26 de septiembre de 2021, 2:13:21
Nacional

CORONAVIRUS


Galicia y País Vasco estudian aplazar las elecciones

E.I.

Los expertos prevén un pico de contagios en abril.


El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha abierto la puerta a pedir al Gobierno central la suspensión de las elecciones autonómicas previstas para el 5 de abril por la expansión del coronavirus.

“No se debe poner en riesgo la salud pública de una comunidad por unas elecciones”, sostiene el presidente gallego, que matiza que cualquier decisión deberá tomarse “en función de la evolución de los contagios y su incidencia”. En los mismos términos se pronunció ayer María Jesús Montero al término del Consejo de Ministerios al ser preguntada sobre la posibilidad de suspender los comicios autonómicos: "Se analizará cuando llegue el momento".

Pablo Casado se ha sumado a Feijóo, al plantear este miércoles el aplazamiento porque "una crisis debe anteponerse a cualquier convocatoria electoral", ha dicho el líder del PP en Cope.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado que el Gobierno Vasco analiza jurídicamente si con la epidemia del coronavirus se pueden mantener las elecciones. El estudio legal y jurídico que está llevado a cabo su Ejecutivo no es determinante, según ha dejado claro el lehendakari al recordar que la decisión debe salir "principalmente" de la Junta Electoral Central, que debe adoptarla "con criterios técnicos y profesionales" y teniendo en cuenta la legislación correspondiente.

Tras conocer las últimas medidas adoptadas por el Ejecutivo para frenar el avance del coronavirus, que afecta a más de 1.600 personas en España y ha provocado hasta la fecha 36 muertos, el Gobierno gallego y vasco sopesan un aplazamiento que sopesan tanto Feijóo e Íñigo Urkullu atendiendo a la advertencia de expertos que indican que el pico de contagios del Covid-19 se alcanzará en las primeras semanas de abril.

Aunque las situaciones de ambas comunidades son diferentes - Galicia tiene 27 positivos y País Vasco es una de las "zonas de riesgo" junto a Madrid con 195 casos y 6 fallecidos -, “no se puede garantizar que la incidencia vaya a seguir siendo la misma”, por lo que se debe “estudiar la previsión de onda expansiva” del virus, sostiene Feijóo, en línea con lo que manifestó Pedro Sánchez en su primera comparecencia para valorar el brote: "Habrá semanas difíciles y duras".

“La competencia no es de las comunidades autónomas, es del Gobierno central y la Junta Electoral, por lo que lo que debemos hacer es llevar a cabo un diagnóstico de nuestros ámbitos territoriales y proponer lo que consideremos más apropiado para garantizar que las elecciones se desarrollen con normalidad”, añadió-.

Como medida de precaución, la Xunta ha recomendado evitar eventos con aforos superiores a mil personas mientras que en Vitoria y Labastida - zonas de transmisión comunitaria - dichos eventos han sido suspendidos.

La campaña electoral contempla la celebración de mitines, por lo que esas citas de los partidos con sus militantes quedarían desvirtuadas. Cabría estudiar también la adopción de medidas restrictivas en los colegios electorales, que dificultarían el derecho a voto, lo que podría elevar la abstención.

La Junta Electoral del País Vasco ha establecido ya una serie de medidas de limpieza en colegios electorales y de control de colas a la hora de votar para evitar la propagación de la epidemia del coronavirus en las elecciones autonómicas del 5 de abril.

Estas medidas preventivas responden a la actual fase de contención del virus, aunque no se descarta que puedan variar en próximos días. De hecho, el presidente de esta Junta Electoral, Juan Luis Ibarra, ha reconocido que hay una "laguna legal" sobre quién sería el encargado de suspender las elecciones si la infección por coronavirus fuera más extensa.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es