24 de septiembre de 2021, 5:58:01
Comunicación

PARLAMENTO EUROPEO


La UE alerta del "declive" de la libertad de prensa y la "excesiva" injerencia de los gobiernos

Efe


El Parlamento Europeo (PE) mostró este miércoles su preocupación por el "declive" de la libertad de los medios de comunicación en la Unión Europea (UE), profundizado por la pandemia, y denunció la violencia, el acoso o la presión a que se ven sometidos muchos periodistas.

"La libertad de los medios de comunicación se ha ido deteriorando en los últimos años", advirtió en una resolución el PE, y el brote de COVID-19 no ha hecho sino agravar esta tendencia.

Aprobada por 553 votos a favor, 54 en contra y 89 abstenciones, la resolución de la Eurocámara denunció "los intentos de los Gobiernos de algunos Estados miembros de silenciar a los medios de comunicación críticos e independientes y socavar la libertad y el pluralismo". En este sentido, los eurodiputados subrayaron que los medios públicos en algunos países de la UE se han convertido en un "ejemplo de propaganda progubernamental".

"Estamos asistiendo a la sustracción de la democracia, mediante mentiras. No hay libertad sin medios de comunicación independientes, no hay democracia sin pluralismo informativo. Los medios deben estar al servicio de la verdad, no de las mentiras", clamó la ponente del texto, la polaca Magdalena Adamowich.

Los eurodiputados recordaron que la libertad, el pluralismo y la independencia de los medios de comunicación y la seguridad de los periodistas son piezas clave del derecho a la libertad de expresión y de información, y son esenciales para el buen funcionamiento de la democracia en la Unión Europea.

Por ello, solicitaron más protección para los periodistas, especialmente para las mujeres, tras apreciar una "tendencia creciente a la intimidación para silenciar a periodistas".

En su declaración, la Eurocámara advirtió que la concentración de la propiedad de los medios en unas pocas manos es una amenaza para el pluralismo e impide, además, contener la propagación de la desinformación. Por ello, instó a los países a tomar medidas para evitar la concentración excesiva y garantizar la transparencia.

Además, condenó la injerencia excesiva de los Gobiernos en los medios de comunicación a través de la publicidad pública, e insistió en que el dinero de la Unión no debe gastarse en medios de comunicación controlados por el Gobierno o en propaganda política.

En este sentido, el Parlamento pidió también a la Comisión Europea que evalúe en su informe anual sobre el Estado de Derecho la transparencia de la propiedad de los medios de comunicación y la intromisión pública o privada en el sector en cada Estado miembro.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es