28 de enero de 2020, 15:44:00
Deportes

JORNADA 16


Nuevo pinchazo del Atlético en Liga tras empatar ante el Villarreal | 0-0

M. Jones

Los colchoneros volvieron a pecar de falta de pegada y se alejan de la pelea por el título ante un sistema levantino igualmente impotente en ataque. Por M. Jones


El Atlético de Madrid visitó este viernes el Estadio de la Cerámica para medirse al Villarreal en un encuentro marcado por las urgencias. Los capitalinos venían de perder ante la Juventus y el Barcelona, en una racha muy negativa que les ha conducido a jugarse el año europeo este miércoles venidero ante el Lokomotiv. Mientras tanto, los castellonenses arribaban toda vez que cayeron tres veces seguidas, para quedar a seis puntos del descenso.

Diego Pablo Simeone no escatimaría en su alineación inicial. Sólo incluyó a Arias como variante del mejor once disponible. Joao Félix y Morata volvían a formar por delante de Koke, Saúl, Héctor Herrera y Thomas, con Lodi en el carril zurdo y Felipe y Hermoso custodiando a Oblak. Los locales, en su caso, no pudieron contar con Cazorla, más Javier Calleja alineó la mezcla de físico -Anguissa e Iborra- y talento -Trigueros, Moi Gómez, Chukwueze y Gerard Moreno- que acostumbra.

Y rápido se desentrañaría la esencia del duelo: se enfrentaron dos bloques necesitados de puntos y que fueron a por la anhelada victoria. El ritmo eléctrico soltaría los amarres de la táctica y no tardaría en desatarse un intercambio de golpes que se expandió durante buena parte del minutaje. El problema que limitó la producción ofensiva fue global y se refirió a la falta de tino en el último pase o en la finalización.

Ya en el minuto 11 Joao Félix dispuso de la opción más clara del primer acto. El prometedor segundo punta luso topó su lanzamiento con la madera para avisar de las intenciones rojiblancas. Y, casi de inmediato, el portugués volvía a probar suerte, esta vez con un chut a las nubes aunque disfrutaba de una posición franca para inaugurar el marcador.

El centrocampismo rimaba con la ausencia de un equipo que gobernara el devenir. Si bien los visitantes lucían un mayor empuje y pericia en sus avances hacia el arco rival, el Villarreal se estiraba con facilidad por la vía del pase vertical hacia un Chukwueze que se erigió en el desatascador amarillo. En todo caso, no alcanzarían los levantinos más que a sumar jugadas a balón parado. Únicamente Trigueros inquietó a Oblak con un chut que hizo volar al esloveno.

No valía el resultado a ninguno de los contrincantes, con los que el tempo y las intenciones se mantendrían en una reanudación que nació con los madrileños disparando su ambición a través de presiones a cancha completa. Yacía ahogada la capacidad de asociarse local, pero jugaban con el arma del contragolpe. Y alguna que otra vez lograron correr al espacio, en la espalda de las líneas rojiblancas. Pero sin concreción por el buen hacer de Hermoso y Felipe.

Las imprecisiones tomaron, a estas alturas, el mando. Y, por ende, el duelo mutó en un ida y vuelta que erosionaría el cansancio de todos los peones. El pelaje anatómico que había cobrado la cita nublaría la puntería de las ofensivas, mas el 'Submarino' crecería en fluidez y llegó a poner el lazo a la posesión, estirando sus elaboraciones para protegerse y acercarse al área rival. La entrada de Trippier, 'Vitolo', Llorente, Morlanes, Ontiveros y Ekambi no haría caja, aunque este último pudiera batir a Oblak en la última llegada.

Finalmente se igualarían las fuerzas y nunca amanecería una combinación exquisita y, sobre todo, precisa que rompiera el decantar denso del minutaje. La voluntad atacante no bastaría para fracturar el equilibrio en el electrónico y el reparto de puntos mermaría el camino hacia los objetivos de cada escuadrón. Los colchoneros se descuelgan de la pelea por el título -con el menor número de goles a estas alturas del campeonato de su historia-. Koke, Lodi y Joao Félix no hicieron diana. Y los castellonenses todavía han de esperar para aproximarse a la zona europea de la tabla clasificatoria. Las dudas se niegan a diluirse.

- Ficha técnica:

0 - Villarreal: Asenjo, Mario Gaspar, Albiol, Pau Torres, Quintillà, Anguissa, Iborra (Morlanes, m.73), Trigueros, Moi Gómez (Ekambi, m.68), Chukwueze (Ontiveros, m.89) y Gerard Moreno.

0 - Atlético de Madrid: Oblak, Arias (Trippier, m.80), Felipe, Hermoso, Lodi, Saúl, Thomas (Vitolo, m.59), Herrera (Llorente, m.84), Koke, Joao Félix y Morata.

Árbitro: Hernández Hernández (comité canario). Amonestó por el Villarreal a Anguissa y Trigueros y por el Atlético de Madrid a Morata.

Incidencias: partido disputado en La Cerámica ante 18.000 espectadores. Acudieron al encuentro el seleccionador nacional Luis Enrique Martínez y el exjugador del Villarreal Cédrick Bakambu. El tenista castellonense Roberto bautista, ganador hace unas semanas de la Copa Davis con España, hizo el saque de honor.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es