28 de septiembre de 2020, 0:55:13
Sociedad

CAMBIO CLIMÁTICO


2020, camino de convertirse en el año más caluroso desde que se tienen registros

EL IMPARCIAL

Los cinco primeros meses del año han sido los más cálidos registrados hasta el momento en España.


Con el mundo aún en vilo por la pandemia, otra amenaza, la del cambio climático, continúa avanzando inexorablemente. Y lo hace, además, a un ritmo cada vez más acelerado... Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el pasado 2019 fue el segundo año más cálido de la historia solo superado por el 2016. Además, tanto el último lustro como la última década han sido los más cálidos desde que existen registros. De hecho, desde los años 80, cada decenio ha ido superando en temperatura al anterior, prueba inequívoca de que la situación va a peor.

En España, el primer semestre de 2020 será el primero o segundo más caluroso desde que existen registros en la historia de España, después de que los cinco primeros meses hayan sido los más cálidos, respecto de la media, registrados hasta el momento. Así lo ha confirmado este jueves el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, durante la presentación del Informe sobre el estado del clima en España 2019.

Fuente: Aemet

Este documento revela que 2019 fue también muy cálido en España, con una temperatura media de 15.9 grados, es decir, 0.8 grados por encima del valor medio anual del periodo 1981-2010, lo que lo convierte en el sexto año más cálido desde el comienzo de la serie en 1965. "El calentamiento no solo no cesa, sino que se acelera a gran velocidad", ha asegurado durante el acto la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

A lo largo del año se registraron dos olas de frío, ambas en el mes de enero, llegándose a bajar de -11 ºC en las zonas tradicionalmente más frías de España. Se produjeron también tres olas de calor, de las que hay que destacar por su gran intensidad la que tuvo lugar entre el 26 de junio y 1 de julio. En su transcurso, se superaron los 43 ºC en puntos del nordeste peninsular, y se batieron numerosos récords absolutos de temperatura máxima anual, hecho con pocos precedentes, pues la mayoría de las efemérides de temperatura máxima en España se habían producido hasta entonces en los meses de julio y agosto.

El aumento de la concentración en la atmósfera de los gases de efecto invernadero como consecuencia de las actividades humanas es la principal causa del aumento de la temperatura superficial global observado desde la época preindustrial. En 2018, los tres principales gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano y óxido nitroso) alcanzaron los niveles más altos desde que hay registros a escala global. En abril de 2019, el Centro de Investigación Atmosférica de Izaña, de AEMET, registró una concentración de CO2 media diaria de 415 ppm, un valor sin precedentes desde que el ser humano habita la Tierra.

En cuanto a precipitaciones, la Aemet considera 2019 un año "normal" en el conjunto de España. La media anual estimada fue de 628 mm, valor inferior en un 3 % al promedio del período de referencia 1981-2010. No obstante, hasta el mes de octubre el año había sido muy seco, pero hubo una clara recuperación en noviembre y diciembre, meses con abundantes precipitaciones.

Pese a ello, el informe indica que la precipitación media anual ha experimentado "un moderado descenso en los últimos 50 años", a lo que hay que añadir una evaporación creciente. Según el portavoz de la Aemet, el mapa de España dibuja en la actualidad "un escenario claramente más cálido y con menor disponibilidad de agua que en décadas pasadas".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es