21 de junio de 2021, 9:11:47
Nacional

PRESUPUESTOS


Las concesiones a ERC, Bildu y PNV a cambio de su apoyo a los PGE

Francisco Cózar


Pese a que Pablo Iglesias aireaba que en el Ejecutivo hay roces y tensiones que Pedro Sánchez achacaba a la inexperiencia de la coalición, el Gobierno de coalición cuenta ya con la mayoría para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado que le pueden garantizar la estabilidad en la legislatura. La buena relación del líder de Podemos con los nacionalistas amigos de ETA, separatistas y populistas se suma a la falta de escrúpulos del secretario general del PSOE para darles todo lo que piden a cambio del apoyo a las cuentas para 2021.

De esta forma, a las concesiones con el castellano para que deje de ser lengua vehicular, lo que llevará a su práctica desaparición en la aulas de muchas provincias españolas; a la cesión de los terrenos de los cuarteles que el Ejército de tierra posee en el barrio donostiarra de Loyola desde 1926 para que pasen a manos del Ayuntamiento; a la mejora de las condiciones en política penitenciaria a presos etarras; a que se estén tramitando ya los indultos para ciertos presos del procés en Cataluña; a los miles de millones que ingresarán en sus arcas los Gobiernos de Cataluña y País Vasco se suma, además, que los separatistas catalanes quieren que el Gobierno le suba los impuestos a los madrileños.

Subir impuestos a los madrileños

El presidente del Gobierno ha defendido la necesidad de armonizar los impuestos entre autonomías y ha argumentado que no es una cuestión ideológica, sino que hay "presidentes autonómicos del PP que son conscientes de que tenemos problemas en nuestro sistema fiscal".

Pedro Sánchez está encantado con esta polémica porque, por un lado, saca adelante el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que le garantizan una continuidad en la Presidencia y, por otro, consigue atacar a su principal rival en la oposición, el PP, y a sus votantes por mantener al partido de Pablo Casado al frente de las dos administraciones en la Comunidad de Madrid y Ayuntamiento.

El presidente del Gobierno ha tenido palabras para la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que este miércoles insistió en que no subirá los impuestos a los madrileños para "pagar el negocio de los independentistas".

La república vasca y acercamiento de presos

El coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, dejó claro que el sí a los Presupuestos Generales del Estado forma parte del "proceso" para "alcanzar la república vasca"..

El socio del Gobierno de Sánchez e Iglesias destacaba que él no tiene "ningún interés en ser relevante en la política española" porque lo que quiere es "construir la república vasca".

Además, han sido muchas las críticas vertidas sobre Interior por acelerar el acercamiento de presos etarras coincidiendo con las negociaciones que mantenía el Ejecutivo con el partido abertzale para conseguir su voto afirmativo a las cuentas de 2021.

La cuentas salen, sobre todo a ERC

Decía Sánchez que las únicas iniciales que le importaban eran las de los Presupuestos Generales del Estado, los PGE, y así se está notando porque a los casi confirmados 179 escaños del PSOE, Podemos, PNV, ERC y, se da casi por seguro, Bildu, se pueden sumar los de Compromís, tras pactar inversiones para la Comunidad Valenciana; los de Más País, que ha destacado el incremento de partidas para el cambio climático; o el del diputado de BN, que tras pedir la devolución del Presupuesto, ahora se ve en "en plena disposición" para apoyar las cuentas.

En cualquier caso, los triunfadores, los que más han “conseguido” de la necesidad del Gobierno de Sánchez, ha sido ERC: Cataluña recibirá en total más de 2.300 millones de euros en inversiones y transferencias de capital, "una cifra totalmente excepcional" y la "mayor que recibirá Cataluña por parte del Estado en este siglo", según ha subrayado el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès.

El PNV consigue reivindicaciones históricas

Los diputados de PNV han conseguido un incremento de la partida destinada al País Vasco, pero también otras concesiones consideradas históricas para el partido nacionalista. Fue el PNV el que se apuntó el tanto de la eliminación del impuesto al désel privando a Ciudadanos de colocarse la medalla. Además, ha logrado una partida de seis millones para el soterramiento del FEVE en Zorroza (Bilbao), otros 2,6 millones para sufragar la investigación en la Universidad del País Vasco, 50 millones para el Plan Renove en la industria de la máquina herramienta, y la enajenación del cuartel de Loyola (San Sebastián), que pasará a manos del Ayuntamiento donostiarra.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es