8 de agosto de 2020, 11:49:43
Los Lunes de El Imparcial

Novela


Joyce Carol Oates: Persecución


Traducción de Patricia Antón. Gatopardo. Barcelona, 2020. 224 páginas. 19,90 €. La gran y prolífica escritora norteamericana nos ofrece una desasosegante novela en la línea de la que es consumada maestra: un “thriller” de terror psicológico. Por Adrián Sanmartín


Permítasenos recordar lo que señalamos en estas misma sección, a raíz precisamente de una crítica a otro libro, la colección de relatos Desmembrado, de la escritora norteamericana Joyce Carol Oates (Nueva York, 1938): “Quizá lo que produce el mayor terror no proviene de elementos externos ni sobrenaturales sino de lo irracional, lo turbio, que habita firmemente en el interior del hombre. Por eso, según advirtió el surrealismo en célebre apreciación, ‘es peligroso asomarse al interior’. La literatura, el arte, la actividad creadora en general, es un ámbito privilegiado para ello, para sumergirnos en lo más oscuro que anida en los otros, y también, puede que aún esto sea más perturbador en nosotros mismos, en lo que provoca miedo, pero también fascinación”.

Joyce Carol Oates, que aparece habitualmente en las quinielas del Nobel -que sin duda merece-, es una maestra indiscutible en bucear en ese lado oscuro, en las tinieblas del alma, sobre todo en las obras que en su copiosa producción se inclinan más por una línea de literatura gótica, de terror psicológico, planteado de una manera tan personal como brillante, y que consigue otorgar nuevo brío a asuntos que pueden parecer trillados.

En esta línea se encuadra la novela Persecución, una inquietante historia protagonizada por Abby Zengler. Abby es una joven ingenua, enamorada de Willem, quien la corresponde. Los jóvenes se casan, pero lo que parecía iba a ser una vida feliz se tuerce desde el comienzo. Al día siguiente de contraer matrimonio, Abby es atropellada por un autobús. Pero con ser esto una tragedia, lo es aún más la duda que corroe a Willem mientras vela a su esposa en el hospital: ¿el atropello fue un desgraciado accidente o Abby lo provocó buscando la muerte?

La cuestión no es caprichosa, pues poco antes de su boda, Abby se ve de nuevo asaltada por una pesadilla recurrente que la angustiaba en su infancia. Pensaba que había logrado liberarse de él, pero comprueba que no es así: otra vez deambula por una siniestra pradera “adornada” por cráneos y huesos humanos. Descubrimos que este terrible sueño, cuya vuelta quizá la ha arrastrado al “accidente”, hunde sus raíces en la infancia, en una tétrica historia de la que siempre ha intentado huir sin lograrlo. Ahí están los cráneos y los huesos.

Y la conflictiva relación entre sus padres, con un progenitor que es un veterano de la guerra de Irak y que al regresar instaura el infierno en su casa. Abby arrastra un trauma y un secreto, que su marido intenta descubrir. Y con él todos nosotros en una lectura absorbente.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es