18 de junio de 2021, 17:18:24
Deportes

GOLF


BMW Championship. La clase de Jon Rahm no se agota: remonta, gana y vuelve al número uno

E.I.

El jugador español volvió a lucir en el momento clave del torneo para doblegar a Dustin Johnson.


El pasado 20 de julio Jon Rahm escribía su nombre en la historia del deporte. Se impuso en el prestigioso torneo Memorial del PGA Tour para conquistar la cima del golf. Aquel triunfo le condecoró como el número uno del mundo, como el mejor jugador del momento. Un hito que sólo Severiano Ballesteros había alcanzado como representante español. Esa es la dimensión de la gesta firmada por el golfista de Barrika.

Desde entonces, este jugador de 25 años ha ido batallando por defender esa posición y sumar semanas como el patrón del circuito masculino. Una tarea que se ha antojado, como se pronosticaba, nada sencilla. No son pocos los nombres gruesos que rivalizan por ese trono y que cada fin de semana tratan de dar lo mejor de su juego para volver a relegar al vasco al rol de aspirante distinguido.

No obstante, el pasado domingo Dustin Johnson ganaba en The Northern Trust y desalojaba a Rahm de su estatus. Pero el joven guerrero vasco ha trabajado demasiado para asentarse en el Top-3 e iba a vender muy caro su descenso del peldaño dorado. Tanto que ha tardado sólo siete días en recuperarlo. Y lo ha hecho de una manera especialmente particular: doblegando a Johnson en un desempate.

Este domingo, el último de agosto, Jon se proclamó campeón del BMW Championship después de ganar al estadounidense en un desempate tenso. El español aplicó la misma estrategia que desarrolló en el Memorial del PGA Tour: fue de menos a más y con el paso de los días aceleró su golf para finalizar tocando techo. Esta vez entregó una tarjeta de 64 golpes (-6) en la cuarta ronda y sumar 276 (-4), registro que le permitió llegar empatado al hoyo 18.

En ese punto de exigencia Rahm destapó el tarro de las esencias. Se marcó un birdie que no pudo ser empastado por Johnson (que firmó una tarjeta de 67 impactos para un total de 276). El trofeo estaba en el bolsillo y el número uno, también. Además, la victoria tiene un sabor delicioso, pues el torneo forma parte de los playoffs de la FedEx Cup.

El jugador de Vizcaya había llegado a dejarse ir en la primera jornada del torneo hasta los 75 golpes (+5). Pero su clase está más que contrastada, al igual que su fortaleza mental y capacidad de renacer hasta la gloria. Activó su cara más afinada y por segundo día consecutivo se iría del Olympia Fields Country Club sin cometer ningún bogey. Es más, este domingo selló seis birdies, el mejor registro de todos los participantes. Así, sumó a su cosecha el segundo título de la PGA Tour en algo más de un mes.

Esta muesca gloriosa, el quinto título del PGA Tour desde que se convirtió en profesional, le clasifica, por si fuera poco, para el Tour Championship. Para el recuerdo del BMW Championship queda el putt magnífico que Rahm embocó para proclamarse campeón. Un toque preciso de una distancia de 66 pies. Es el putt más lejano en los 121 años que lleva disputándose dicho campeonato. Es una página dorada más en el currículo del jugador vasco.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es