19 de mayo de 2021, 4:49:56
Nacional

SANIDAD


Illa, sobre Ayuso: "Mi beligerancia se centra contra el virus. Lo demás, ni un minuto"

Efe


Casi un año después de tomar las riendas del Ministerio de Sanidad, Salvador Illa reconoce que se han cometido errores por parte de todos y, pese a los complicados momentos que también a él le ha traído esta "terrible" pandemia, volvería a aceptar el encargo. "No me arrepiento", asegura.

"Lo he hecho lo mejor que he podido", reconoce en una entrevista con Efe en la que hace balance de estos casi doce meses de pandemia y comenta los proyectos que tiene planeados para el departamento que dirige desde el pasado 13 de enero, apenas la pesadilla de la covid-19 "deje espacio".

En lo que no va a "perder un minuto" es en batallar con ninguna comunidad autónoma, aunque haya alguna que lo intente. "Mi beligerancia se centra únicamente contra el virus. Lo demás, ni un minuto", zanja.

El ministro asegura que la relación con la Comunidad de Madrid, que desde casi el principio ha sido una de las más combativas con las decisiones del Ministerio, "es buena". "En todo caso", avisa, no va a "perder un minuto en beligerancia con ninguna comunidad autónoma".

Sobre la petición que le ha hecho el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso para hacer test rápidos de antígenos en las farmacias, Illa reitera que "estas cosas hay que hacerlas bien".

"Se puede estudiar, claro que sí", y de hecho el Ministerio está analizando la propuesta madrileña, pero todavía "hay toda una serie de detalles que han sido objeto de aclaración y vamos a ver cómo podemos resolverlos". Aun así, insiste en que "las cosas con seguridad, con calma y sin apresurarse".

"Todo el mundo llegó tarde, también España"

lla cree que el coronavirus "sorprendió a todos", y eso obligó a ir adoptando medidas en función de la información que se iba recibiendo, disposiciones que en ese momento se creían las "correctas y adecuadas"; revisar ahora decisiones que se tomaron en la primera ola con los datos actuales -cree- "no es muy honesto".

"He de reconocer que todo el mundo llegó tarde, también España", admite el ministro para puntualizar, sin embargo, que aun "yendo tarde y cometiendo errores, fuimos también los primeros en reaccionar", decretando el primer estado de alarma y el confinamiento de la población apenas dos días después de que la OMS declarara la pandemia.

Illa considera "obligado" hacer una evaluación independiente, "por descontado, de la acción del Ministerio, del Gobierno, de las comunidades y de los sistemas sanitarios", pero ha de ser "constructiva" y realizada por expertos de distintas disciplinas.

"Hay quien lleva interesado desde el primer día, más que en combatir el virus, en combatir al Gobierno; allá ellos. Nosotros queremos hacer una evaluación constructiva, serena, pausada y que nos dé pautas de actuación de cara al futuro", añade.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es