16 de junio de 2021, 19:58:40
Deportes

SEMIFINAL - VUELTA


Copa Libertadores. Un Santos eléctrico empuja a Boca Juniors a la catástrofe | 3-0

M. Jones

Los locales arrasaron, por intensidad y rapidez, tras entrar mejor en los dos tiempos. En la reanudación, Soteldo y Lucas Braga sentenciaron la goleada en seis minutos, castigando a un conjunto argentino impotente en ambas fases del juego. Marinho brilló por encima del resto y desencajó a Fabra, que acabó expulsado. Habrá final brasileña.


La obsesión de Boca Juniors por reconquistar la Copa Libertadores (ganó seis ediciones y perdió contra River Plate en la final de 2018) se cruzó este miércoles con la que arrastra Santos (tricampeón del torneo continental, la última vez en 2011 y con Neymar). El 0-0 de la 'Bombonera' reflejó la compresión precavida con la que estos dos históricos americanos han abordado su semifinal. En el Estádio Vila Belmiro se decidiría un choque entre la astucia argentina a domicilio y la seguridad casera brasileña. Con los primeros todavía en la pelea por la Copa Diego Armando Maradona y los segundos, sin más carta que la gloria que se repartirá en Marcaná. Con Palmeiras esperando.

Alexi Stival 'Cuca' no pudo contar con el meta titular John -contagiado de Covid- y fijó en la meta a Joao Paulo. Pará, Lucas Veríssimo, Luan Peres y Felipe Jonatan ocuparon la zaga, con Alison y Diego 'Pituca' en el doble pivote. Por delante se acumularía el talento de Jeferson Soteldo; Marinho y Lucas Braga, con la perla Kaio Jorge en punta. Nombres como Jobson, Madson, Sandry, Jean Mota o Arthur esperarían desde la banca.

Miguel Ángel Russo en su caso, dispuso de toda la plantilla, toda vez que recuperó al lesionado Jorman Campuzano. Colocó al colombiano en el eje, junto a Diego 'el Pulpo' González, con Sebastián Villa, Eduardo 'el Toto' Salvio, Franco Soldano y Carlos Tévez en la ofensiva. De la protección de Esteban Andrada se encargarían Leonardo Jara, Lisandro López, Carlos Izquierdoz y Frank Fabra. El papel de revulsivo correspondería a Cardona, Zárate, Ábila, Obando y Buffarini.

Se alzó el telón con un zurdazo angulado de Marinho que escupió el poste -minuto 1- y remate a las nubes de Kaio Jorge. Saltaron al verde encendidos los brasileños, negando a los argentinos una voluntad inicial de presionar que multiplicaría las faltas. Consiguió el 'Xeneize' aguantar el vendaval -chut demasiado angulado de Kaio Jorge y envío lamiendo el travesaño de Diego Cristiano- hasta que Soteldo se filtró en el área y disparó a la mano de López. 'Pituca' pescó el rechace y firmó el 1-0 -minuto 17-. Premiando a la ambición de su equipo.

Boca eligió contemporizar, consciente del valor doble de los tantos anotados fuera de casa. Eso sí, aglutinó más pelota (58% de posesión) e iniciativa cuando los locales bajaron sus revoluciones. Se equilibraría la relación de fuerzas ante el crecimiento de las precauciones, mas la percepción señalaba un mayor ardor, potencia y velocidad paulistas. Y los visitantes tardarían 31 minutos en generar una llegada. Tévez desbordó en transición, fue derribado y Villa engatilló un derechazo desviado en el rebote. En todo caso, 'Cuca' asumió un plan de juego directo, gestionando la ventaja desde el repliegue

Se quemaría el minutaje entre imprecisiones y escaramuzas, sin un gobierno real claro. La guerra de guerrillas se extendería hasta el intermedio, con brecha en la cabeza de Veríssimo como ejemplo de lo denso y peleado -desde el plano físico- del paisaje. El meta Joao Paulo no hubo de trabajar más que en algún centro lateral, todo lo contrario que Andrada. El arquero voló para despejar un cañonazo de Marinho -quien ganó la condición de puñal a Villa-; resolvió un desmarque profundo de Kaio Jorge; tapó el espacio al latigazo cruzado que emitió el joven goleador; y atajó un zurdazo de Soteldo.

Al descanso se había jugado según los parámetros del hiperactivo Santos, ya que no funcionó el sistema defensivo de Boca con la efectividad acostumbrada. El balance estadístico era explícito: 12-2 en chuts y 4-0 en tiros entre palos. Cada pérdida argentina mutaba en contragolpe, ante la incapacidad de Campuzano y González para frenar el vuelo ajeno y crear fútbol. Se abrían pasillos que recorrer con llamativa sencillez, constatando los problemas de cohesión del esquema de Russo. Y el preparador dio entrada a Capaldo y Buffarini -por Jara y González- para ajustar el dibujo al riesgo a asumir.

Un gol bastaba a los 'Xeneizes' en la reanudación para facturar el billete a la final. Apostaron por ahondar en el cuidado del esférico frente a un bloque que seguiría agazapado en territorio propio. Aguardando para explosionar en transición, pero no atrincherado. Y el encargado de prender la mecha fue el iluminado Soteldo, que sorprendió a Andrada con un relámpago pegado al primer palo. El venezolano disparaba la altura a escalar por los bonaerenses en el 50. Duplicando el examen a la mentalidad contrincante.

De repente, tomaba la empresa un aspecto de gesta para un conjunto 'bostero' que encajaría la goleada a continuación. Marinho sentó a Izquierdoz -tras diluir a toda la zaga con una simple pared- y asistió para que Lucas Braga autografiara, a placer, el 3-0 -minuto 52-. Había pagado muy cara la delegación argenta su inferioridad anatómica y de resolución en tres cuartos de cancha. No alcanzó a amenazar en ataque ni a cerrar en la espalda de sus centro del campo.

Tévez, orgulloso, dispararía un trueno que no se coló por poco, en la reacción inmediata. En cambio, este zarpazo de rebeldía no modificaría una inercia definida, más aún, cuando Fabra agredió a Marinho y se ganó la expulsión. Sea como fuere, batalló Boca por morir de pie. Comparecerían Ramón 'Wanchope' Ábila, Sandry, Jobson -por Soldano, 'Pituca' y Soteldo- y Salvio perdonaría ante Joao Paulo, en una acción que redundaría en la impotencia arrastrada: 'Carlitos' topó el rechace en la pierna de un zaguero y Villa haría lo propio en el cuerpo de otro. Y Capaldo marraría, con todo a favor, en un balón bajado por Izquierdoz -en jugada de pizarra-.

Se vaciarían los bonaerenses, en un ejercicio reseñable de gallardía. Porque a partir del 70, el 'Peixe' optó por reclamar la posesión. Esbozó circulaciones controladoras que trompicaron el arreón rival y granjearon a Marinho -irrefrenable- un zurdazo que rozó la madera. Emanuel Mas suplió a Salvio para reordenar el once tras la roja directa, en pleno derroche épico comandado, al fin, por Sebastián Villa. El colombiano dañó pegado a la cal y con un centro-chut que casi despistó al providencial portero local.

El desenlace cruzaría etapas con una progresión descendente de interés, aunque nunca abandonarían los futbolistas el tesón ni la garra -tampoco el ratio de infracciones-. El Santos refrendó la senda en la que navegaba -una sola derrota en los nueve partidos precedentes en su estadio-, convirtiendo a Andrada en el mejor de su camarín, y se exprimirá el 30 de enero para acabar con una sequía de cuatro años sin títulos. Desterrando, a las bravas, el anhelo de un escuadrón superado desde todo prisma. La afamada hinchada argenta volvió a sufrir un desplome de sus jugadores en la fecha clave. Y 'Cuca', que concluyó rotando, se vengó de las fangosas maniobras 'bosteras'. Denunciaron que los brasileños jugaron la ida conociendo el contagio de coronavirus de uno de sus miembros y exigieron sanciones.

- Ficha técnica:

3. Santos: Joao Paulo; Pará, Lucas Veríssimo, Luan Peres, Felipe Jonatan (m.79, Madson); Álison (m.83, Vinicius Balieiro), Diego Pituca (m.60, Sandry), Yéferson Soteldo (m.60, Jobson), Lucas Braga (m.80, Jean Motta); Marinho y Kaio Jorge.

0. Boca Juniors: Esteban Andrada; Leonardo Jara (m.46, Julio Buffarini), Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Frank Fabra; Diego González (m.46, Nicolás Capaldo), Jorman Campuzano, Eduardo Salvio (m.57, Emmanuel Más), Sebastián Villa; Carlos Tevez y Franco Soldano (m.56, Ramon Ábila).

Goles: 1-0, m.15: Diego Pituca. 2-0, m.48: Yéferson Soteldo. 3-0, m.50: Lucas Braga.

Árbitro: el colombiano Wilmar Roldán. Expulsó a Fabra con roja directa (m.56) y amonestó a Salvio, Izquierdoz y Diego Pituca.

Incidencias: partido de vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores jugado en el estadio Vila Belmiro, de Santos.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es