30 de septiembre de 2020, 11:22:39
Nacional

PANDEMIA


Baleares limita las reuniones y también obligará a usar mascarilla

EL IMPARCIAL/Efe


El Govern balear impondrá el uso obligatorio de mascarillas en todos los espacios públicos y de acceso público sin importar si se puede respetar la distancia de seguridad sanitaria, excepto en playas, piscinas, cuando se esté consumiendo comida o bebida o se practique deporte.

Además, también limitará las reuniones a 70 personas en espacios abiertos y 30 personas en cerrados. La consejera de Salud, Patricia Gómez, ha justificado esta medida haciendo referencia a las fiestas detectadas en Ibiza en casas privadas, donde se llegaba incluso a pagar entrada. "La realidad nos indica que los nuevos pacientes son en estos momento con síntomas leves o asintomáticos y eso nos obliga a extremar las medidas", ha dicho.

Tanto la limitación de las reuniones como la regulación del uso de las mascarillas se publicarán mañana viernes o el sábado en el Boletín Oficial de Baleares, en una resolución que modificará el decreto de nueva normalidad.

Gómez: "Queremos garantizar a todos los ciudadanos y visitantes la máxima protección y seguridad"

Como excepciones a la obligatoriedad del uso de mascarillas en espacios abiertos públicos, no se requerirá su utilización en playas, piscinas, cuando se consuma comida o bebida, en la práctica deportiva y de actividades acuáticas, así como al tocar instrumentos de viento. La multa por incumplir esta medida, ha señalado Gómez, no superará los 100 euros, aunque ha avisado que "se contemplan muchas otras sanciones".

La decisión del Ejecutivo de las islas se produce después de que ayer miércoles el Servicio balear de Epidemiología informara de que existen nueve brotes activos de Covid-19 con 56 contagiados en Baleares, uno en Ibiza y el resto en Mallorca, donde se han detectado tres nuevos en la última semana.

En total, hay 134 personas en las islas positivas de coronavirus y 54 de ellas corresponden a contagiados en estos nueve brotes activos

Baleares seguirá así el ejemplo de Cataluña, que este jueves ha publicado la resolución de la Generalidad que establece la obligatoriedad del uso de mascarillas en los espacios públicos o de uso público, exista o no distancia de seguridad, con lo que la norma ha entrado en vigor.

En esa comunidad, los agentes de la autoridad podrán multar a partir de ahora con hasta cien euros a las personas de más de seis años que salgan de casa sin mascarilla, incluso cuando se pueda mantener la distancia de seguridad, si bien siguen vigentes las excepciones que eximen de su uso cuando sea incompatible, como hacer deporte o bañarse.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es