21 de septiembre de 2021, 1:01:26
Nacional

GOBIERNO


Sánchez, acorralado en el Congreso por el nombramiento de Delgado

Francisco Cózar

La oposición acusa a la próxima fiscal general del Estado de "estar bajo sospecha", de "imparcial" y vincula su elección al pacto entre PSOE y ERC.


Se cumplió con un trámite inútil. La actual legislación establece que los candidatos a fiscal general del Estado deben superar el examen del Consejo General del Poder Judicial, que ya emitió un informe de idoneidad (aunque no es vinculante) y la comparecencia en el Congreso de los Diputados, que no emite informe. La exministra de Justicia, Dolores Delgado, ha pedido a los grupos que valoren su idoneidad como servidora pública argumentado que haber tenido estas responsabilidades en el Gobierno “no es una debilidad, sino una fortaleza”.

La oposición al completo ha criticado el nombramiento porque no va a poder garantizar la imparcialidad, ni la independencia de la institución que representa y ha vinculado la maniobra de Pedro Sánchez de ponerla al frente de la Fiscalía General del Estado al pacto entre PSOE y ERC. Ha dejado claro que su trabajo estará en función de las necesidades de los independentistas.

Delgado, ante la Comisión de Justicia, ha dicho que "no debería llamar la atención ni producir desasosiego que quienes nos representan en el poder legislativo hayan podido ostentar alguna otra representación”. En este último trámite antes de ser nombrada fiscal general ha recordado que el propio diseño del sistema preserva “la autonomía, la imparcialidad y la independencia de los fiscales”. Igualmente, ha recordado la existencia de sistemas de “corrección” en el propio Estatuto Fiscal para garantizar su autonomía.

Delgado, que ha aburrido a los diputados repasando su currículum y sus treinta años en la carrera fiscal, ha querido defender su nombramiento salvaguardando la honorabilidad de los profesionales que defienden la legalidad y ha apuntado que “reducir la Fiscalía a una institución bajo permanente sospecha o sometida a los vaivenes políticos” es “injusto”.

Críticas a esa idoneidad

Desde Ciudadanos, Edmundo Bal ha calificado de "anomalía" el nombramiento de la exministra de Justicia como fiscal general del Estado. Además, ha afirmado que estará siempre, en cada decisión que tome, "bajo sospecha" y que, por ello, "no va a poder garantizar la imparcialidad" de la institución que represente.

Durante su intervención, ha preguntado a la exministra si se va a abstener de las causas en las que ha estado involucrada como ministra.

Por su parte, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha defendido, como cuestión previa, la actuación siempre de la Guardia Civil, acusada de practicar la tortura desde el banco de EH Bildu por su portavoz Isabel Pozueta. "Lávese la boca antes de hablar de la Guardia Civil", le ha espetado. Ya sobre la exministra, ha dejado claro que su formación considera que su propuesta como fiscal general del Estado es lo más inadecuado porque "no está capacitada para defender el principio de legalidad con la más mínima imparcialidad".

Ha recordado el portavoz de Vox en la comisión de Justicia que para este nombramiento hace falta cumplir el requisito de ser un profesional de la judicatura de reconocido prestigio y Dolores Delgado es de "conocido desprestigio" y de "desconocido prestigio".

"Asaltar la Fiscalía"

Para terminar, desde el PP, Luis Santamaría, ha considerado que la candidata del gobierno para ocupar el cargo de fiscal general del Estado "ni es idónea ni tiene "mérito" alguno y le ha preguntado: "¿Va a poder usted salvaguardar el principio de independencia? ¿Y el de imparcialidad?"

De esta forma, el Partido Popular manda un "no rotundo" a la propuesta de nombramiento de Dolores Delgado, a la que ha acusado de ir a "asaltar la Fiscalía" y a la que ha recordado que fue reprobada en tres ocasiones como ministra de Justicia y que ni la carrera fiscal ni la judicial consideran idónea a Delgado para el cargo.

Sin embargo, sí le ha dicho también que "de su parte está Sánchez, los condenados por sedición, los independentistas, y los abertzales". En este sentido, Santamaría ha considerado que la propuesta para su nombramiento está "vinculada al pacto entre PSOE y ERC como el aguijón a su veneno". "Usted va a ser una fiscal general del Estado de parte, genuflexa ante el Gobierno, guardiana del PSOE y defensora del independentismo".

El diputado ha dicho, además, que el nombramiento es "un ataque a la imparcialidad en sí misma" porque hasta hace unos meses estaba "recorriendo España en mítines con el PSOE".

Ha tenido tiempo el portavoz del PP para recordar las grabaciones del excomisario José Villarejo en las que aparecía Delgado. Le ha preguntado si se abstendrá en la causa que sigue contra él la Audiencia Nacional. Santamaría ha terminado advirtiendo que el PP "estará en frente, vigilante y atento".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es