 y a más de 650 en 2027.

Uno de los puntos que ha suscitado mayor debate en la Comisión ha sido la flexibilización de la circulación a los vehículos C de alta ocupación (dos ocupantes) en el distrito Centro. Como se ha apuntado a los participantes, el objetivo del nuevo Gobierno es limitar la circulación y el acceso a los vehículos que más contaminan. No obstante, se mantiene la restricción a los vehículos con distintivo B y C de estacionar en superficie en Centro. Exclusivamente sólo podrán estacionar en aparcamientos públicos o privados del distrito.

Desde el 1 de enero de 2020 no podrán estacionar en toda la zona SER de Madrid, salvo en aquellos barrios donde esté empadronado el propietario del vehículo; a partir del 1 de enero de 2022, todos los A que no sean de residentes de Madrid no podrán acceder ni circular por el interior de la M-30; desde 2023, tampoco podrán hacerlo en la M-30 ni su interior; desde 2024, ningún vehículo A de fuera de Madrid podrá circular por el interior de la M-40, y, a partir del 1 de enero de 2025, ningún A podrá moverse por todo Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid va a acompañar estas limitaciones a los vehículos A con alternativas para facilitar los desplazamientos. Por un lado, fomentará el transporte público y en paralelo se construirán la mayor parte de los 14 aparcamientos disuasorios proyectados (tres de ellos nuevos: Mar de Cristal, Barajas y Aravaca) durante este mandato. Además, se facilitará una línea de ayudas histórica de 200 millones de euros hasta 2023 para la renovación de flotas. De esta partida, la mayor parte, 25 millones de euros anuales, se destinará a particulares que cambien su vehículo A por uno menos contaminante; 10 millones anuales irán dirigidos a la renovación de la flota de vehículos de carga y descarga; 5 millones, a taxis; 5 millones se reservarán para instalar puntos de carga en aparcamientos de residentes y oficinas.

Una de las prioridades de este Ayuntamiento será la de fomentar modos sostenibles de movilidad como la bicicleta. Por ello, se continuará con la extensión de BiciMAD dentro y fuera de la M-30, sobre todo en aquellos lugares donde haya intercambiadores, estaciones de transporte público y donde se ubiquen los futuros aparcamientos disuasorios. Como ya informó esta semana el delegado Carabante, se prevé extender el sistema con, al menos, 50 estaciones más por la ciudad.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es