1 de agosto de 2021, 2:19:05
Deportes

FÚTBOL


El incendio en el vertedero de Zaldibar suspende el Eibar-Real Sociedad

M. Jones

La contaminación del aire en la zona ha obligado a la RFEF a tomar dicha decisión.


El pasado día 9 saltaron las alarmas en torno al incendio del vertedero situado en la localidad de Zaldibar. El derrumbe sucedido en 6 de febrero, en el que quedaron atrapados dos trabajadores que no han sido encontrados, provocó la quema de los residuos. Una catástrofe que no ha podido ser sofocada todavía. Pero la complicación del incidente se calibró en su verdadera dimensión al comprobar que en el aire se detectaron 700 centogramos de dioxinas y furanos por metro cúbico, unas cuarenta veces más de los valores normales en una zona urbana.

Esa barbaridad, conformada por partículas tóxicas que vienen de la combustión de plásticos y cloro y que pueden generar cáncer a largo plazo si se da una gran acumulación en el cuerpo humano, desembocó en las recomendaciones que el Gobierno Vasco efectuó este viernes. Se advirtió a la población del peligro de exponerse a semejante aire viciado.

La recomendación, que se hizo extensiva a las regiones de Zaldibar, Eibar y Ermua, instaba a los ciudadanos a no ventilar sus viviendas, cerrar las ventanas por la noche y no realizar actividad deportiva en el exterior. Por todo ello, y por la presencia de las mencionadas dioxinas y furanos en el ambiente, con celeridad se pensó en la posibilidad real de suspender el partido de LaLiga programado entre el Eibar y la Real Sociedad. La cita había sido fijada para el domingo, a las 16:00, en el estadio Municipal de Ipurua.

Este mismo viernes se acordó que serían los clubes, la Federación Española de Fútbol y La Liga las partes que decidirían si habría de disputarse el evento futbolístico en la fecha indicada o no. Tanto 'Armeros' como 'Txuri urdin' emitieron sendos comunicado en los que comunicaban su intención de esperar "para ver si mejoran las condiciones del aire y tomar así una decisión sobre si finalmente el encuentro que deben disputar el domingo los dos clubes guipuzcoanos en Ipurua se juega".

En esta jornada compareció en sala de prensa el entrenador del bloque donostiarra, en la habitual conferencia previa la jornada. Imanol Alguacil, que venía de entrenar a su equipo en la ida de las semifinales de la Copa del Rey ante el Mirandés, declaró que "nosotros estamos preparados para jugar, hemos hecho el trabajo pero la prioridad es la salud".

"El asunto es serio", remarcó, antes de subrayar que todo estaba pendiente de lo que decidan el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y LaLiga. Finalmente, la contaminación no ha cesado y este sábado la RFEF ha anunciado la suspensión del encuentro. El estadio de Ipurua, sito en la localidad de Eibar, se encuentra a sólo 10 kilómetros del foco del incendio y está dentro de la circunscripción influenciada por la contaminación del aire. Así pues, queda ahora en suspenso la nueva fecha del partido.

Y en la tarde de este mismo sábado miles de personas se han dirigido hacia el barrio Eitzaga de Zaldibar, donde se ubica el vertedero. Lo han hecho para protestar por la situación y reclamar que se encuentre a los dos trabajadores que han sido víctimas del desprendimiento. Asimismo, esas columnas, que han partido de los municipios guipuzcoanos de Elgeta y Eibar y el vizcaíno de Ermua, han exigido que se esclarezcan los hechos.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es