30 de mayo de 2020, 10:36:52
Deportes

JORNADA 2 | 3-0


Copa ATP. Bautista y Nadal siguen imparables para acercar a España a cuartos

M. Jones

El número dos español barrió al uruguayo Roncadelli por 6-1 y 6-2 y el gigante balear derrotó con comodidad a Cuevas. El dobles remató la faena en el desempate.


Roberto Bautista, número 9 del circuito masculino de tenis, ha arribado a 2020 en un pico de forma que le coloca muy bien posicionado de cara al inminente Abierto de Australia. Pero antes de la disputa del primer Grand Slam del año, el castellonense está compitiendo en la Copa Atp bajo la bandera española. Y lo está haciendo en manera arrolladora. Este lunes abrió la segunda jornada, ante Uruguay, aleccionando a Franco Roncadelli.

El castellonense ya había avisado de su estado de forma en el duelo previo, el que mantuvo con el georgiano Aleksander Metreveli. En su estreno en este torneo, Bautista descerrajó un doble 6-0 que encarriló el primer triunfo del seleccionado nacional. La altura del juego exhibido el fin de semana inyectaba algo de presión a Roberto, pero éste mantuvo sus revoluciones y acierto.

Está hambriento el diestro levantino. Este lunes abrasó a Franco Roncadelli, 1.657 del planeta. Le endosó un 6-1 y 6-2 que acomplejó al joven charrúa de 19 años. El esfuerzo sólo se estiró hasta los 59 minutos. La vía rápida se ha convertido en el modus operandi del número dos español en la Copa ATP. Su fluir corrobora que paladea el mejor intervalo de su trayectoria deportiva.

No quiso dejar oxígeno al uruguayo y en el primer juego del encuentro ya le había roto el saque. Roncadelli, simplemente, no alcanzó a embocar rachas consistentes y fue superado en todas las facetas del juego. En 25 minutos ya había cedido el primer set. Y en la segunda manga, a pesar de la continuidad de la inercia, se dio el gusto de hacerle un break a Bautista. En todo caso, el castellonense dio carpetazo con seis roturas a su favor.

Y, como en la cita inaugural del combinado nacional, Rafael Nadal saltó a escena para rematar la jugada. El balear había lucido algo trompicado -salvo en su saque- en su debut, pero en esta jornada alzó su ejecución ante Pablo Cuevas y se impuso por un sólido 6-2 y 6-1. El manacorí abrazó el segundo capítulo del día con la motivación acostumbrada y su tenis abrumó al uruguayo.

El charrúa salió a la cancha dispuesto a llevar a Nadal a posiciones incómodas, mas el zurdo legendario le rompió el servicio en el segundo saque rival. Y se impulsó en ese punto de inflexión para acelerar con dirección a la segunda manga. Ya instalado en ese segundo set se confirmaría la distancia en el rendimiento de ambos jugadores. Cuevas, todavía en el Perth Arena, exclamó "no puedo dar más de mí".

La frustración del uruguayo impotente ante el torrente firme del español contrastó con el optimismo de Nadal, quien sumó otro par de breaks para sumar el 2-0 para España.. "He jugado mucho mejor que el otro día, ante un jugador al que tengo mucho respeto y ahora tenemos muchas oportunidades de estar en cuartos de final", aseguraría el mejor jugador del planeta, que dio paso un duelo de dobles en el que no participaría.

Este tercer envite del lunes cobró una importancia trascendental, pues en este campeonato los puntos de cada partido cuentan si hubiera que desempatar en la fase de grupos. Y Japón había ganado sus dos cruces -en el segundo, ante Georgia, se dejó un punto-. Así, Pablo Carreño y Feliciano López se remangaron para tumbar a los uruguayos Ariel Behar y Juan Martín Fumeaux. También Cuevas se cayó de la convocatoria para este combate.

Y la pareja española cumplió, asegurando un triunfo por 6-1, 3-6 y 10-3. Una victoria trabajada y con más incertidumbre de lo previsto que llevó a la selección nacional al liderato del Grupo B. Eso sí, con este triunfo el equipo español se sitúa al frente de la clasificación aunque aún no tiene asegurada de forma matemática su pase a cuartos.

Y el recorrido del partido de dobles resultó guadianesco. Carreño y 'Feli' impusieron su oficio en el primer set, pero se desplomaron en el segundo, siendo constreñidos a jugársela en el novedoso desempate. Ariel Behar y el desconocido Juan Martín Fumeaux, de tan solo 17 años, plantaron cara, pero en el momento clave desnudaron sus costuras. "Nada es gratis y ahora tenemos que mejorar el nivel", dijo Feliciano al referirse al decisivo duelo contra Japón.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es