21 de septiembre de 2021, 15:16:57
Mundo

CHAVISMO


Maduro impone su nuevo Parlamento en Venezuela de espaldas al planeta

EL IMPARCIAL

Deja fuera a Guaidó, ante el enfado de la comunidad internacional.


Llegó otro día polémico en la historia de Venezuela. El chavismo asumió otra vez el control de la mayoría del unicameral Parlamento, con la oposición dominando el Legislativo con regularidad desde este lustro. Las fuerzas de régimen bolivariano, que rigen desde 1999, volvieron a imponerse por encima de la lógica democrática. Ya que con este órgano no quedan sujetos al control o sanción. Tampoco Nicolás Maduro.

Este martes se celebró la primera sesión del curso y contó con los diputados chavistas encumbrando en la jefatura del Parlamento al exministro de Información Jorge Rodríguez. Se trata de un psiquiatra de profesión de 55 años que, cosas de la vida, es hermano de la vicepresidenta ejecutiva de la nación petrolera, la polémica Delcy Rodríguez. Todo ello entre un abrumados y teatral apoyo.

También serían designados como directivos la exministra Iris Varela y el simpatizante del chavismo Didalco Bolívar, un viejo líder del céntrico estado de Aragua que alguna vez le dio la espalda al fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013). Y de esta forma se ha oficializado el cese del Parlamento originario, el que ordena la Constitución y que está presidido por Juan Guaidó, el presidente interino reconocido como tal por más de 50 países.

No se ha tratado lo visto en Caracas de una sorpresa. Este mismo lunes compareció Diosdado Cabello, mano derecha de Maduro, para anunciar que iban a proponer a Rodríguez para presidir el Legislativo. "Quiero proponer para presidente, para dirigir esta Asamblea Nacional (AN, Parlamento), a Jorge Rodríguez", afirmó el número dos del régimen, antes de glosar la figura del candidato propuesto destacando la "lucha" de este diputado por el desarrollo del país.

Cabello, con su mensaje, no se toparía con ninguna enmienda de la bancada opositora, mas sí se encontró con la opinión del diputado José Gregorio Correa. Este representante llenó los cinco minutos de su alocución para dejar claro que consideraba "excluyente" todo esto. "Con ese modo de actuar no estamos de acuerdo, nos oponemos y rechazamos esa conducta excluyente, porque no representa la realidad del país. Esta fracción de unidad de la Alianza Democrática no está de acuerdo con esa propuesta", sentenció.

El caso es que han sido nominados 256 diputados chavistas, de un total de los 277 que conforman la totalidad del pleno. Rodríguez, Varela y Bolívar, durante el acto, agradecieron el voto de confianza que ha depositado la cabeza del movimiento en ellos. Y como es parte del protocolo establecido, cuatro representantes del "pueblo" venezolano juramentaron a los seleccionados. Toda vez que finalizó el ritual tomó la palabra el hijo de Nicolás Maduro.

Nicolás Maduro Guerra, que ejerce como disputado, justificó los nombramientos alegando que la directiva designada se ajusta "a la realidad" que se observa en el pleno. "Vemos una directiva acorde a la realidad de la Asamblea Nacional dominada por el chavismo, pero con intereses de amplitud, de escuchar al otro y de abrir el debate, el debate que necesita el pueblo venezolano para la conciliación, para el amor, para el avance y el progreso de todos los venezolanos", manifestó.

En cambio, saltaría una voz discordante. Fue la del diputado Óscar Figuera, el único representante del Partido Comunista de Venezuela (PCV) en el Parlamento. "A menos que demuestre lo contrario, (Rodríguez) no nos garantiza que efectivamente pueda haber la mayor participación en el debate y en la construcción de la política", expresó, antes de afirmar que "si esa misma conducta la aplica en la Asamblea Nacional, obviamente (él) no será garantía de participación, no será garantía de construcción colectiva de la política". Hizo esta reflexión en relación con la acusación que pesa sobre el antiguo ministro de Información de haber ordenado a los medios públicos que censuraran los actos del PCV durante la campaña electoral.

La oposición contempló como alzaba su palabra Guaidó. El dirigente disidente anunció la prolongación, por otro año, de las funciones de los diputados antichavistas. "En este momento, Venezuela confía en ustedes, diputados, en este momento (tienen) las esperanzas, la necesidad de defensa de la República y de la nación. Toca en este momento seguir adelante", confirmó en una sesión celebrada de manera virtual y que registró una participación menor al 10%.

Guaidó insistió en asegurar que 2021 va a ser el año en el que conseguirá sacar al chavismo del poder. La misma promesa que ha repetido desde enero de 2019, cuando se proclamó presidente interino de Venezuela, al considerar, entonces, que Maduro había ejecutado una "usurpación" de la primera magistratura. "Hagamos realidad este 2021 (...) lograr la transición a la democracia en Venezuela (...) Las transiciones se construyen y la hemos estado construyendo, con la capacidad de la mayoría, con nuestros aliados internacionales", remarcó. A sus espaldas tiene el apoyo de la comunidad internacional.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es