6 de diciembre de 2019, 3:28:03
Deportes

JORNADA 11


El Real Madrid arrasa al Leganés y al fin se gusta en el Bernabéu | 5-0

Diego García

Rodrygo, Benzema y compañía acribillaron a los visitantes en un primer tiempo en el que se impuso la calidad a los errores. Por Diego García


El Real Madrid se presentó este miércoles en el Santiago Bernabéu con la intención de doblegar al urgido Leganés para recobrar el ritmo liguero, toda vez que se aplazara el Clásico. El gigante capitalino, que viaja en una constante sospecha, todavía no ha localizado la regularidad en el buen rendimiento colectivo y en esta fecha buscaría sembrar un punto de inflexión optimista. Mientras que los 'pepineros' se abrazaban al cambio de entrenador como el motor de un respingo que les ayudase a salir de las posiciones de descenso a Segunda. Se cruzaban, pues, inercias que compartían dudas, con el foco puesto en cada extremo de la clasificación.

Zinedine Zidane, al que le ha tocado lidiar con la polémica ausencia de Gareth Bale a lo largo de esta semana, prosiguió con su sistema de rotación y dio la alternativa a Rodrygo y Fede Valverde. El delantero brasileño se incorporó al tridente que completaban Benzema y Hazard; y el interior uruguayo se acopló a la medular de Casemiro y Kroos. Carvajal y Marcelo volvían a los costados, con Sergio Ramos y Varane protegiendo a Courtois. Modric, Isco, Jovic y Lucas Vázquez aguardarían turno desde el banquillo. Y Vinicius desde la grada. El técnico galo recuperaba la mezcla de físico y calidad para su centro del campo.

Luis Cembranos, que se estrenó con victoria ante el Mallorca hace cuatro días, prosiguió su pequeña revolución y efectuaría seis cambios, en busca de la nómina de futbolistas que saque del hoyo al club blanquiazul. Y, quizá, reservando efectivos para su "Liga". Compuso un 4-2-3-1 para replicar y amenazar al 4-3-3 merengue. Awaziem y Rivera ejercerían de doble pivote, con Óscar, Kevin Rodrigues y Braithwaite apuntando hacia la conexión con En-Nesyri. Atrás, Omeruo y Rodri Tarín ocuparían el centro de una zaga coronada por Bustinza y Silva. El portero Juan Soriano sería el último filtro defensivo de un equipo con la ambición de usar Chamartín como trampolín.

El duelo arrancaría condicionado por el planteamiento valiente de los colistas. Adelantaron líneas y presionaron arriba, tratando de ahogar la salida de juego madridista. Y, con ello, arriesgando bastante a la espalda de su centro del campo. Y lo pagarían temprano. Avisó Fede Valverde con un centro venenoso que se paseó por el área pequeña del 'Lega' a las primeras de cambio y en el séptimo minuto Hazard caracoleó, la cedió para el centro de Marcelo que tradujo Benzema en asistencia maravillosa para el tanto de Rodrygo, a portería vacía. Y en el octavo minuto, en otra transición rápida, el punta galo desbordó por banda y centró para el toque sutil de Kroos, que llegaba desde atrás, para el 2-0 precoz.

El plan de Cembranos se hizo pedazos al romperse la cohesión táctica cuando ligaban pases entre líneas los locales. En ese escenario, se dibujaban avances merengues que comandaban, al galope y al espacio, Hazard, Benzema, Rodrygo, Kroos y Fede Valverde. Asimismo, las imprecisiones se amontonaban en los intentos de elaboración visitante y sólo a partir del décimo minuto empezaría a replegar con mayor solidez el escuadrón 'pepinero'. Y el Madrid iría aglutinando posesión, ya con el marcador muy a favor. En todo caso, le costó mucho no descoserse al 'Lega' cada vez que perdía la redonda y Benzema a punto estuvo de hacer caja en el minuto 16. Su derechazo angulado, desde el pico del área, no tomó la dirección de portería.

Juan Soriano salvaría a los suyos de la goleada prematura sacando de la cepa del poste un latigazo de Kroos -minuto 21-. Se había asentado el gobierno local y el cierre visitante, un paisaje más estable y correspondiente a las propuestas pronosticadas. En cambio, los entrenados por Zidane amortizaban los agujeros en las ayudas defensivas blanquiazules, bien en estático, bien en vuelo. Benzema rozó la obra de arte al enchufar una tijera que lamió la madera y, en el 23, Hazard se escapó de la adelantada retaguardia contrincante y fue derribado por el meta Soriano dentro del área. Sergio Ramos anotaría el tercer gol, engañando al arquero y tras forzar el VAR la repetición del lanzamiento del penalti.

Con todo, el orgullo del último clasificado saldría a relucir en el relámpago que lanzó Kevin Rodrigues desde la frontal y que sacó Courtois de la escuadra -minuto 28-. Se trataba de la primera maniobra ofensiva concretada por un conjunto sureño que casi no había alcanzado a mandar más de dos centros laterales en torno al arco del belga. Mas, el envés de su filosofía le regaló a Fede Valverde el posible cuarto tanto. Un pase profundo de Kroos hacia Rodrygo generó el estallido del brasileño, que centró atrás para el remate a las nubes del uruguayo -que perdonó, cuando yacía sin marca en el área-. Se explicitarían, de forma repetitiva, los problemas de orden táctico en defensa de los visitantes. Después de que el entrenador recién contratado deshiciera la zaga de cinco piezas con la que venía compitiendo (mal) su antecesor en el cargo.

El esquema madridista, cada vez más relamido, no aflojaría el esfuerzo comprometido en la presión y clausuraría el primer acto rondando otra diana. En el 38 un centro raso de Carvajal fue rematado por Benzema de forma cruzada, para la buena parada de Soriano. Y a continuación sería Rodrygo el que cabeceó por encima del larguero otro envío parabólico del lateral diestro local. Karim decretó el descanso con un lanzamiento alto de falta directa. La actitud y el rigor propios, y la fragilidad ajena, impulsarían uno de los rendimientos más solventes y brillantes del Real Madrid en lo que va de curso. Definiendo la relación de fuerzas entre los dos contendientes tejiendo un collage de verticalidad y pausa que bien pudieron concluir en sonrojo.

Y en la reanudación se desplomaría la tensión competitiva global. Los ejercicios de marca colectivos se soltaron y el tempo se congeló. Los locales se tomarían un respiro que los visitantes anhelaron aprovechar para subrayar su dignidad en el marcador. Y antes del minuto 53 ya habían provocado una buena parada de Courtois al centro-chut de Braithwaite. No obstante, los merengues, despreocupados, empezarían a relajar la cohesión y darían opciones para la contra rival. Aún así, Marcelo había abierto las hostilidades captando el rechace de un córner para chutar hacia el segundo palo. Soriano, el mejor de su club, detuvo la tratativa del lateral carioca.

Acapararía más balón un Leganés convencido de la necesidad de batallar para recomponer la figura anímica. Mas no le aguantaría la fe para mantener el timón del envite -sólo registrarían un cabezazo desviado de En-Nesyri y una parada de Courtois ante el zurdazo de Silva-. Y Benzema se topó con la madera en una transición -minuto 67- y anotó el 4-0 al exprimir el penalti provocado por Modric -que sentó a su par y había suplido a Kroos-. Ahí bajaron los brazos los 'pepineros', promocionando aproximaciones nítidas a su área. Comparecerían, en la activación de las rotaciones, Recio, Ruibal, Jovic, Rosales e Isco -por Kevin Rodrigues, Óscar, Benzema, Bustinza y Fede Valverde-. Finalmente, en el desenlace pausado Jovic marraría una opción clara -su zurdazo no tomó portería-, anotaría en fuera de juego y rompería el maleficio que parecía perseguirle con un testarazo certero -minuto 91-. Varane, Isco y Marcelo no pusieron el lazo a la goleada, pero la fiesta balsámica madridista no se nublaría por nada. Al fin se congraciaron con Concha Espina.

- Ficha técnica:

5 - Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos (Modric, m.62), Fede Valverde (Isco, m.75); Hazard, Rodrygo y Benzema (Jovic, m.70).

0 - Leganés: Juan Soriano; Bustinza (Rosales, m.72), Tarín, Omeruo, Silva; Rivera, Awaziem; Óscar (Ruibal, m.66), Braithwaite, Kevin Rodrigues (Recio, m.56); y En-Nesyri.

Goles: 1-0, m.7: Rodrygo. 2-0, m.8: Kroos. 3-0, m.24: Ramos, de penalti. 4-0, m.69: Benzema, de penalti. 5-0, m.92: Jovic.

Árbitro: Soto Grado (Comité riojano). Amonestó a Marcelo (m.63) por el Real Madrid; y a Soriano (min.24), Bustinza (m.41), Silva (m.52), Rivera (m.62) y Ruibal (m.84) por el Leganés.

Incidencias: encuentro correspondiente a la undécima jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 53.870 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Pérez García, exjugador del Real Madrid. Se homenajeó a Sergio Ramos tras convertirse en el futbolista con más partidos con la selección española.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es