17 de abril de 2021, 16:28:41
Los Lunes de El Imparcial

Novela


Juan Vilá: 1980


Anagrama. Barcelona, 2021. 168 páginas. 17,9 euros. Libro electrónico: 9,99 €.

Por Luisa Martínez


Juan Vilá (Madrid, 1972) cursó estudios de Filosofía, pero se ha dedicado al periodismo, colaborando en diversos medios. Ha compaginado esta actividad con la literatura. Se dio a conocer en 2012, con m, un título misterioso que encerraba una serie de historias de trama y vidas cruzadas, y un punto de thriller y ciencia ficción–un hombre mata a otro, con una sorpresiva condición de víctima y victimario-, en la que ya puso de relieve su originalidad y que despertó el interés de crítica y lectores. Posteriormente apareció El sí de los perros, donde reaparecía su cosmovisión, desencantada y pesimista, crítica con la sociedad actual, a través de un relato que se inicia con una boda celebrada en la sierra madrileña, con numerosos invitados pertenecientes a una “clase media con pretensiones”, y se ambienta en una noche veraniega de finales de 2010, y nos deja un regusto apocalíptico.

Asimismo, ha publicado Señorita Google, protagonizada por un cuarentón, inmerso en una existencia insatisfactoria, con un trabajo precario que casi no le permite cubrir las necesidades básicas, y una búsqueda infructuosa de pareja estable, jalonada por variopintos encuentros sexuales. De pronto, descubre que en uno de ellos, su partenaire es una empleada de Google, y empieza a fabular que quizá sea posible dar un giro de 180 grados a su vida. Una singular exploración del amor y de lo que estamos dispuestos a pagar por él, y de internet y las nuevas tecnologías que se están apoderando del día a día, para bien y para mal, de millones de personas.

Ahora, nos sirve 1980, que podría inscribirse en el célebre comienzo de Anna Karenina, de Tólstoi: «Todas las familias felices se parecen unas a otras, pero cada familia infeliz lo es a su manera», con la salvedad de que de esta nueva propuesta de Juan Vilá parece desprenderse la idea de que, en realidad, prácticamente todas las familias son infelices, y guardan en el armario taras y secretos inconfesables, que no son melodramáticos –no hay violencia ni abusos sexuales ni calamidades-, pero sí de una soterrada furia e infelicidad.

El protagonista y voz narradora de 1980, conoce a su nuevo padre en ese año, tras la muerte de su verdadero progenitor en un accidente automovilístico y haber sido criado por su madre y sobre todo por una abuela que no es precisamente dulce ni cariñosa. Juan Vilá nos introduce en una historia paradójica, en la que se entremezcla la ternura y el amor filial con un ajuste de cuentas del protagonista hacia su familia. Una historia que no deje indiferente y donde se revela en toda su intensidad cómo acertadamente calificó la autora Marta Sanz a Vilá: “un escritor alunicero”. Abróchense el cinturón para sumergirse en 1980.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es