2 de junio de 2020, 4:41:17
Deportes

MMA


UFC. McGregor ataca a China tras donar un millón para luchar contra el Covid-19

M. Jones

El irlandés ha afeado la especulación de precios de los equipamientos sanitarios.


Conor McGregor se está manteniendo muy activo durante el confinamiento por el coronavirus. El guerrero irlandés está afrontando la cuarentena con una actitud que rima con su personalidad: hiperactividad. Desde mediados de marzo publicó algún que otro vídeo en el que se mostraba completando el entrenamiento que le pautó su equipo técnico. Con la intensidad y dureza con la que siempre se toma la preparación de su cuerpo para lo que venga. Sea una pelea en el octágono y el simple día a día.

El nombre astronómico de las artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés) actuales está ocupando su tiempo distribuyéndolo por sus múltiples facetas. Promociona su exitosa marca de Whisky, sigue abonando su perfil de asistente a las comunidades desfavorecidas y, también, nutre su cara más competitiva y desafiante en lo relativo a la UFC y a los rivales que considera que le pueden volver a catapultar en el peso liguero. Tras haber regresado de la jubilación en los inicios de 2020.

El renacer de 'The Notorious' se había convertido en un reclamo subrayado para la compañía de Dana White hasta que arribara 2021. Pero la expansión del virus de Wuhan ha comprometido el calendario, por más que el directivo se empeñe en que se lleve a cabo el polémico UFC 249, programada para este mes (día 18) y para Brooklyn, Nueva York. El epicentro de contagios y muertes en Estados Unidos. Aún así, y aunque Khabib Nurmagomedov se haya caído -ante la imposibilidad de abandonar Rusia, dictada por Vladimir Putin-, el gestor escruta la manera de perder el menor dinero posible y de que logar que alguien pelee con Tony Ferguson.

Así las cosas, Conor no deja que el fuego de su ambición se apague. Hace dos semanas le declaraba a la revista Maxim lo siguiente: "Estoy centrado en el deporte que amo, en ganar combates como la que hice en enero, cuando derroté en 40 segundos a Cerrone. Este 2020 va a ser un gran año para mí. El mundo verá que sigo siendo el mejor luchador de la historia de la UFC. Combatiré en más peleas. Amo lo que hago y sigo con hambre".

"Dada la situación que está sucediendo en todo el mundo, todo el mundo debería mantenerse a salvo y no reunirse en grandes grupos. Veremos qué deciden Dana White y la UFC sobre el combate. Nunca he renunciado a pelear con nadie en cualquier lugar y eso se mantiene a día de hoy", dijo entonces, con motivo del Día de San Patricio. En estos días, tras enterarse de la baja de Khabib, no tardó en llamar "gallinas" al daguestaní y a 'El Cucuy'. Y en hacer hincapié en que está "en plena forma" y listo para pelear.

Todo hace apuntar que no se podrá subir al tren del 18 de abril, pero eso no va a frenar su determinación por pelear otras dos veces de aquí a diciembre. En el entretanto, McGregor ha donado un millón de dólares para ayudar al sistema sanitario irlandés a luchar contra la pandemia global. "Compraré equipos de protección por valor de un millón de euros para desplegar en todos los hospitales de la región de Leinster (la más afectada), escribió en sus redes sociales. Complementando, con este acto solidario, su insistencia a la hora de conciencias a sus compatriotas de la necesidad de confinarse.

Recibiría el apoyo del ministro Paschal Donohoe. Y, acto y seguido, le respondió con este mensaje: "Necesitamos más unidades en la calle para cumplir el bloqueo, Pascal. ¡Se ha sido demasiado laxo! Los sitios de construcción deben estar cerrados. Siempre podemos construir otra vez después de esto. En todos los sentidos, debemos poner la salud por encima de la riqueza". Su compromiso es total, añadiendo consistencia al patriotismo irlandés que ha evidenciado a lo largo de sus años de competición en Estados Unidos.

Por último, siguiendo este hilo nacionalista, el peleador ha llegado a atacar a China por las dificultades que tiene su país para poder acceder al mercado de equipamientos médicos en esta crisis sanitaria. "Realmente horrendo. Esta gente no sólo está subiendo los precios en todos nuestros artículos. Mascarillas, gafas especiales, guantes, ventiladores, respiradores, bombas de oxígeno, monitores, lo que sea. Todo está subiendo de precio. ¡Y ahora los lotes no sirven! Es un comportamiento ridículamente inhumano", sentenció.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es