27 de julio de 2021, 8:41:13
Nacional

ARGUMENTARIO


Indignación con Garzón por relacionar a la Policía y Guardia Civil con el "golpismo"

Francisco Cózar

Ven estos ataques como una “cortina de humo" para tapar que Marlaska destituyó al coronel Pérez de los Cobos "por cumplir con su deber".


La politización de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado que está haciendo el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha provocado la reacción tanto de la oposición, que ha dicho que “los reaccionarios están en el Gobierno”, como de las asociaciones policiales, alguna de las cuales ha pedido ya que cese en su cargo el ministro de Consumo, Alberto Garzón, tras relacionar a algunos miembros de la Policía y Guardia Civil con un discurso golpista.

Abrió el camino el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, con sus “purgas” en la Guardia Civil a cuenta de la investigación de la manifestación del 8M y si debía haberse autorizado o no. Para defenderlas y no verse obligado a exigir la dimisión a su ministro, el propio presidente del Gobierno hizo alusión a la “policía patriótica” para referirse a la Benemérita. Siguieron el argumentario el vicepresidente, Pablo Iglesias, y ahora también el titular de Consumo.

Garzón deslizaba este jueves la posibilidad de que “haya elementos reaccionarios dentro” de la Benemérita que “asuman como propio el discurso que invita al golpe del Estado”. Por supuesto, la culpa no sería solo de ellos porque vendría alentado por la “derecha política”.

Este discurso contra la Policía y Guardia Civil encontraba ya este mismo jueves respuesta dentro del propio equipo de Gobierno por medio de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que hacía un alegato en defensa de la Guardia Civil y el resto de Fuerzas de Seguridad recalcando su defensa de los derechos, las libertades y los valores constitucionales.

Este viernes, por la mañana, era la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, la que subrayaba que una persona que opina así “no merece el honor de ser ministro de España” y replicaba: “Los elementos reaccionarios están en el Gobierno, no hay más que verlo”.

Los populares entienden que esta estrategia del Gobierno para desacreditar a las fuerzas policiales se debe a que "están nerviosos porque no actuaron en el momento oportuno" frente a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus y han solicitado y la comparecencia de Garzón en el Congreso por relacionar de manera pública a las fuerzas de seguridad con un discurso golpista.

Por la tarde era la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, la que, desdiciendo a Pedro Sánchez, Fernando Grande Marlaska, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, ha destacado el "compromiso democrático" de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado apuntando su “rigor y profesionalidad”, expresamente a la Guardia Civil, “que se deben como siempre a la democracia”.

Preguntada también por la "policía patriótica" a la que hizo mención el presidente del Gobierno durante el debate para pedir la sexta prórroga del estado de alarma, ha asegurado que en España "ya no existe ese concepto... eso pertenece a otros gobiernos, a otros momentos".

En todo caso, era muy difícil escuchar una rectificación de la portavoz del Gobierno sin culpar a la oposición y aprovechaba la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para criticar, igualmente, las “teorías conspiranoides” con las que cree que está obsesionado el PP, intentando permanentemente “agitar” y haciendo de la crispación y la bronca su “nota de identidad”.

Pero debe estar también en una teoría “conspiranoide” la Confederación Española de Policía (CEP), que tras recordar que muchos agentes han muerto por defender la democracia contra el terrorismo, ha pedido el cese inmediato de Garzón porque sus palabras "no son un error". "Sabía lo que decía y lo que iba a provocar", han asegurado".

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha calificado las palabras del ministro de Consumo de "ataque abyecto al hablar de espionaje y golpismo" y entiende que “dañan a la democracia y las instituciones”. Pide a Sánchez que deje de politizar “todos los espacios públicos”

Por su parte, también la Guardia Civil por medio de la AUGC ha criticado el intento de “politiza a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado, haciendo, además, acusaciones "sin ningún tipo de pruebas".

Cansados de que se les utilice como “arma arrojadiza” y han pedido que “de una vez por todas se respete a la Guardia Civil y a la Policía Nacional”, así como su “neutralidad política”.

Igual de destacables han sido las palabras de la Asociación profesional de Suboficiales de la Guardia Civil (ASESGC), que califica las declaraciones de Garzón como "insultantes por el desconocimiento absoluto de lo que es la Guardia Civil". Además, las han tildado de “cortina de humo para que deje de visualizarse y así blanquear el hecho que llevó a cabo el ministro Marlaska con la destitución del coronel Pérez de los Cobos por cumplir con su deber".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es