10 de agosto de 2020, 17:57:24
Deportes

FÚTBOL


Aduriz, leyenda del Athletic, anuncia su retirada de forma inesperada

M. Jones

El delantero ha proclamado que deja el deporte profesional de manera inmediata.


Artiz Aduriz se ha retirado del fútbol este miércoles. Así de rotundo ha restallado la noticia que el mismo jugador publicaba en sus redes sociales. Lo ha comunicado por medio de una carta en la que ha explicado que le "ha llegado el momento" de colgar las botas antes de lo previsto por unos problemas graves en la cadera que ha arrastrado durante esta temporada. Unas dificultades que, de la mano del coronavirus, le arrebatarán la posibilidad de ser partícipe de la ansiada final copera entre el Athletic y la Real Sociedad.

El icónico delantero rojiblanco, nacido en San Sebastián en 1981, lo deja a los 39 años. "Muchas veces he mencionado que el fútbol te deja antes de que tú le abandones a él", expone en su texto de despedida, escrito en el que confiesa que "ayer mismo los médicos" le "recomendaron pasar por el quirófano, mañana mejor que pasado, para colocar una prótesis que reemplace mi cadera e intentar afrontar, al menos, con la mayor normalidad posible la vida diaria".

"Desgraciadamente mi cuerpo ha dicho basta. No puedo ayudar a mis compañeros como me gustaría y como se merecen", ha lamentado, antes de resignarse y reconocer que "así es también la vida de un deportista profesional. Simple, muy simple". Y ha querido dar perspectiva social a su decisión de este modo: "Desgraciadamente estamos viviendo situaciones mucho más graves y dolorosas; la pandemia (de Covid-19) que aún sufrimos nos ha dejado daños irreparables y tenemos que seguir combatiéndola entre todas y todos".

"Por lo tanto, no os preocupéis por mí, esto es solo una anécdota. Olvidémonos de los finales soñados, porque ya tendremos tiempo de despedirnos. Y sí, ha llegado la hora del adiós y así se acaba para mí este camino, inolvidable y maravilloso de principio a fin", ha sentenciado un sensacional rematador que se ha despedido agradeciendo a todo aquel que leyera su carta. Así se ha cerrado la trayectoria deportiva del máximo goleador del Athletic Club en el siglo XXI y el sexto de toda su historia, con 172 dianas. Sólo nombre atemporales como Zarra (335), Bata (208), Dani (199), Gorostiza (196) e Iraragorri (179) le superan.

El Athletic no ha tardado en pronunciarse y rendir tributo a su leyenda. "Pasará a la historia como uno de los delanteros centros más carismáticos fuera del campo y sobre el verde, donde ha dibujado una amalgama de remates espectaculares", reza una nota en la que se destaca que entre "sus más bellas estampas están las de cabeza, ayudadas por su enorme capacidad de salto". Y se subrayan los "cuatro goles suyos sirvieron a los leones para ganar la Supercopa del 2015 por un global de 5-1 frente al FC Barcelona con (Leo) Messi a los mandos".

"Aduriz se lleva bajo el brazo este título de la Supercopa y un puñado de clasificaciones europeas, entre ellas una para la Champions League". Y hace hincapié en que "su rendimiento creció de manera increíble a los 30 años hasta batir varios récords de longevidad". Cierto es que todo comenzaría a los 17 años, cuando fue fichado por el Antiguoko donostiarra, donde coincidió con Xabi Alonso e Andoni Iraola, casi nada. Más tarde se batió el cobre en el Aurrera de Vitoria y Bilbao Athletic antes de debutar en San Mamés. En 2002, bajo el mandato de Jupp Heynckes, se estrenaría en un duelo ante el Barcelona, el club al que le hizo las dianas más importantes de su vida -la última, en el inicio de esta edición de LaLiga, con una chilena de foto sobre la bocina-.

Pero la suya es una historia de trabajo para poder ganarse el derecho a disfrutar en el club de su corazón. No obstante, se vio obligado a salir de Lezama para madurar en el Burgos, en Segunda B. Después se haría un nombre admirado en el Valladolid, en Segunda. Y ahí volvería por vez primera a vestir la zamarra bilbaína. Fue en 2006, cuando el Athletic sufría para mantener la categoría. Aguantó hasta 2008, año en el que irrumpió Fernando Llorente y tuvo que buscarse la vida.

Fue a Mallorca, equipo en el que demostró su valía hasta el punto de ser contratado por el Valencia, previo paso de su segundo y definitivo retorno al Athletic. Volvió para suturar la polémica salida de Fernando Llorente y ayudar a salvar los muebles a Marcelo Bielsa en la segunda temporada del argentino en el banquillo rojiblanco. En ese punto entraría en ignición su capacidad goleadora. El propio Athletic se declara asombrado cuando marcó cinco goles al Genk en San Mamés, en un partido valedero de la Europa League. Finalmente, el conjunto vasco lamenta que "el coronavirus se haya interpuesto" para impedir que Aduriz pueda "disputar la final de Copa ante la Real Sociedad", porque le "suponía una motivación extra" para poner el "broche de oro a su carrera". "Levantar esa Copa era su sueño, pero estará ahí insuflando ánimo. También es suya", rematan desde el club. Se va su buque insignia desde 2010.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es