25 de septiembre de 2020, 17:56:07
Sociedad

JUEGO


¿Cómo diferenciar un casino con licencia de uno sin licencia para jugar seguro online?

EL IMPARCIAL


En junio de 2011 se puso en marcha la regulación del juego online en España. La legislación llegó un poco tarde, ya que hacía unos años que jugar por internet era posible. A partir de 2012 se empezaron a conceder las primeras licencias de juego online, tanto a casinos como a casas de apuestas.

Desde entonces hasta la fecha, España se ha convertido en un país en donde existe una gran cantidad de operadores y, por lo tanto, una gran competencia. Año a año, las cifras de jugadores y dinero jugado se iban incrementando de manera bastante rápida.

Pero la recesión causada por la crisis sanitaria y económica que ha afectado a muchos sectores económicos también ha afectado al juego. Los casinos online permanecieron activos y, de hecho, al principio del confinamiento sumaron nuevos usuarios que provenían de las casas de apuestas. Estas plataformas habían visto cesar su actividad al no haber eventos deportivos.

Crecimiento exponencial de los casinos

Durante el confinamiento el número de usuarios de casinos online creció exponencialmente, pese a que en marzo entraba en vigor la nueva ley de juego, en donde queda muy limitada, por ejemplo, la publicidad de casas de apuestas y de casinos online.

Sin embargo, a día de hoy no existen datos sobre si el confinamiento ha producido un incremento del juego ilegal o no. Por lo menos eso se desprende de recientes declaraciones del ministro del ramo. No parece que hayan incrementos sustanciales en el denominado Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego, ése en el que los que padecen una ludopatía se inscriben para evitar acceder a cualquier plataforma online o local de juego.

El juego ilegal en España

Desde 2012, la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) ha cerrado casi mil webs sin licencia en España. Sin embargo, estas plataformas siguen existiendo. Una de las pistas más claras de son ilegales es por el hecho de tener su sede en paraísos fiscales, como Gilbraltar o Curaçao, pero esto no es prueba definitiva, puesto que muchos autorizados tienen su sede en Malta para rebajar su carga fiscal.

Uno de los problemas del juego ilegal es que estas personas que se inscriben en el Registro para trabajar sobre su ludopatía tienen el acceso libre, no se les impide jugar, con lo que su problema se agrava al tener una recaída y acceder a estos sitios. Pero no es necesariamente un lugar en el que concurran las personas enfermas, sino que atraen a muchos jugadores por sus precios, mucho mejores que en las plataformas legalizadas.

Es fácil jugar ilegalmente

El problema es que el usuario puede no estar distinguiendo entre una plataforma legal de una ilegal. Por esto es importante que el usuario investigue si ese casino o casa de apuestas online cumple con todos los requisitos que el Gobierno de España pide y tiene su correspondiente licencia.

Otro problema asimilado a las plataformas ilegales de juego es el acceso a menores. Es cierto que muchos menores consiguen burlar las trabas que les limitan el acceso con triquiñuelas como suplantar a sus padres o a algún adulto en las plataformas legales, pero el problema es que en las plataformas ilegales no tienen ningún tipo de limitación. Incluso existen tutoriales que explican cómo saltarse las prohibiciones de la legislación para jugar desde España en casas de juegos de azar ilegales, mediante el uso de VPN o navegadores de internet que ocultan el origen de la IP del jugador.

Otro de los peligros de utilizar estas plataformas se produce cuando son detectadas y cerradas por el Ministerio de Hacienda. En muchísimas ocasiones, la plataforma desaparece y logra aparecer con una nueva dirección, pero, por el camino, muchos jugadores han perdido sus depósitos.

Jugar seguro es jugar legal

El mejor consejo es no dejarse llevar por suculentos bonos o cuotas demasiado altas. Jugar en plataformas ilegales está evitando que hacienda pueda recaudar la parte correspondiente, es decir, que hacerlo nos perjudica a todos.

Jugar en una plataforma fiable es mejor para todos, por este motivo es importante consultar los casinos online fiables para jugar en España, que son los que cumplen con todos los requisitos y cuentan con licencia. Se evita que personas que padecen ludopatías puedan tener recaídas o que menores accedan y jueguen en plataformas de juego ilegales, algo que se está convirtiendo en demasiado habitual.

El problema de todo es que el juego ilegal es muy difícil de controlar si no es que un usuario detecta y denuncia la existencia de un casino online ilegal. De esta manera, como jugadores responsables debemos denunciar si localizamos una plataforma ilegal. Por la seguridad de todos.

Recuerda que jugamos para divertirnos y que confiar en plataformas ilegales genera problemas para nuestra sociedad y para nuestra economía. Pero también puedes ser tú el afectado.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es