13 de julio de 2020, 7:29:44
Nacional

DESAFÍO SECESIONISTA


La división del independentismo reaviva el terrorismo callejero

EL IMPARCIAL


El cisma entre JxCat y ERC, constatado este lunes a raíz de la retirada de la condición de diputado en el Parlament del presidente de la Generalidad, Quim Torra, ha situado la legislatura catalana al borde del abismo.

De todos los encontronazos que han protagonizado ambos socios del Govern desde el inicio de la legislatura, tras las elecciones del 21 de diciembre de 2017, éste es el que más se parece al preludio de unas elecciones anticipadas, que ya no descartan fuentes de JxCat.

La Mesa del Parlament ha avalado las instrucciones dadas por el secretario general de la cámara, Xavier Muro, quien ha iniciado esta mañana los trámites necesarios para que se haga efectiva la pérdida de la condición de diputado de Torra. Un movimiento que ha constatado la colisión entre JxCat y ERC.

En el hemiciclo se ha visto la imagen del divorcio entre las dos fuerzas del Govern: mientras diputados y consejeros de JxCat se ponían en pie para ovacionar a Torra, los de ERC -incluido el vicepresidente del ejecutivo catalán, Pere Aragonès- se negaban a aplaudir.

Con las relaciones entre JxCat y ERC al rojo vivo, cientos de manifestantes se han concentrado esta tarde frente al Parlament para protestar contra la retirada del acta de diputado del president Torra.

Decenas de radicales, algunos de ellos con pasamontañas y otros con banderas independentistas, están recorriendo las calles del centro de Barcelona cercanas al Parlament donde van cruzando y quemando contenedores a su paso.

Minutos antes, han intentado sin éxito superar el cordón policial que blindaba el acceso a la cámara catalana, lo que ha provocado momentos de tensión con los Mossos d'Esquadra.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es