24 de septiembre de 2021, 7:57:12
Editorial

EDITORIAL


Felipe González apuesta por los pactos de Estado

EL IMPARCIAL


Tiene razón Felipe González cuando afirma que para enfrentarse al futuro, España necesita “una sucesión de pactos de Estado”, pero que no debe contarse ni con ERC ni con JxCat, pues a estos partidos no les “interesa la reconstrucción económica y social de España”.

Pocos políticos y analistas políticos discuten que los pactos de Estado entre los dos grandes partidos serían la mejor fórmula para que España encare la crisis económica y social que se avecina. El gran problema se llama Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno ha demostrado con creces que prefiere pactar con sus socios de investidura antes que con el PP. No es Pablo Casado el responsable de esa crispación que invade el Hemiciclo e impide un acercamiento entre los dos grandes partidos. En el último debate, sin ir más lejos, el líder del PP ofreció cuatro pactos de Estado y Pedro Sánchez ni le contestó.

Está bien que Felipe González lo diga en un intento de convencer al secretario general de su partido de que con el Gobierno del “camarote de los hermanos Marx” se encamina al desastre. Pero Sánchez ha llegado a La Moncloa gracias al apoyo de ERC y Bildu, entre otros. Y con ellos quiere seguir gobernando toda la legislatura. Ya se ocupa Podemos de tender puentes a los socios de investidura, “a los que no les interesa la reconstrucción de España”, para evitar cualquier amago de acuerdo con el PP. Y Pedro Sánchez se contenta con ir aprobando sus decretazos con el apoyo de unos u otros. Ahora, escenifica una suerte de idilio con Ciudadanos para aislar al PP. Pero durará poco. En cuanto necesite los escaños de ERC, que ya ha advertido que no se sentará con el partido de Arrimadas.

Felipe González tiene razón. Un gran pacto de Estado entre los grandes partidos, y sin los separatistas, sería el mejor escenario para la llamada reconstrucción económica y social. Pero Pedro Sánchez prefiere provocar a Pablo Casado para luego acusarle de crispar e impedir ese acercamiento.

Desde que apareció en el escenario político, el presidente del Gobierno ha apostado por el llamado “bloque progresista”. Desde siempre prefirió a Podemos, ERC y Bildu que al PP. Y Felipe González lo sabe y por eso, lo denuncia. Y lo denuncia sabiendo que ese gran pacto de Estado entre el PSOE y el PP ahora es imposible. Sobra Pedro Sánchez.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es