14 de abril de 2021, 3:20:28
Los Lunes de El Imparcial

Novela


José Zoilo: El nombre de Dios


Ediciones B. Barcelona, 2020. 639 páginas. 20,90 €.

Por Jorge Pato García


Mucho se ha hablado y muchos se ha escrito sobre el inicio de la invasión árabe de la Península Ibérica y la facilidad con la que los mahometanos se apoderaron de un vasto territorio que llegaba hasta nuestros vecinos franceses. El nombre de Dios se centra precisamente en cómo ocurrió ese comienzo de la invasión.

En el año 711, mientras que el rey Rodrigo batallaba contra los vascones en el norte de la península, le llegan noticias de que las tropas musulmanas están desembarcando en las costas de Cádiz. Esto es quizás el primer contratiempo que sufrió el rey godo, y tardará casi dos semanas en poder acudir con sus tropas a enfrentarse con los invasores.

La otra debilidad era la interna. Los godos nunca se caracterizaron precisamente por traspasos del poder ejemplares ni estabilidad política (cabe destacar en este punto que en sus tres siglos de historia en Hispania hubo 33 reyes). Los hijos del anterior rey, Vitiza, serán los encargados de vender al ejército godo en la batalla de Guadalete, principio del fin de los godos en nuestro territorio y puerta de entrada, sin encontrar resistencia, de los árabes a lo largo y ancho del otrora reino godo.

Pero el otro gran protagonista de esta novela, aparte de los avatares propios del desarrollo de los hechos históricos, es una reliquia perteneciente a una legendaria mesa que mandó construir el mismísimo rey Salomón. Repleta de oro y de joyas tenía un inmenso valor, pero la reliquia de la que se nos habla de esta novela es un pedazo de esa mesa, teniendo un lugar principal en el desarrollo de toda la historia y siendo la piedra angular que pueda determinar si se va a conseguir vencer o no al invasor. Será la historia de los que tratan de salvaguardar esta reliquia un trepidante relato perfectamente acorde e intrincado con el resto de la novela. En la encontramos diversa información que nos sirve para poder ubicarnos en todo momento durante la historia. Tanto por las cartografías que aparecen en las guardas del volumen, como por el índice de topónimos o el más que acertado glosario de personajes en el cual se señalan los que pertenecen al mundo de la realidad histórica y los que son parte de la historia novelada para narrar esos hechos.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es