27 de octubre de 2021, 0:00:08
Opinión

Y DIGO YO


¿Tendrá éxito la querella contra el Gobierno por los fallecidos del coronavirus?

Javier Cámara


La noticia, por esperada, no deja de ser sorprendente. Un grupo de abogados de toda España ha presentado ante el Tribunal Supremo una querella contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los cuatro vicepresidentes, así como los ministros que conforman el Ejecutivo al completo, por un posible delito de homicidio imprudente en la gestión de la pandemia. Puede que resulte insuficiente y se añadan al final, incluso, los de prevaricación y omisión del deber de socorro.

Todavía no se ha cerrado el número de demandantes porque los 3.000 familiares de fallecidos por el coronavirus pueden ser muchos más. No se habla de una cantidad final concreta porque aún pueden sumarse unos cuantos miles más que todavía están a la espera de que les den el certificado de defunción. La razón es más que evidente a cuenta de lo que se ve, se escucha y se descubre todos los días en los medios de comunicación: haber permitido por acción o por omisión la extensión de la pandemia y la muerte por el virus.

En el texto de la querella destacan frases como “la irresponsable y negligente inacción y actuación tardía y nefasta” o “una crisis sanitaria que ha estado continuamente trufada de decisiones y ordenes verbales, contradictorias con las medidas previstas para el freno de los contagios”.

Como muchas de estas decisiones las han atribuido en multitud de ocasiones a “los expertos”, tampoco se descarta incluir en la denucnia como cooperadores necesarios al director del Centro de Coordinación de Emergencias de Sanidad, Fernando Simón, junto a otros asesores de Sanidad. Lo que quizá no se sepa, y puede ser un buen momento para averiguarlo, es hasta dónde se respeta el conocimiento y buen hacer de un experto y cuánto de decisión política hay al final en todo lo gestionado.

En puridad, cuesta creer que muchas de las decisiones que se han llevado a cabo o que, en algún momento había propuestas y se echaron para atrás, fueran idea de un experto. Demasiadas rectificaciones de cosas absurdas...

No se puede pasar por alto que a la Comunidad de Madrid también le han puesto una querella por los fallecidos en las residencias de personas mayores. ¿Casualidad? ¿Coincidencia con que el Gobierno de Ayuso sea el centro de las críticas de todo el Gobierno de Pedro Sánchez? Juzgue usted mismo.

Conoceremos las responsabilidades de todos, obviamente, pero habrá que ver si de lo que se acusa a un Gobierno regional no tiene también que ver con la gestión de un Ejecutivo central que primero asumía un mando único y después, cuando vio lo que se venía encima, devolvía algunas de las competencias.

La principal duda que surge en la opinión pública, fuera del debate estrictamente jurídico, es si una Justicia tan politizada, en la que los principales dirigentes de los estamentos están elegidos por los partidos, con nombramientos tan relevantes y tan recientes en los que una ministra pasa a ser Fiscal General del Estado por la decisión del presidente del Gobierno, puede hacer que estas denuncias consigan parte de su objetivo.

A partir de este momento se abren todas las hipótesis, desde que hacen falta más denuncias (piden que se sumen los familiares de los 50.000 muertos que se supone pueden haber fallecido por el coronavirus, cosa que parece complicada) hasta que habrá que denunciar ante tribunales internacionales porque aquí en España no llegarán a ninguna parte.

No lo tendrán fácil, en cualquier caso, los Tribunales que habrán de dirimir si los políticos tenían información suficiente para parar la pandemia o si antepusieron sus intereses partidistas actuando mal y tarde.

¿Ustedes qué creen, que llega a algo la querella o que se queda en el camino?

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es