24 de junio de 2021, 22:53:49
Nacional

CONGRESO


El PNV, dispuesto a sacar tajada fiscal de la negociación de los Presupuestos

EL IMPARCIAL


El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, se ha sumado a las presiones sobre el Gobierno de cara a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado: "Estamos en el tanque de reserva de la confianza con el Gobierno de Sánchez", ha dicho Esteban, "no es un buen momento en nuestras relaciones".

"Hay que tomar decisiones ante la situación económica y social y eso pasa por convocar la Comisión Mixta de Concierto", ha zanjado el político nacionalista, que se suma así a las pretensiones de otros grupos nacionalistas y secesionistas que pretenden imponer sus condiciones en una negociación donde su apoyo sería fundamental.

El Concierto vasco-navarro está basado en un régimen foral que permite privilegios fiscales a estas regiones españolas en lo que se ha dado en llamar "vacaciones fiscales vascas".

Así lo exige la hoja de ruta de Podemos, que pasa por consolidar el pacto de la investidura, que reúne a partidos de izquierda con partidos nacionalistas y separatistas, con el apoyo a unos presupuestos "progresistas".

Es lo que ha permitido a la ERC exigir este fin de semana al Gobierno de Pedro Sánchez que "cumpla" primero el compromiso de profundizar en la mesa de diálogo sobre el conflicto catalán, véase las prestensiones independentistas de la formación sobre la comunidad auónoma, antes de buscar el apoyo de ERC a los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE).

En una visita a Blanes, el vicepresidente de la Generalidad, Pere Aragonés, salía así al paso de una información publicada por La Vanguardia según la cual el Gobierno de Sánchez buscará el apoyo de ERC a los presupuestos del año que viene antes de que se celebren las próximas elecciones catalanas.

Del otro lado se sitúan los partidarios de la llamada "geometría variable", que son partidarios de acuerdos puntuales con "todo el mundo", como expresó Alberto Garzón, el líder de Izquierda Unida, coalición dentro de la coalición de Unidas Podemos, la pasada semana. Ese "todo el mundo" implicaría a Cs y PP.

Sin embargo, desde la formación morada se imponía la ortodoxia de unos presupuestos "progresistas". La senda de ortodoxia económica que lleva aparejada la concesión de las ayudas europeas contra el Covid ha sentado como un jarro de agua fría en Podemos y el secretario de Economía de la formación, Nacho Álvarez, aseguraba que los 140.000 millones de euros que recibirá España de Europa son la "autovía" para unos presupuestos que deben "consagrar" el acuerdo de Gobierno de coalición y ser "nítidamente progresistas".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es