27 de mayo de 2020, 18:41:50
Deportes

MOTOCICLISMO


MotoGP. Márquez se cae y Rossi aplaude a su 'ayudante' Jorge Lorenzo

E.I.

El piloto español no sufrió daños y se ha mostrado más optimista que el viernes.


Marc Máquez confesó pesimismo, este viernes, con respecto a la recupación de su hombro derecho operado en noviembre. Esa fue su conclusión en la primera jornada de los entrenamientos de Sepang (Malasia). Había firmado el duodécimo mejor tiempo y, lo que es peor, corroboró que las sensaciones le convencían de que no iba según lo esperado el proceso de rehabilitación de la mencionada articulación. "Va peor", resumió, apesadumbrado.

Pero este sábado, lo que son las cosas, el vigente campeón del Mundial de MotoGP cambió su cara y se llenó de optimismo. A pesar de la caída sufrida en la segunda fecha de prácticas. Se fue al suelo en la curva 3 del circuito, en el último tramo de la sesión. Aún así, la estrella de Repson Honda evidenció el abrazo a un prisma más positivo. Fue el noveno mejor, mas eso no importa a estas alturas

"Hoy estoy muy contento porque he notado que el hombro está mejor que ayer y esto es bueno. Desafortunadamente, he sufrido una caída que parecía fuerte. Pero ha sido pilotando lento, así que estoy bien", proclamó, antes de señalar que "esto nos hace recordar que debemos estar concentrados al 100%, ya que no podemos cometer fallos debido a mi condición física".

Márquez sumó 47 vueltas, más de las firmadas en la cita inaugural con estos entrenamientos de pretemporada. Así que el balance se ha alejado de la resignación oscura que había venido arrastrando en este 2020. "El día ha acabado antes de la caída, cosa que no ha impedido que parásemos cuando queríamos, y el objetivo de hoy era realizar 45 vueltas. Mañana completaremos más giros para acabar de entender las novedades en los neumáticos junto con los nuevos cambios", sintetizó, más que satisfecho.

Por otro lado, su hermano, Alex Márquez, llegaría a dar 66 vueltas, en su empeño por apdrender y adaptarse cuanto antes a la nueva categoría. El ganador de Moto2 sigue escudriñando los desafíos que le planeta la RC213V. "Hoy, de nuevo, acabo el día contento, especialmente porque hemos trabajado bastante bien con neumáticos usados. Entenderlos y adaptarme a ellos ha sido mi principal objetivo", expuso, en declaraciones facilitadas por su equipo, Repsol Honda.

"Hemos hecho un 'time attack' por la mañana pero no estaba pilotando de mi mejor manera, lo que implica que conseguir un 59.6 está bastante bien. El aspecto más importante de hoy ha sido nuestra larga tanda. Hemos tenido buen ritmo y además, me ha servido para ver cómo estoy físicamente y en qué debo trabajar. En definitiva, me he notado bien y estoy satisfecho con todo lo que estamos haciendo y en cómo lo estamos haciendo", ha analizado.

Y desde Yamaha arriban ecos de sintonía entre dos ex compañeros que se han vuelto a ver las caras como trabajadores de un mismo equipo. Eso sí, ahora Jorge Lorenzo no busca un triunfo en el Mundial y Valentino Rossi, el suyo propio. El español trabaja para el italiano. El balear, que salió de la retirada anunciada en noviembre, está ejerciendo de probador del fabricante asiático con una profesionalidad y ganas que 'Il Dottore' ha elogiado.

"Hemos trabajado y hablado mucho con Jorge a lo largo de estos días. Lorenzo está muy bien, creo que dejar de correr te mejora el carácter. A ver si me pasa también a mí", ha bromeado Rossi en una charla concedida a GPOne. El transalpino tiene clara la importancia de contar con la asistencia de un piloto de la talla de Lorenzo si éste se encuentra comprometido y motivado. La mentalidad estudiosa hasta lo enfermizo del mallorquín puede catapultar las opciones de Yamaha en el curso que todavía no ha arrancado.

Valentino ha confesado que "me gusta hablar con Lorenzo porque sus comentarios siempre son interesantes. Era algo que ya sabía, pero tenerlo aquí con nosotros es importante". "Hoy me hizo de 'coach', me dio algunos consejos, aunque se me hace raro girarme y ver a Lorenzo vestido de calle, y yo con el mono. Pero es genial y le veo muy involucrado", subrayó la leyenda de 41 años.

Y en esa conversación, Rossi se pronunció sobre si considera que el balear estaría preparado para competir, si tiene a bien usar la Wild Card que le ofertó Yamaha. "Vi a Dani (Pedrosa) pilotando esta mañana y era muy rápido, aunque parece que la KTM también ha mejorado. Podría volver a correr otra vez, después de todo es más joven que yo. De hecho, tanto él como Lorenzo podrían regresar", analizó, para argumentar "es bueno ver que ellos también hacen esto por el simple hecho de pilotar. Jorge venía de años difíciles, pero se subió a la Yamaha y ha rejuvenecido. A Dani no le gustaban los compromisos y la presión que suponen las carreras del campeonato, pero a ambos les gusta pilotar". "Ambos son más jóvenes que yo, podrían volver", sentenció.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es