27 de septiembre de 2021, 7:19:31
Economía

COVID-19


Vuelos cancelados por el coronavirus: ¿qué hacer? ¿dónde reclamar?

EL IMPARCIAL/Efe


La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair informó este lunes de que ha cancelado vuelos por "la caída significativa" de la demanda causada por el brote del coronavirus en Europa.

La compañía radicada en Dublín explicó en un comunicado que reducirá en hasta un 25 % la frecuencia de vuelos en varias rutas, una medida que afectará sobre todo a las que tienen origen y destino en aeropuertos de Italia, el país europeo más afectado por la propagación del COVID-19.

El nuevo calendario de vuelos reducido comenzará a operar el próximo 17 de marzo y Ryanair prevé que estará en funcionamiento hasta el 8 de abril, después de registrar una "caída significativa de reservas".

La aerolínea irlandesa sigue así el ejemplo de otras compañías, como las británicas easyJet o British Airways (BA), que ya anunciaron la pasada semana recortes en sus programas de vuelo y otras medidas de contingencia.

La aerolínea Lufthansa y sus filiales también han suspendido gran parte de sus vuelos a Italia y Asia debido a la fuerte propagación del coronavirus. Tras haber cancelado los vuelos a China hasta el 24 de abril, Lufthansa, la aerolínea suiza Swiss y la austríaca Austrian Airlines suspenden parte de sus vuelos en marzo y abril a Italia, Hong Kong y Corea del Sur.

Asimismo, el grupo Lufthansa ha cancelado sus vuelos a Teherán hasta el 30 de abril. Además, la aerolínea reduce la frecuencia de sus conexiones aéreas dentro de Alemania, desde Fráncfort a Berlín, Múnich, Hamburgo y Padeborn, así como desde Múnich hasta Berlín, Hamburgo, Düsseldorf, Colonia, Bremen y Hannover.

¿Qué hacer si tu vuelo ha sido cancelado?

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha informado a todos los pasajeros que se hayan visto afectados por las cancelaciones de vuelos que tienen derecho a información, asistencia y reembolso o transporte alternativo.

La cancelación de los vuelos por parte de las compañías aérea debido a la declaración de la emergencia sanitaria mundial por la expansión del coronavirus se considera una circunstancia extraordinaria, y por ello, tal como recoge el Reglamento europeo 261/2004 sobre Derechos de los Pasajeros, no hay derecho a compensación económica.

Por ello, en este caso de cancelación, los pasajeros tienen derecho a que la compañía les entregue un impreso informativo con las condiciones de asistencia y compensación, que la aerolínea proporcione comida y bebida suficiente, dos llamadas telefónicas o acceso al correo electrónico y, si fuese necesario, a una o más noches de alojamiento, así como al transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento.

Según la AESA, el pasajero tiene derecho al reembolso o a transporte alternativo hasta el destino final, donde la compañía debe ofrecer tres alternativas.

En caso de que la compañía no cumpla con sus obligaciones y considera que no se han respetado sus derechos debe reclamar a la compañía, y en caso de no recibir respuesta, o ésta no ser satisfactoria puede presentar una reclamación ante AESA sin coste alguno.

FACUA recuerda a todos los afectados que tienen derecho a solicitar la devolución del precio del billete o a que les proporcionen un pasaje para otras fechas. La asociación, señala en un comunicado, ha tenido constancia de que ya hay aerolíneas que están empezando a cancelar los vuelos que tenían previstos a países en los que se ha detectado la presencia del coronavirus. Entre ellas, Norwegian ya ha anunciado la cancelación de algunas de las rutas que conectan Estados Unidos con países de Europa, como Italia.

La asociación de consumidores insta a las aerolíneas a que cumplan con su obligación y devuelvan el importe de los billetes a todos los afectados por cancelaciones que lo soliciten sin demora.

Debido a que estas cancelaciones se están produciendo por una problemática que escapa al control de las aerolíneas, la asociación indica que las compañías pueden alegar que no están obligadas a entregar las compensaciones automáticas que establece el artículo 7 del Reglamento 261/2004.

La existencia del virus podría considerarse dentro del ámbito de las "circunstancias extraordinarias" que fija la normativa europea, que recoge que se trata de aquellas que "pueden producirse, en particular, en casos de inestabilidad política, condiciones metereológicas incompatibles con la realización del vuelo o riesgos para la seguridad", entre otras.

Así, según el Reglamento Europeo, "un transportista aéreo encargado de efectuar un vuelo no está obligado a pagar una compensación conforme al artículo 7 si puede probar que la cancelación se debe circunstancias extraordinarias que no podrían haberse evitado incluso si se hubieran tomado todas las medidas razonables".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es