18 de septiembre de 2021, 18:34:29
Economía

ENTREVISTA


Gay de Liébana: "Lo del MWC es la respuesta de las tecnológicas a la tasa Google"

Eduardo Villamil

El popular economista acusa al Gobierno de equivocarse al enfrentarse a EEUU y "sembrar unos vientos que se están convirtiendo en tempestades".


La tecnología se ha convertido en la gallina de los huevos de oro. De las 10 empresas más grandes del mundo por capitalización bursátil, siete son tecnológicas. Una década atrás tan solo había dos en ese selecto club. Además, de ellas, Google, Facebook, Amazon y Microsoft, han superado el umbral del billón de dólares, lo que da buena prueba de sus inmensas capacidades.

En su nuevo libro, Revolución tecnológica y nueva economía (Deusto, 2020) el conocido economista y profesor de la Universidad de Barcelona, José María Gay de Liébana, analiza las cuentas de resultados de estos gigantes tecnológicos para ofrecer algunas claves que explican el porqué de este meteórico ascenso, que está poniendo en jaque no solo a los grandes conglomerados tradicionales, sino también a los propios estados del mundo occidental.


¿Cómo se explica el irresistible ascenso de las tecnológicas?

Estas empresas son fruto del carácter emprendedor que echo de menos en Europa, porque entre las 20 primeras no hay una sola europea. Han sabido anticiparse al mundo, evolucionar con él e ir un paso por delante, aportando soluciones y comodidad al consumidor.

En la portada se refiere a los secretos contables de las GAFA. Déjeme adivinar: evasión fiscal, dumping…

Las cuentas de resultados que reproduzco y analizo hablan por si solas. Estas empresas tienen un gasto por el impuesto de sociedades que es normal y corriente, lo que ocurre es que, como cualquier ciudadano, pueden pagarlo de golpe o diferir el abono del impuesto. Si analizamos el gasto por el pago del impuesto sobre sociedades solo de Apple suma más que el de todo el Ibex 35. Lo que estas compañías hacen es definir estrategias fiscales de menor pago de impuestos inmediatos. La estamos cagando de mala manera. Lo que hay que hacer a nivel internacional es armonizar la tributación. Estas grandes compañías tenían muchos beneficios acumulados en su sede de Irlanda, porque cuando los repatrian a Estados Unidos pagaban un elevado impuesto de sociedades, hasta que Donald Trump hizo una reforma fiscal, y ahora en vez de pagar el 35 % van a pagar el 20 %. Y a partir de ahí han empezado a volar billones de dólares hacia Estados Unidos...

Irlanda fue la primera nación europea en entrar en recesión en 2008. En 2010 fue rescatada por la UE y el FMI. Sin embargo, hoy se sitúa muy arriba en los rankings europeos, tanto por salario mínimo (1.656 euros) como por salario medio (3.072 euros). ¿Cómo se explica esta meteórica mejoría?

El éxito de Irlanda viene como consecuencia de la facilidad para hacer negocios, con un gasto público muy bajo (25 % del PIB frente al 42 % de España) y, sobre todo, con un gobierno que se pone a disposición de las empresas, dándoles un territorio fértil y cómodo para que se instalen allí. Ese país, que fue intervenido y rescatado, a día de hoy ya ha pagado todo y no tiene ningún problema. Aquí en España seguimos pagando. Son las diferencias que se producen en estas economías liberales, con menos corsés o corazas. Porque no debemos olvidar que un país son sus empresas.

¿Le parece justo que una empresa, como Google, tenga presencia en una gran cantidad de países, pero tribute tan solo en una ínfima parte de ellos?

Bueno. Esto forma parte del juego de las multinacionales. Nos fijamos en las tecnológicas como si fueran la leyenda negra de la tributación pero lo cierto es que casi todas si pueden lo hacen. Es decir, se desplaza hacia territorios de más baja fiscalidad. En España todo el que puede se va a vivir a Madrid.

"La 'tasa Google' la van a pagar las aceitunas, el aceite, los cítricos..."

Para contrarrestar esto, la Comisión Europea ha planteado la tasa a las tecnológicas ¿Cree que tendrá éxito?

De momento, la 'tasa Google' ya tiene una respuesta porque han sido las grandes tecnológicas las que han dicho que no vienen al MWC de Barcelona. El Gobierno está equivocándose de todas... todas, enfrentándose a los EEUU y esa 'tasa Google' la van a pagar las aceitunas, el aceite, los cítricos...

Entiende, por tanto, que no ha sido el miedo al coronavirus lo que ha echado para atrás a todas estas compañías...

El pasado miércoles en Ámsterdam se inauguró un salón de tecnología en el que había 52.000 personas de todo el mundo, con chinos y norteamericanos, y los mismos expositores que debían venir a Barcelona. Esa es la prueba palpable de que esto es una respuesta del mundo tecnológico a la 'tasa Google'. Todo eso, al margen de la inestabilidad de Barcelona, que ya ha generado problemas a estas empresas en el pasado. El Gobierno ha sembrado unos vientos que se están convirtiendo en tempestades.

"Si todo sigue igual, en 10 años los chinos tendrán la sartén por el mango porque con el 5G dominarán las carreteras de la información"

¿Cuánto tiene que ver la guerra comercial con la revolución tecnológica?

El trasfondo de la guerra comercial es una revolución tecnológica. Aunque EEUU tiene un déficit comercial de casi 400.000 millones de dólares con China y de casi 200.000 con Europa creo que hay otro trasfondo importante, que es el desarrollo tecnológico de China, sobre todo en las redes y el 5G, algo en que los norteamericanos no habían dado el paso definitivo. Si todo sigue igual, en 10 años los chinos tendrán la sartén por el mango porque dominarán las carreteras de la información.

¿Qué opina sobre el brexit? ¿Tenemos un nuevo competidor a las puertas de Europa?

Seguramente. Aunque creo que los británicos la han pifiado. Han dejado a sus socios naturales y ahora están evocando el viejo imperio británico para ver si navegan por las aguas del Atlántico y es posible que, por una tendencia natural, se alíen con EEUU. Además para tirar adelante con el brexit van a poner en marcha muchos incentivos fiscales.

¿Cree que esto puede poner en riesgo la misma continuidad de la UE?

Tras este primer paso, puede haber otros movimientos de salida de la UE. Esta organización tiene dos caras: la de la UE en sí y la del euro. En el sur el euro no nos ha ido bien y en el norte creen que no somos serios. El otro día vi a Puigdemont"en la tele como eurodiputado y tiene el número 854. Esto es una torre de Babel impresionante, con una burocracia mastodóntica y un administrativismo supino, y, por tanto, entiendo que haya algunos que digan que esta unión no les interesa para nada. No me extrañaría que hubiera más salidas, con lo cual el proyecto de una Europa cohesionada y pacífica se puede ir rompiendo.

"El problema de Europa es que la gente no está en la onda tecnológica y, por eso, opino que habrá una destrucción masiva de empleo"

Muchos pronostican que se avecina una fuerte destrucción de empleo derivada de la automatización de los procesos productivos. Sin embargo, en los países más robotizados del mundo, como Corea del Sur, Alemania o Japón la tasa de paro se sitúa en torno al tres por ciento. También es cierto que estos mismos países son algunos de los más ricos. ¿Cómo interpretamos estas cifras?

Son países donde la gente cuenta con una gran cualificación universitaria o profesional y en los que se adecúa la educación a la realidad económica y empresarial. Por eso en estos lugares la gente está preparada para trabajar y compartir con los robots. El problema de Europa es que la gente no está en la onda tecnológica y, por eso, opino que habrá una destrucción masiva de empleo.

¿Está España preparada para esta transición?

En absoluto. Además de ser un país demasiado obeso a nivel funcionarial o administrativo, estamos totalmente anquilosados y trasnochados a nivel empresarial. Si uno ve la lista mundial de compañías por capitalización bursátil de 2006, justo antes del iPhone, y la compara con la actual, observará que ninguna repite. Sin embargo, en España tenemos las mismas que en los años 90. A pesar de las fusiones o nuevas denominaciones nuestro modelo productivo es el mismo. Estamos chapados a la antigua y creo que España va a sufrir.

Hay quienes apuestan, tanto desde posiciones liberales como intervencionistas, por la renta básica. ¿Cuál es su postura?

Creo que va a ir siendo necesaria fundamentalmente para calmar los ánimos, porque en la medida en que se vayan destruyendo empleo iremos mandando a la gente a su casa y debemos preguntarnos de qué va a vivir. De lo contrario la gente va a salir a la calle y se va a rebelar. Tendríamos que pensar en prepararnos para los próximos años, que van a ser muy duros. El Estado no va a poder sostener una economía de bienestar donde la gente viva cada vez más tiempo, y, encima, pagando una RBU a todos aquellos en edad de producir que están en su casa viendo la tele porque no hay trabajo para ellos. El sostenimiento de ese gasto público es impensable salvo que los que trabajamos pasemos a pagar en 90% del IRPF, en cuyo caso seguiré la pista de Google para irme a tributar a otros sitios.

"Estamos prolongando la agonía de las pensiones hasta que un día a alguien le toque ser el malo de la película y diga que no se pueden pagar"

¿Es un ejercicio de cinismo prometer actualizar las pensiones al IPC?

Absolutamente, porque todo lo que engordamos en las navidades luego nos obliga a hacer régimen en marzo para perderlo. Ahora nos estamos inflando de manera alegre porque son nueve millones de votos de pensionistas los que pesan y les debemos dar el caramelo que piden. Pero esto va engordando el gasto público y nuestra economía mediocre no tiene recursos para financiarlos. Estamos prolongando la agonía hasta que un día a alguien le toque ser el malo de la película y diga que las pensiones no se pueden pagar.

En la actualidad vivimos una crisis del campo español, que reivindica precios justos. ¿Es consecuencia esta crisis de la subida del SMI?

La economía del campo está protagonizada por las PYMES. Estas empresas que trabajan al límite no solo se quejan por los 950 euros, sino también por los elevados costes de la Seguridad Social, por los precios de venta, en los que también está la mano del Estado... Hemos de ayudar al campo a que se reinvente.

Queremos compararnos con Francia, Alemania o Reino Unido, pero no solo sus mínimos, sino también sus salarios medios son muy superiores a los nuestros…

Tienen salarios acordes a su modelo productivo. Como el nuestro es una mierda, tenemos una economía low cost. Esto computa una situación retrógrada. El salario mínimo no puede regularse por ley sino que es el mercado el que debe estipularlo. A medida que se suba se perderán puestos de trabajo.

"Si vas a Sillicon Valley y hablas de salario mínimo te expulsan de California"

Si uno analiza la tabla de salarios medios de la UE, observará que un país como Dinamarca, se sitúa en la cúspide y, sin embargo, no tiene SMI ¿Por qué sucede esto?

Porque no hay necesidad. Si vas a Sillicon Valley y hablas de salario mínimo te expulsan de California, porque allí el salario medio de cualquiera está en los 120.000 euros. Cuando la gente trabaja y se gana bien la vida es retribuida de acuerdo a lo que aporte. Lo que sucede es que cuando tenemos una economía de mínimos el SMI cobra vigencia. Si es de máximos, se habla, por ejemplo, de poner límite, a las retribuciones máximas, como sucedió en Suiza. Y al final la gente dijo que no.

¿Dónde preferiría retirarse, en Estados Unidos o en Finlandia?

En Estados Unidos sería más feliz. Pero para mí el paraíso es España, eso sí, sin políticos.

¿Qué ha aprendido escribiendo este libro?

He aprendido a aprender. El mundo cambia de una manera brutal y hay que estar permanentemente actualizado.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es